Periodistas de Grupo El Comercio reclaman transparencia y mejores condiciones de trabajo.

Periodistas de Grupo El Comercio reclaman transparencia y mejores condiciones de trabajo.



A través de un comunicado, los periodistas y trabajadores de Grupo El Comercio hicieron pública su insatisfacción sobre la falta de transparencia de la empresa respecto a sus condiciones laborales. En el documento se menciona el retraso de dos meses del salario de los trabajadores, el desconocimiento en fechas y planes de pago, la reducción del 25% de su remuneración y la inexistencia de soluciones efectivas y oportunas. El comunicado se emitió luego de una reunión que mantuvieron con los directivos de la empresa. Los periodistas señalan que “se acerca la jornada electoral” y que su trabajo es clave para entregar a la ciudadanía información “veraz y oportuna”, por lo que piden la solución de los inconvenientes que exponen en la comunicación.

En el manifiesto los trabajadores informan que existe “la ambigua disposición de los órganos directivos para dar a conocer fechas o planes de pago y para abordar la permanente desvinculación de compañeros y compañeras”. Además, indican que las autoridades de la empresa los han mantenido en “una completa incertidumbre desde diciembre del 2020”. Según se describe en el documento, los trabajadores mantuvieron una reunión, el 1 de abril del 2021, con los altos directivos y quedaron inconformes por la “invalidación de la complejidad que vivimos y de nuestras inquietudes”.

Uno de los puntos expuestos por los periodistas del Grupo El Comercio expone que en abril de 2020 se les notificó la reducción del 25% de su salario, pero con igual proporción de la jornada. Sin embargo, aseguran que “esto no se ha cumplido” y que han visto multiplicadas las horas de su jornada y carga laboral para dar cobertura a la coyuntura de la pandemia y para cumplir con las labores de las personas que fueron despedidas o que renunciaron. El incumplimiento del pago de salarios se opone a lo dispuesto en el Código del Trabajo, en el artículo 83, que establece el plazo para pagos y señala que: “el plazo para el pago de salarios no podrá ser mayor de una semana y el pago de sueldos, no mayor de un mes”.

Además, por la reducción del salario los empleados han asumido deudas para solventar la economía de sus hogares y para mejorar sus condiciones de teletrabajo, por ejemplo, con mejores planes de internet fijos y móviles y con el mantenimiento de sus equipos personales ya que no han sido dotados por la empresa, según se señala en el comunicado. La Constitución de la República, en su artículo 328, manda que los trabajadores deban tener una remuneración justa, “con un salario digno que cubra al menos las necesidades básicas de la persona trabajadora, así como las de su familia”.

Entre las peticiones de los trabajadores están: “una línea directa y oportuna de comunicación para resolver las dudas respecto al futuro de la empresa y de sus empleados”, que se cumpla con el ofrecimiento que la empresa les hizo el 4 de febrero de 2021 de entregarles información sobre sus salarios de forma oportuna, que se presente por medios formales “los términos que permitirán que podamos laborar en otros lugares”. Esto último, porque la empresa les señaló la apertura de la cláusula de exclusividad, sin embargo no hay ningún documento formal que avale ese ofrecimiento. Sobre todo, piden que existan conversaciones claras sobre la verdadera situación económica del Diario y las acciones que las autoridades toman para solventarla.

A pesar de lo anterior, los periodistas de Grupo El Comercio manifiestan, como está en el comunicado, el afán de “ayudar a diario El Comercio” desde sus competencias para la consecución de los objetivos que les “permitan salir de la crisis económica que se vive en la actualidad” y para “llegar a una estabilidad en el futuro”. También están dispuestos a aportar en la creación de un plan para optimizar recursos, “sin que eso precarice la situación laboral”.  En el comunicado se solidarizan con sus compañeros de trabajo que fueron despedidos como resultado de la situación económica y con aquellos que renunciaron por la inestabilidad de la empresa al pagar sus salarios. 

Fundamedios expone su preocupación y se solidariza con los periodistas de Grupo El Comercio por la precarización de su trabajo, y se une al pedido de que la empresa transparente a sus colaboradores cuál es la situación económica actual y cuáles son las acciones que sus directivos realizan para solucionarla. Asimismo, recuerda que la precarización laboral de los periodistas repercute en su labor de mantener informada a la sociedad con información oportuna y de calidad, y deja en un estado de vulnerabilidad a los profesionales de la comunicación, lo que impide garantizar  la libertad de expresión en el país.

Cabe recordar que El Comercio es una de las principales cabeceras periodísticas del país y, a finales del 2014, el medio fue vendido al holding mediático que controla el empresario mexicano Remigio Ángel González y que se extiende por toda América Latina.