Líder indígena acusó a medios de comunicación de desinformar sobre el paro nacional

Líder indígena acusó a medios de comunicación de desinformar sobre el paro nacional



El pasado 25 de octubre, el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (CONAIE), Jaime Vargas, acusó públicamente a varios medios de comunicación de difundir información falsa durante y después del paro nacional, que inició el 03 de octubre y concluyó el 13 del mismo mes.   

“Rechazamos frontalmente la actuación de los medios de comunicación masiva del Ecuador como Teleamazonas, TC Televisión, Gamatv, Ecuavisa, medios impresos, Diario Expreso, El Universo y todos los que difunden información falsa. Exigimos que actúen dentro de los principios de veracidad y objetividad y emitan información oportuna y contrastada, respecto a la movilización de octubre y el actuar de los dirigentes (…)”, señaló el dirigente durante una transmisión en Facebook Live.

En contacto telefónico con Fundamedios, Vargas mencionó que los medios de comunicación tradicionales han tergiversado la información que el movimiento indígena ha emitido. Aseguró que el diálogo con el Gobierno Nacional sigue en pie y no ha habido ruptura, como se menciona en la prensa. 

Según el Presidente de la Conaie, los canales y periódicos posicionaron en su agenda mediática que con el levantamiento indígena se iniciaron los saqueos. “No han hecho entender al país que el levantamiento fue de todos los pueblos y de todas las organizaciones”, concluyó.

El dirigente y su equipo jurídico evalúan las acciones que tomarán para exigir la rectificación de la información que consideran errónea. No especificó la fecha en que lo harán.

El pasado 03 de octubre se inició un paro nacional en Ecuador en rechazo al Decreto Ejecutivo 883 que eliminaba el subsidio a la gasolina. Las protestas terminaron el 13 de octubre cuando el Gobierno dialogó con el movimiento indígena y depuso la medida.

Tras 11 días de protestas violentas el saldo fue de 10 muertos, más de mil personas aprehendidas, 138 periodistas agredidos y millonarias pérdidas materiales en el país.