fbpx
Investigaciones

362

Televicentro, el más nuevo canal de televisión en Quito, apareció en las pantallas sin que se cumplieran los procedimientos establecidos en la Ley para que lo hiciera. La confirmación vino de parte del Consejo de Regulación de la Comunicación (Cordicom), que no recibió el proyecto comunicacional, tal como la Ley de Comunicación lo pide.

Esta estación es propiedad del magnate mexicano Remigio Ángel González, quien controla alrededor de 45 medios de comunicación en el continente (más de 20 en Ecuador). El canal salió al aire el 1 de febrero del 2016, después de que se le adjudicaran frecuencias “temporalmente” por motivos de investigación.

Según la Ley de Comunicación y el Reglamento a esa normativa, antes de que se apruebe la adjudicación de la frecuencia debía notificarse al Cordicom con la grilla de programación que se transmitiría. Este requisito es necesario incluso para las adjudicaciones “temporales”.

Sin embargo, en este caso, esa obligación no se cumplió. Fundamedios requirió la información sobre Televicentro al Cordicom el 2 de febrero del 2016. La respuesta llegó más de un mes después, el 22 de marzo, y establece que esa entidad “no ha recibido el proyecto comunicacional por usted solicitado, ni directamente por parte de la referida empresa Organización Ecuatoriana de Televisión, ni dentro de los trámites en los que la Ley dispone la participación de este Consejo”.

Esto quiere decir que la frecuencia temporal fue otorgada por la Agencia de Regulación de las Telecomunicaciones (Arcotel) sin que se cumplieran todos los trámites necesarios.

Finalmente, el Cordicom sugiere que, para una respuesta sobre la puesta al aire de Televicentro, al organismo competente, en este caso, la Arcotel.

465

La Superintendencia de Control de Mercado llamó a nuevas reuniones para investigar dos medios de comunicación vinculados con el mexicano Remigio Ángel González. El llamado se hizo después de que Fundamedios y cinco medios digitales publicaran una investigación sobre el nuevo canal de televisión de este emporio, Televicentro.

Por oficios, la Superintendencia citó a entidades públicas y privadas para reuniones, que se desarrollan desde el pasado 19 de febrero. El objetivo es, según señalan los oficios, “tratar el tema relativo a la compra de acciones efectuada por Telecomunicaciones Globales de Entretenimiento Televisivo Teglovisión S.A. a Grupo el Comercio C.A., su posterior inicio de actividades televisivas en la frecuencia en la que operaba Telecuatro Guayaquil C.A.”. Además, la Superintendencia pide abordar la investigación de la ONG y los portales digitales 4 Pelagatos, Focus, Plan V, Rayuela Radio, Wambra Radio, Fundación Mil Hojas y Fundamedios.

El informe publicado la semana pasada revela que, detrás de una cortina societaria, González posee al menos 17 medios de comunicación en Ecuador y tiene concesiones para 87 frecuencias de radio, televisión analógica y televisión digital. También señala que Televicentro, que sale al aire con un noticiero que usa la marca de El Comercio, está operando con frecuencias temporales.

La Superintendencia de Control de Poder de Mercado citó a la Superintendencia de Comunicación, el Consejo de Regulación de la Comunicación, la Agencia de Regulación de las Telecomunicaciones, Telecomunicaciones Globales de Entretenimiento Televisivo Teglovisión S.A., Grupo el Comercio C.A., el diario El Universo ya los partícipes de la investigación de los medios digitales y ONGs.

A través de un boletín de prensa, la Superintendencia señala que investiga desde el 6 de enero del 2015 la transacción de compra de El Comercio. Dice que la convocatoria responde a “la notificación de concentración económica con fines informativos”.

442

El ministro de Telecomunicaciones, Augusto Espín, confirmó que las frecuencias para el funcionamiento de un nuevo canal no se podían otorgar sin un concurso público. Las declaraciones las hizo en torno al aparecimiento de Televicentro, un nuevo canal relacionado con el mexicano Remigio Ángel González, que cinco medios digitales y dos ONG revelaron.

Este 18 de febrero de 2016, en entrevista con GamaTV, el ministro aseguró que no es posible que un canal sea otorgado a medios privados sin un concurso, debido al marco legal que existe en el país. Sin embargo, señaló que en el caso de Televicentro, no se trata de un nuevo canal sino de uno que ya existía y se cambió de nombre. Se refiere a RTS Quito, que dio paso a Televicentro.

El funcionario dijo que, en este caso, no se trata de una concesión sino de una “autorización” que es “un acto administrativo que puede  ser revertido de la misma forma por la autoridad, es decir, es  un acto administrativo precario”.

Las “autorizaciones” temporales otorgadas por la Agencia de Regulación del Espectro (Arcotel) fueron entregadas en agosto del 2015. En las resoluciones se estableció que son repetidoras para realizar pruebas de “nuevas tecnologías de radiodifusión”.

Pero, según el Ministro admitió, las pruebas que se están realizando en las frecuencias entregadas a Televicentro y RTS no son “nuevas tecnologías”. Técnicos consultados por Fundamedios confirmaron que la tecnología de isofrecuencia no es novedosa en el país. Añadieron que incluso resulta extraño que se experimente con ésta en televisión analógica, que supuestamente dejará de existir a fines de este año, cuando comience el apagón analógico y se migre a televisión digital.

De hecho, las investigaciones en el canal 11 ya se habían hecho en dos ocasiones en Quito y Guayaquil. La primera vez fue cuando Ecuador TV hizo su aparición y salió por esa frecuencia; la segunda, en el 2014, por pedido de la estación La Tele, también perteneciente al grupo de Remigio Ángel González. Es decir, supuestamente se está probando una misma tecnología por tercera vez.

¿Qué es la isofrecuencia? Es la capacidad para enviar por una misma frecuencia varias señales. Se usa por ejemplo en la televisión digital, pues con una sola antena se podrá subir todo Quito o Guayaquil. Espín lo explica así: “Con esta tecnología, lo que se logra es asignar un solo canal y se dispone de mayor capacidad en el espectro”.

Sin embargo, los técnicos consultados por Fundamedios aseguran que lo que se está haciendo con el canal 11 en Quito y Guayaquil no es isofrecuencia, sino un canal adyacente, que es otra tecnología. Tampoco se podría probar isofrecuencia en digital en el canal 11 VHF, pues la televisión digital está en la banda de UHF, desde el 19.

El Ministro también dijo que se está investigando si el emporio González tiene 17 medios de comunicación, como la investigación revela. Pero añadió que 14 de estos tienen sus frecuencias caducadas y estas saldrán al concurso público que está previsto que se convoque en los próximos días. Esta versión no ha podido ser verificada documentalmente.

De su lado, el Cordicom analiza un pronunciamiento. Esa entidad debía ser notificada por la Arcotel con la rejilla de programación para la autorización de Televicentro. Al respecto, la vocal Erika Torres señaló que no es competencia del Cordicom pronunciarse sino de Arcotel. “Ellos serán los encargados de explicar técnicamente qué pasó con esa frecuencia, sin embargo el conocimiento que nosotros tenemos es que no es una nueva designación de frecuencia”.

La Consejera no aclaró si el Cordicom conoció la programación del nuevo canal como ordenan las mismas resoluciones con las cuales se autorizó la operación de las nuevas frecuencias.

Además Torres aseguró que se debe investigar si de verdad existe “un señor al que se le denomina El Fantasma” y que el presidente del Consejo, Patricio Zambrano, se va a pronunciar sobre el caso.

353

El 1 de febrero de 2016, el empresario mexicano Ángel González, mejor conocido como ‘El Fantasma’, sumó un medio más a su emporio en Ecuador. Se trata de Televicentro que, apalancado en la marca del centenario diario El Comercio, que compró en 2015, trasmite desde ese día por canal 5 en Quito y 11 en Guayaquil. Al canal apenas le tomó seis meses para salir al aire. Nació de las empresas de RTS, otro medio de ‘El Fantasma’, que gestionaron cuatro nuevas frecuencias ante la Arcotel, la entidad reguladora del espectro.

Esas frecuencias transmiten programación regular aunque fueron solicitadas para la investigación de nuevas tecnologías, específicamente de TV digital. Fueron otorgadas temporalmente, sin concurso, en contra de lo que la Constitución y la Ley de Comunicación establecen. Justamente después de la aparición de Televicentro, el Gobierno ha anunciado que la convocatoria para la licitación de 1.069 frecuencias se hará en febrero de este año. El objetivo es «democratizar» estos espacios. Así centenares de radios y canales tramitarán sus frecuencias en plena época preelectoral. Mientras tanto, la presencia de ‘El Fantasma’ crece: con 87 frecuencias y 17 medios, es el primer oligopolio mediático privado del país.

Investigación completa.