Equipo periodístico de TC Televisión fue agredido durante una cobertura 

Equipo periodístico de TC Televisión fue agredido durante una cobertura 



Ecuador, 29 de septiembre de 2021. La reportera de Tc Televisión, Nicolle Kalil y el camarógrafo, Jorge Ortega, fueron agredidos la tarde de ayer por un ciudadano mientras realizaban una cobertura en el norte de Guayaquil.

La periodista contó a FUNDAMEDIOS que durante los últimos días ha sido víctima de cuatro agresiones: ayer a las 13:30 mientras realizaba un reportaje en una zona comercial del norte de Guayaquil, sobre el tráfico vehicular, un comerciante ambulante se acercó hacia ellos de manera agresiva, se puso frente al lente de la cámara y empezó a empujar y golpear en el pecho al camarógrafo, invitándolo en tres ocasiones a pelear. 

Les increpó por qué estaban ahí y empezó a reclamarles por filmar su mercadería. “Fueron cinco minutos de un acoso constante”, sostiene Kalil. 

No es la única ocasión que han sido atacados. La semana pasada el equipo periodístico fue al suburbio de Guayaquil a realizar una nota sobre la mala disposición de desechos. Ahí una persona intentó abrir las puertas del vehículo de TC Televisión para robarles. Ayer en José de Antepara en una reportería sobre el uso de la mascarilla en las unidades de transporte, casi son asaltados, pero fueron defendidos por los vendedores ambulantes. En Samanes 7 también intentaron robarles. 

Este no es el único caso en Guayaquil de intento de robo a periodistas durante el ejercicio de sus funciones. Ayer, en los exteriores de la Penitenciaría del Litoral, un equipo periodístico de El Universo también fue víctima de un intento de robo. Asimismo un periodista del Diario Expreso fue asaltado esta mañana cerca de la Bahía. La periodista Blanca Moncada a través de un trino dijo que los equipos periodísticos registran hechos de amenazas de robo durante coberturas en la calle: “esto está incontrolable”.

La periodista de Tc Televisión considera que ante el incremento de la inseguridad en Guayaquil los periodistas no pueden trabajar con tranquilidad y eso está afectando la libertad de prensa y la calidad de la información que proporcionan.  “Nosotros tenemos miedo de salir a la calle a hacer nuestras coberturas”, dijo.