Periodistas fueron agredidos por la Policía durante comparecencia del Alcalde de Quito en la Fiscalía

Periodistas fueron agredidos por la Policía durante comparecencia del Alcalde de Quito en la Fiscalía



Ecuador, 16 de junio de 2020.- La Unidad de Mantenimiento (UMO) de la Policía Nacional (PN) impidió el ingreso de al menos 12  periodistas a las dependencias de la Fiscalía General del Estado (FGE), en Quito, que buscaban declaraciones del alcalde de la ciudad, Jorge Yunda. El funcionario acudió para rendir su versión libre y voluntaria sobre la adquisición con un presunto sobreprecio de las pruebas PCR para detectar la COVID-19.

Emerson Rubio, coordinador regional de diario Extra, señaló a Fundamedios que no existía un lugar seguro para entrevistar a Yunda y a Stalin López, abogado del exsecretario de Salud de Quito, Lenín Mantilla, quien fue sea separado del cargo. Esto ocurrió luego de que la Fiscalía allanara su vivienda y otras dependencias. 

El periodista cuestionó la carencia de garantías para realizar la cobertura. Se instaló una barrera policial que impedía tomar declaraciones y, pese al distanciamiento social, en el lugar había casi 200 simpatizantes del Alcalde aglomerados en las afueras del edificio. 

“Tenemos una pandemia encima y nosotros debemos continuar trabajando. No hubo planificación de ninguna de las instituciones para recibir a los medios. Lo que hicieron es mezclarnos con toda la aglomeración de simpatizantes (…) La Policía no permitió el paso y empujó a varios periodistas que estaban entrevistando”, describió Rubio.

Daniel Borja, reportero de Canal Uno, se acercó al Comandante de la UMO, encargado de brindar seguridad al Alcalde, para solicitar que ubicara a la prensa en una zona más segura, a lo cual se negó sin fundamento. Esto hizo que los periodistas queden entre el cerco policial y los simpatizantes, quienes además los agredieron verbalmente, tildándolos de “corruptos”. 

“No hubo personal de la Agencia Metropolitana de Control que sepa disuadir a la gente y hacerles cumplir las disposiciones del COE Nacional (no aglomeraciones y distanciamiento social). Creo que es un abuso de poder, pues parece que se generan disposiciones para quienes están con el Alcalde y otras para quienes no están con él”, señaló Borja. 

La reportera de Telerama, María Mercedes Granda, fue agredida por dos uniformadas de la Unidad de Mantenimiento. Según narró a Fundamedios, una de ellas la pateó y la otra le clavó las uñas en el estómago durante la aglomeración. 

Granda insistió en que no hubo garantías para que la cobertura, sobre todo en el marco de la declaratoria del estado de excepción dada la noche de este 15 de junio por el presidente Lenín Moreno. 

Fundamedios hace un llamado a las autoridades a respetar el trabajo de la prensa. La organización rechaza públicamente que no se brinde las garantías para cumplir con el rol de informar a la ciudadanía en un contexto delicado como la pandemia. Además, se intentó obtener la versión de la Policía Nacional, pero a la publicación de esta alerta no se obtuvo respuesta.