fbpx

Fundamedios

Proceso Judicial

Actualización: Justicia ratificó la inocencia de dos funcionarios públicos de Radio Pichincha

por | May 4, 2022

Ecuador, 4 de mayo de 2022· La jueza de la Unidad Judicial Penal de Iñaquito, María Elena Lara Torres, ratificó hoy la inocencia de Andrés Durán y Adrián Acosta, quienes conducen el programa ‘Bajo el Ocaso’, que se transmite en Radio Pichincha. Ellos fueron denunciados por la agente civil de tránsito de Quito Cecilia Vivanco Llumiquinga, quien los acusó de haber lanzado expresiones de descrédito y deshonra en su contra.

El 18 de enero de 2022 el programa ‘Bajo el Ocaso’ utilizó como tema principal de análisis la designación de la agente como Directora General de la Agencia Metropolitana de Tránsito y titularon al programa: ‘Insólito: una chapita de tránsito dirige la AMT’. En el minuto 36 del programa los conductores anunciaron que darán una revelación, pues lo más novedoso es que “han dejado de directora general de la AMT a una chapita de tránsito”. Dijeron que se trata de la señorita Cecilia Cayetana Vivanvo Llumiquinga, junto a la frase “chocholos al poder”. Los funcionarios públicos que conducen el programa cuestionaron que haya estudiado cuatro meses para llegar a ese cargo en la AMT e hicieron una analogía: es como si a un policía o a un cabo le pusieran de Ministro de Defensa o, que a alguien de tropa le pusieran como una máxima autoridad. Aseguraron que la funcionaria no tiene preparación para un cargo directivo y que es la primera vez que un agente de tránsito ocupa la Dirección de esta institución. 

En la denuncia, presentada ante la Unidad Judicial de Contravenciones de Quito, la agente  metropolitana sostiene que los funcionarios se burlaron de sus estudios, de su designación temporal, que la discriminaron por su apellido y su etnia, tildándola de “chapita de tránsito”. Vivanco aseguró que la actitud “grosera y amenazante” de los conductores del programa atentó contra su dignidad y su honra.

El abogado defensor de los trabajadores de Radio Pichincha, Francisco Herrera Arauz, aseguró —en declaraciones ofrecidas a medios de comunicación a la salida del juzgado—  que las pruebas que presentó la defensa de la parte acusadora fueron los testimonios de dos compañeros de la agente y las grabaciones del programa, que fueron extemporáneas y, por lo tanto, no fueron aceptadas por la jueza, quien ratificó la inocencia de los dos funcionarios

Un llamado de atención a la Radio de la Prefectura

Desde Fundamedios nos ratificamos: si bien condenamos el uso del derecho penal para castigar una expresión, por estar reñido con los estándares internacionales, la libertad de expresión no puede amparar contenidos claramente discriminatorios, como sucede en este caso. Burlarse de una persona, funcionario o no, por sus rasgos físicos o raciales, condición socio-económica, rango, actividad o profesión es una práctica condenable éticamente y constituye un discurso discriminatorio inaceptable. 

En este caso, hay un agravante, pues las expresiones fueron emitidas por los funcionarios durante un programa que se financia con recursos públicos. Claramente, los empleados de un medio estatal han transgredido los límites al calificar a una agente metropolitana como “chapita”, cuestionando que por su condición no podría aspirar a un cargo jerárquico. 

No obstante, vemos como positiva la decisión de la Jueza, ya que la posibilidad de que los denunciados vayan a la cárcel por esas expresiones tampoco era viable, pues afectaba la calidad de la libertad de expresión. 

 

LO MÁS RECIENTE

SUSCRÍBETE AHORA

Manténgase actualizado con nuestro boletín semanal.

EN TIEMPO REAL