Exalcalde de Loja persigue a periodista Freddy Aponte usando el aparato judicial 

Exalcalde de Loja persigue a periodista Freddy Aponte usando el aparato judicial 



En un capítulo más de una persecución que parece interminable y que incluye seis juicios anteriores, el periodista lojano Freddy Aponte, conductor del programa Primer Plano, transmitido por Radio Zapotillo, de Loja (Sur del Ecuador, frontera con el Perú), recibió una notificación de la Fiscalía en la que se ordena al Gerente del medio remitir una copia del programa del 28 de enero de 2020 en la cual hizo un recordatorio de cuando estuvo encarcelado por acción del exalcalde de la capital lojana, José Bolívar Castillo.

La Fiscalía requiere el audio completo de la transmisión de martes desde las 07:00 hasta las 08:00. También el nombre del autor y responsable del espacio. Esta solicitud se considera un paso pre procesal para determinar los méritos de un posible nuevo enjuiciamiento del periodista.

En Primer Plano, el periodista cuestionó a la justicia ecuatoriana y recordó que el 28 de enero de 2009 salió de la cárcel luego de seis meses encerrado tras ser acusado de injurias por Castillo.  Además, se refirió a la adquisición de unos terrenos de forma fraudulenta durante la gestión del exfuncionario. 

“11 años con medidas cautelares, 11 años insolvente, 11 años que no puedo salir del país, 11 años que no puedo acudir a entidades financieras, 11 años que no puedo enajenar bienes,  que no podría adquirir uno porque me lo quitan, 11 años debería ser el escarnio público para la justicia”, indicó el locutor.

El caso de Freddy Aponte, así como el de la Asambleísta Jeannine Cruz también encarcelada por acción de Castillo por unos comentarios en redes sociales, constan en el informe del Consejo de la Judicatura Transitorio sobre perseguidos políticos bajo el correísmo con el uso del sistema judicial. 

Recuento de los juicios anteriores 

La primera demanda por injurias calumniosas fue interpuesta por Castillo en 2008. Por ella, Aponte fue sentenciado a seis meses de prisión. El segundo juicio fue por daño moral con una sentencia que lo obligaba a pagar 54.633 dólares. El periodista no canceló los valores “por carecer de recursos”.

Ante ese panorama, José Bolívar Castillo volvió a demandarlo en 2009 por insolvencia fraudulenta; y, en 2011, el Tribunal Segundo de Garantías Penales de Loja lo declaró culpable. Además, le interpuso un nuevo juicio por injurias, el cual terminó en una sentencia de cinco años de prisión.

El 26 de marzo de 2013, la sala Penal de la Corte Nacional de Justicia declaró inocente al periodista. No fue preso por el proceso de insolvencia fraudulenta; pero, por la acusación de injurias, sí.

Castillo agotó los recursos judiciales y presentó una acción extraordinaria de protección ante la Corte Constitucional, la cual fue aceptada ratificándose la orden de prisión.

En septiembre de 2013, Castillo, entonces asambleísta por el movimiento Acción Regional por la Equidad (ARE), demandó nuevamente a Aponte por injuria no calumniosa grave tras una entrevista en Ecuavisa. La demanda no prosperó.

El 3 de julio de 2017, el radiodifusor fue notificado con una nueva sentencia de insolvencia económica. Por ello, quedó incapacitado de administrar sus bienes y tiene prohibición de salir del país.