Equipo periodístico de Teleamazonas fue agredido durante intento de cobertura en domicilio de Jacobo Bucaram

Equipo periodístico de Teleamazonas fue agredido durante intento de cobertura en domicilio de Jacobo Bucaram



Ecuador, 28 de julio de 2021. La periodista Luisa María Heredia y el camarógrafo Ronald Romo de Teleamazonas fueron agredidos e intimidados la tarde de ayer por un grupo de seis personas que custodiaban el domicilio de Jacobo Bucaram Pulley, quien cumple un arresto domiciliario por el delito de delincuencia organizada por comercializar pruebas rápidas de Covid-19. 

En conversación con Fundamedios la periodista de Teleamazonas contó que eran la 13:00 cuando llegaron hasta el domicilio de Jacobo Bucaram, ubicado en la ciudadela Kennedy, con el propósito de realizar unas tomas. En ese instante se percataron de un jeep rojo con cuatro personas y una moto con dos personas que los empezaron a escoltar: “el conductor de la moto se me pone de frente y me dice: ‘andate’ y arrancó”, recordó que el copiloto del jeep rojo les grababa las caras y otro se bajó a preguntar qué hacían en el sitio, posteriormente lanzó la cámara al piso y se fue encima del camarógrafo con la advertencia de que la próxima vez que los vea “nos va a romper la cámara y te voy a romper a tí”, contó Heredia. 

Heredia llamó al 911 y cuando les dijeron que estaban saliendo en vivo los desconocidos se asustaron y procedieron a huir recalcando que la próxima vez que los vean les romperán la cámara. El vehículo de Teleamazonas fue custodiado durante una cuadra hasta la avenida Juan Tanga Marengo cuando finalmente se alejaron. 

Jacobo Buracam sigue en su casa cumpliendo arresto domiciliario pese a que hace 4 meses la Corte Provincial de Justicia de Pichincha declaró la nulidad de lo actuado por el juez Esteban Calderón quien concedió un hábeas corpus para que sea trasladado desde la Cárcel 4 hacia su domicilio en Guayaquil. 

La periodista Dayanna Monroy también alertó del hecho en su cuenta de Twitter:  “La próxima vez que te vea te rompo esa cámara”, le dicen hombres en dos vehículos a uno de mis compañeros que realizaba su trabajo periodístico en los exteriores de la casa de Jacobo Bucaram. Él sigue en su vivienda pese a que debería estar cumpliendo prisión preventiva”.