Directora de Fundación Mil Hojas presentó denuncia en la Fiscalía por intimidación

Directora de Fundación Mil Hojas presentó denuncia en la Fiscalía por intimidación



El 19 de agosto, Martha Roldós, directora de Fundación Mil Hojas, presentó una denuncia ante la Fiscalía de Pichincha por intimidación, luego de encontrar a ocho desconocidos esperándola afuera de su casa, al norte de Quito, el pasado 8 de agosto.

Roldós manifestó a FUNDAMEDIOS que ese día cenaba con amigos en el restaurante “La Aurora”, ubicado en el barrio La Floresta, al centro norte de Quito, cuando un grupo de simpatizantes del expresidente Rafael Correa empezó a intimidarla, gritándole mensajes ofensivos a ella y a sus acompañantes.

“No les presté atención y después de 40 minutos nos fuimos del lugar sin que haya mayor incidente. Ellos, frustrados, bajaron y tomaron nota de la placa del carro en el que estábamos. Primero fuimos a dejar a otra gente y cuando estaba llegando a mi casa a las dos de la mañana, había ocho personas esperándome allí. Fue un gran susto porque se pararon frente al carro, hicimos una maniobra y nos fuimos”, señaló Roldós.

De hecho, esa noche durmió donde un amigo porque sintió temor de permanecer sola en su domicilio. Roldós comentó que, en ocasiones pasadas, ha recibido comentarios negativos de simpatizantes al régimen anterior, pero esta es la primera ocasión en la que desconocidos la esperan afuera de su casa.

Pocas horas antes de este incidente, la jueza Daniela Camacho aceptó el pedido de la fiscal, Diana Salazar, de ordenar prisión preventiva contra el expresidente, Rafael Correa, en el caso que implicaciones acusaciones de sobornos para financiar ilícitamente campañas de Alianza PAIS.

Roldós asegura que denunció este hecho judicialmente, pues teme que las agresiones aumenten y terminen afectando a otros colegas como Fernando Villavicencio y Christian Zurita, autores de la investigación periodística que destapó los sobornos para beneficio del partido de gobierno de Correa.

FUNDAMEDIOS condena este tipo de acciones de amedrentamiento a periodistas y activistas. Hace un llamado a respetar la libre expresión y opinión en un país democrático.