fbpx

Fundamedios

Procesos legales

Corte ratifica sentencia que condena a prisión a asambleísta y activistas

por | Jul 25, 2013

ENGLISH VERSION

El 24 de julio de 2013, la Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia rechazó el recurso de nulidad y la apelación interpuestos por el asambleísta de Pachakutik Cléver Jiménez, el exsindicalista Fernando Villavicencio y el activista Carlos Figueroa, que el pasado 16 de abril fueron condenados a prisión y a pedir disculpas públicas por supuestas injurias contra el presidente Rafael Correa.

El tribunal conformado por los jueces Wilson Merino, Johnny Ayluardo y Paúl Íñiguez decidió rechazar el recurso de nulidad y declarar sin lugar la apelación, por considerar que la sentencia dictada por la jueza Lucia Blacio es congruente, porque se ha cumplido con el debido proceso y las garantías de los derechos de los sujetos procesales, y porque se ha demostrado la existencia material de la infracción.

Sin embargo, este criterio es contrario al de la defensa de Jiménez, Figueroa y Villavicencio. El abogado Julio Sarango dijo a Fundamedios que, además de que no se cumplió con el debido proceso ni el derecho a la defensa, “se hicieron interpretaciones totalmente extensivas; apreciaciones subjetivas, para favorecer al querellante y causarles daños a los acusados”. Para Sarango, tampoco se probó el tipo penal. “El tipo penal es muy claro, dice que la acusación judicial o denuncia debe ser probada en juicio y en este caso nunca hubo juicio, se quedó en la fase pre procesal, por lo tanto, no se cumplieron los requisitos. El presidente nunca fue llamado a juicio y si no hay acusación, no hay juicio”, apuntó el abogado.

Por su parte Caupolicán Ochoa, abogado del Presidente, señaló que el proceso se llevó adelante cumpliendo las normas constitucionales y legales, por lo que se debía declarar la nulidad y rechazar la apelación.

Cabe recordar que este juicio se originó en 2011 a raíz de la acusación que formularon los ahora sentenciados, respecto a que el Presidente habría ordenado la incursión armada en el Hospital de la Policía durante los hechos ocurridos el 30 de septiembre del 2010. Dicha demanda fue desechada y el mandatario los contrademandó por el delito de injurias.

El asambleísta Cléver Jiménez cuestionó la decisión del tribunal: “La sentencia es con el único objetivo de amedrentar al pueblo ecuatoriano; con el único objetivo que nadie se atreva a denunciar al gobierno. Si es que el ejemplo tiene que ser que vaya a la cárcel, lo haré, pero levantemos la voz y sigamos denunciando la corrupción”, dijo el asambleísta .

El pasado 16 de abril de 2013, la jueza de la Corte Nacional de Justicia Lucy Blacio sentenció al asambleísta Jiménez y a Villavicencio a un año y medio de prisión, mientras que el activista Figueroa recibió una condena de seis meses por el delito de injurias. Los acusados también fueron sentenciados a ofrecer disculpas públicas al Jefe de Estado a través de los medios de comunicación escritos, televisivos y radiales y pagar una indemnización de USD 140.000, calculada de acuerdo al salario actual del Mandatario (superior a USD 6.000).

National court affirms conviction against congressmen and union leaders

On July 24 2013, the Criminal Chamber of the National Justice Court rejected the cassation and annulment recourse presented by congressman Cléver Jimenez (Pachakutik), former union leader Fernando Villavicencio and activist Carlos Figueroa, who were all convicted on the crime of defamation against President Rafael Correa.

The Court, conformed by Judges Wilson Merino, Johnny Ayluardo y PaúlÍñiguez rejected the annulment and the cassation request, indicating that the decision of judge Lucy Blacio in consequent, and that the right of due process have been respected. She further mentioned that the crime had been dully proved during the process.

The defense argues otherwise. Attorney Julio Sarango told Fundamedios that the right to due process and defense had been violated. He further indicated that the law was applied extensively, in order to favor the President and harm the accused.According to Sarango, the crime itself was not well proven: “the law indicates that the facts for which a person is accused must be proved in trial. Since the President was never judged, the facts that Jimenez accused Correa of could never be proved as true or false”.

On the other hand, the President´s attorney, Caupolicán Ochoa, sustained that the process was carried out adequately, respecting the Constitution and the Law, therefore the request was rightly dismissed.

The process started in 2011 after Jimenez and the other convicted persons,presented a criminal accusationagainst President Rafael Correa under the charges of crimes against humanity with regards of the armed incursion to the Police Hospital in September 30, 2010 during a police uprising. The accusation was dismissed and Correa sued Jimenez and the others back under defamation charges.

Cléver Jiménez questioned the decision of the National Court: “The decision aims to scare Ecuadorians, so that no one will denounce the arbitrary acts of this Government. If I must set an example by going to jail, so be it. But we will rise our voices, and we will keep denouncing the corruption of this government”.

 On April 16 past, Judge Lucy Blacio condemned Jiménez and Villavicencio to one year and a half in prison, while Figueroa got a 6-month sentence for defamation. All three were condemned to present a public apology to the President, and pay him  a US$ 140.000,00 indemnity, calculated on the basis of Correa´s salary (US$ 6.000).

LO MÁS RECIENTE

SUSCRÍBETE AHORA

Manténgase actualizado con nuestro boletín semanal.

EN TIEMPO REAL