Publicaciones

0 101

El Internet Governance Forum (IGF), organizado por Naciones Unidas (ONU), reúne en un espacio libre y horizontal a los implicados en el desarrollo de un Internet libre, democrático, incluyente y abierto. Este 2019, se lleva a cabo en Berlín – Alemania del 25 al 29 de noviembre. 

El pasado 15 de noviembre se llevó a cabo en Quito, Ecuador, la reunión preparatoria local, donde se sentaron las bases para la constitución de un IGF que, una vez institucionalizado, funcione como herramienta para lograr acuerdos en torno a políticas públicas dirigidas a la utilización de la red como un factor de construcción democrática y desarrollo socioeconómico. Este espacio fue coordinado por el Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información (Mintel), Colegio de Jurisprudencia de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) y Fundamedios. 

Internet y Derechos Humanos, Gobernanza Digital, Ciberseguridad, Alfabetización Digital e Internet abierto fueron los ejes para plantear recomendaciones y sugerencias. Más de 50 participantes de los distintos sectores pertenecientes al sector público, privado, sociedad civil, academia, comunidades técnicas, periodistas y medios de comunicación colaboraron en el desarrollo de los aspectos clave para encaminar al país a un proceso de transparencia y gobernanza en Internet. 

0 117

Ocho organizaciones internacionales de Derechos Humanos que conforman Voces del Sur (VDS) presentaron el informe sombra sobre libertad de expresión en América Latina. El documento recoge 734 agresiones a la prensa en ocho países en 2018.

El proyecto VDS nació en julio de 2017 con el objetivo de apoyar iniciativas para promover y mejorar las protecciones de la libertad de expresión en la región, aumentar la capacidad de las redes de la sociedad civil en cada país y establecer nuevas formas de coordinación y colaboración junto a los sistemas de Derechos Humanos interamericanos y de las Naciones Unidas. Agrupa a Fundamedios (Ecuador), Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS Perú), Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS Venezuela), Foro de Periodismo Argentino (FOPEA), Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP), Comité por la Libre Expresión (C-Libre Honduras) y Centro de Archivos y Acceso a la Información (CAinfo Uruguay).

Las organizaciones desarrollaron un conjunto de 12 indicadores comunes para monitorear y comparar la libertad de prensa y expresión en la región, vinculados al objetivo 16.10.1, incluido en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU; el mismo que protege los derechos de los periodistas y medios de comunicación a realizar su trabajo sin enfrentar violencia, amenazas o intimidación.

A la realización de este informe se sumó la fundación nicaragüense Violeta Chamorro. En 2018 los patrones de extrema violencia, impunidad y políticas autoritarias hacia los periodistas se mantuvieron en la mayor parte de países de América Latina. El año pasado seis periodistas fueron asesinados, ocho secuestrados y dos torturados. Nicaragua es el país con más amenazas, pues la crisis política ha derivado en una persecución sistemática contra la prensa.

Este documento se envió a la sede de Unesco, en París. La mañana de este 2 de mayo, César Ricaurte, director ejecutivo de FUNDAMEDIOS, también lo entregó a Indira Salazar, oficial de Comunicación de Unesco, en Quito. A fines de junio próximo, se presentará oficialmente ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York.

Los actores estatales, u otros con vínculos directos a las estructuras del poder político o económico, son los principales perpetradores de ataques y amenazas contra la libertad de expresión y prensa en el continente. El aumento de grupos del crimen organizado y narcotráfico es una amenaza importante contra periodistas.

Los ataques contra la prensa continúan siendo frecuentes, especialmente en manifestaciones o eventos políticos. Los periodistas todavía son objeto de intimidación o procesos judiciales abusivos, la mayoría cuando reportan sobre temas de interés particular de políticos en funciones o electos.

Revise el informe completo

 

0 143

Captura de pantalla 2017-02-22 a las 3.57.03 p.m.

Fundamedios de cara a las elecciones presidenciales y de asambleístas fijadas por el Consejo Nacional Electoral (CNE) para el 19 de febrero de 2017, elaboró un manual para coberturas electorales con el fin primordial de que el periodista esté preparado para asumir la gran responsabilidad que entraña el ejercicio de su profesión durante el monitoreo y cobertura del proceso electoral.

El presente manual pretende dar lineamientos a periodistas y medios de comunicación en la cobertura del proceso electoral, con el fin de que sean garantes efectivos de la democracia participativa, y se conviertan en instrumentos de fortalecimiento y vigilia del derecho ciudadano a elegir a sus representantes.

Los estándares, sugerencias y principios contenidos en este manual han sido recopilados de documentos similares en distintas partes del mundo, y se ha incluido una sección especial destinada a brindar información básica sobre el proceso electoral de febrero 2017 en Ecuador, así como la normativa básica de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) que rige la conducta de medios y comunicadores durante el proceso.

Descarga el Manual para Coberturas Electorales

0 149

portadasabermas

La Alianza Regional por la Libre Expresión e Información presenta el 28 de Septiembre de 2016 el informe SABER MAS VIII: “Una década de Acceso a la Información en Las Américas” en el día Mundial del Derecho a Saber.

Por octavo año consecutivo, publican un informe regional que, en este caso, entrega una visión reflexiva de los últimos 10 años del derecho de acceso a la información en cada uno de los países que considera este informe, entre ellos Ecuador.

La Alianza regional por la Libre Expresión e Información está integrada por 22 organizaciones de 18 países de la región, y en este SABER MÁS VIII se podrán ver los análisis de cada una de las organizaciones miembro de nuestra red respecto del impacto que tuvo el caso Claude Reyes en sus países, la Ley Modelo Interamericana de la OEA, así como de los desafíos y oportunidades a nivel local. Una de estas organizaciones es Fundamedios de Ecuador.

Gracias al impulso de la sociedad civil, en el mes de septiembre de 2006 la Corte Interamericana de Derechos Humanos dictó sentencia en el emblemático caso “Claude Reyes Vs. Chile”, que reconoció el derecho de acceso a la información pública como un derecho humano en la región. A una década de este importante hito, la Alianza Regional por la Libre Expresión e Información quiere dedicar esta versión de este informe a reflexionar sobre los avances, desafíos y oportunidades de este derecho a través de las voces de sus propios miembros.

Para seguir el lanzamiento del informe por Twitter siga a @AlianzaRegional o a través de #SaberMás2016 #DerechoaSaber #10AñosAIP

0 317

En el contexto de movilizaciones y protestas sociales y con el antecedente de varias agresiones que se han suscitado en contra de equipos periodísticos, hemos considerado que son útiles recordar algunos consejos de seguridad que hemos adaptado para la ocasión de lo que han planteado organismos internacionales de prensa como el Comité para la Protección de Periodistas en su Manual de Seguridad.

Antes de cubrir disturbios o protestas, tome en cuenta lo siguiente:

  • Tener un buen estado físico; los periodistas cuya movilidad está limitada por alguna razón de salud deberán ponderar los riesgos anticipadamente.

  • Estar atentos a la ubicación en todo momento. Encontrar un punto de observación que permita tener una visión tanto de los manifestantes como de la policía antidisturbios o de otras autoridades, sin terminar entre ambas partes.

  • Trace rutas de salida con antelación y considere trabajar en equipo cuando cubre situaciones potencialmente violentas.

  • Tenga en cuenta que el artículo 20 la Constitución de la República del Ecuador garantiza la clausula de conciencia a toda persona y el secreto profesional y la reserva de la fuente a quienes informen, emitan sus opiniones a través de los medios o laboren en cualquier actividad de comunicación.

  • Elegir la vestimenta adecuada con antelación. La ropa debe ser suelta y elaborada en tela natural, dado que los materiales sintéticos pueden prenderse fuego y arder con más rapidez.  Se aconseja asimismo usar buen calzado con apoyo apropiado y flexible, y suelas anti-deslizantes.

Durante la cobertura

  • Trate de mantenerse alejado de situaciones de conflicto o potencialmente violentas. Debe tomar todas las precauciones para evitar mezclarse en la acción. Los periodistas somos observadores imparciales de los hechos.

  • Cuando se cubre la información sobre protestas evite quedar atrapado entre grupos enfrentados o terminar en medio de alguna multitud. Camine a los costados de los manifestantes.

  • Exhibir las credenciales de prensa o mantenerlas fuera de la vista (pero aún así accesibles para ser exhibidas cuando lo soliciten), es una decisión importante para los reporteros que cubren protestas.

  • La Federación Internacional de Periodistas recomienda que fotógrafos y camarógrafos lleven cartuchos y tarjetas de memoria falsos para entregar en caso de que les exijan los verdaderos

  • Los periodistas deben evitar usar ropa como pañuelos coloridos o rompe vientos azules, que podría asemejarlos a manifestantes o a fuerzas de seguridad. En situaciones en que podría ser peligroso que lo confundieran con un manifestante, todos los periodistas deben exhibir sus credenciales de prensa.

  • Nunca recoja nada arrojado durante una manifestación. No sólo podría tratarse de un explosivo de fabricación casera o un dispositivo combustible, sino que al hacerlo puede generar sospechas en la policía quien presumirá que usted también es manifestante.

  • Se recomienda llevar una mochila con una tira que cruce el pecho y otra en la cintura.Todo el contenido de la mochila deberá ser prescindible, entre las cosas a llevar se incluye agua mineral una toalla y un pequeño botiquín de primeros auxilios.

  • Lleve una fruta cítrica que pudiera servir para exprimirla sobre un área de piel afectada para neutralizar el efecto de irritantes químicos. Una toalla húmeda también puede ayudar a protegerle el rostro de los efectos de agentes externos como gas lacrimógeno o cócteles Molotov. Una máscara antigás, antiparras para nadar, o protección ocular industrial puede también protegerlo contra gases lacrimógenos o gas pimienta.

  • Evite usar lentes de contacto si cree que puede llegar a utilizarse gas lacrimógeno o pimienta.

  • Es conveniente llevar chalecos livianos para blindaje del cuerpo diseñados para detener puñaladas o balas de goma, junto con gorras recubiertas de metal, pueden resultar recomendables en situaciones particularmente descontroladas.

  • Los periodistas deben obedecer las órdenes de las fuerzas de seguridad, y si es detenido, no contradiga al funcionario que lo arresta. Haga todos los esfuerzos posibles para mantener una conducta profesional cuando explica que es un reportero y está informando.

Lo que debe saber todo periodista:

El trabajo periodístico es legal, legítimo y necesario para la sociedad. Además está protegido por diversos tratados internacionales, la Constitución y las leyes ecuatorianas. Las autoridades y agentes del orden tienen la obligación de proteger a los periodistas. Para recordar las obligaciones que tiene el Estado en la protección de periodistas recogemos un documento muy valioso y específico sobre los deberes del Estado con los periodistas en situaciones de conflictividad social.

En una Declaración Conjunta emitida en 2013 por parte de la Relatoría Especial de las Naciones Unidas (ONU) para la Proteccióny Promoción del Derecho a la Libertad de Opinión y de Expresión y la Relatoría Especial para la Libertad de Expresiónde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA, se reconoció que dada la importancia de la labor que cumplen los periodistas que cubren estas situaciones, el Estado debe otorgarles el máximo grado de garantías para que cumplan su función. Este deber no se limita a otorgar medidas concretas de protección para los comunicadores. Incluye también la obligación de crear las condiciones necesarias para mitigar el riesgo del ejercicio de la profesión en esas situaciones.

Al respecto, las Relatorías apuntaron lo siguiente:

  • El Estado tiene el deber de garantizar que los periodistas y comunicadores que se encuentran realizando su labor informativa en el marco de una manifestación pública no sean detenidos,  amenazados, agredidos, o limitados en cualquier forma en sus derechos por estar ejerciendo su profesión. Su material y herramientas de trabajo no deben ser destruidos ni confiscados por las autoridades públicas.

  • La protección del derecho a la libertad de expresión exige que las autoridades aseguren las condiciones necesarias para que los y las periodistas puedan cubrir hechos de notorio interés público como los referidos a las protestas sociales.

  • Las restricciones desproporcionadas en el acceso al lugar de los hechos, las detenciones y la imputación de cargos por el cumplimiento de las labores profesionales de los y las reporteras vulnera el derecho a la libertad de expresión. Corresponde a las autoridades restablecer las garantías afectadas y asegurar el pleno respeto del derecho a la libertad de expresión.

  • Los periodistas deben ser percibidos como observadores independientes y no como potenciales testigos para los órganos de justicia. De lo contrario, los periodistas pueden sufrir amenazas a su seguridad y a la seguridad de sus fuentes.

  • El Estado no debe prohibir ni criminalizar las trasmisiones en directo de los hechos y debe abstenerse de imponer medidas que regulen o limiten la libre circulación de información a través de Internet y demás plataformas de comunicación.

  • Las autoridades no deben estigmatizar o estereotipar a los manifestantes y sus reivindicaciones, evitando hacer generalizaciones con base al comportamiento de grupos particulares o hechos aislados. En ese sentido, las autoridades deben tener en cuenta que los funcionarios públicos tienen una posición de garante de los derechos fundamentales de las personas y, por tanto, sus declaraciones no pueden constituirse en formas de injerencia directa o indirecta en los derechos de quienes pretenden contribuir a la deliberación pública mediante la expresión y difusión de información.

  • Es fundamental que las autoridades condenen enérgicamente las agresiones contra los periodistas y comunicadores y actúen con la debida diligencia y celeridad en el esclarecimiento de los hechos y en la sanción de los responsables.

  • Se debe instruir adecuadamente a las fuerzas de seguridad del Estado sobre el rol de la prensa en una sociedad democrática constituye un paso importante para prevenir la violencia contra periodistas y trabajadores de medios de comunicación en situaciones de conflictividad social.

  • Los derechos de reunión y libertad de expresión, garantizados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, son fundamentales y su garantía es una condición necesaria para la existencia y el funcionamiento de una sociedad democrática. Un Estado puede imponer limitaciones razonables a las manifestaciones con el fin de asegurar el desarrollo pacífico de las mismas o dispersar aquellas que se tornan violentas, siempre que tales límites se encuentren regidos por los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad. Además, la desconcentración de una manifestación debe justificarse en el deber de protección de las personas, y deben utilizarse las medidas más seguras y menos lesivas para los manifestantes.

  • El uso de la fuerza en manifestaciones públicas debe ser excepcional y en circunstancias estrictamente necesarias conforme a los principios internacionalmente reconocidos.

Documentos asociados

INFORME

0 232
Book cover "Ecuador: Censorship rides on the back of a law"
Book cover «Ecuador: Censorship rides on the back of a law»

The data speaks for itself; any negative forecasts that could have been made about the enforcement of the Organic Communication Law (LOC) were crystallized in 2014.

The data speaks for itself; any negative forecasts that could have been made about the enforcement of the Organic Communication Law (LOC) were crystallized in 2014. The constant accusations and sanctions imposed on the media have cornered even more Ecuador’s
scarce critical press and the consequences of this “strangling” are already evident.

Just this year, four media outlets closed down during July and August: the newspapers Hoy, La Hora in Manabí and El Oro and El Meridiano in Guayaquil. La Hora in Manabí announced it was closing down after 16 years due to “restrictions imposed by the Communication Law and its Regulations”, as well as the lack of press freedom, censorship and the shortage of advertisers. While the directors of Hoy, forcibly closed down after 32 years of existence, declared that one of the causes for the company’s undermining was the enforcement of the
law in hand.

Undoubtedly, the implementation of the LOC marked this year. The law was enforced in an arbitrary and disciplinary manner by officials and authorities who made accusations almost daily, exercising legal actions ex officio and using the Superintendence of Information and Communication (Supercom) to impose disproportionate sanctions on media outlets. It is not supresing, therefore, that the attacks based on «Fiscal, legal or administrative decisions» occupy the first place, as this category includes most of the 61 penalties imposed on media outlets.

Full report in PDF

0 561
Portada del informe "Ecuador: La censura cabalga sobre el lomo de una ley"
Portada del informe «Ecuador: La censura cabalga sobre el lomo de una ley»

Los datos hablan por sí solos, cualquier previsión negativa que se podía establecer sobre la vigencia de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) se cristalizó en 2014.

Las constantes denuncias y sanciones a los medios han arrinconado aún más a la escasa prensa crítica ecuatoriana y las consecuencias de esta “asfixia” ya son evidentes. Solo en este año, cuatro medios de comunicación cerraron sus puertas durante julio y agosto: diario Hoy, diario La Hora en Manabí y El Oro, y diario El Meridiano de Guayaquil. La Hora de Manabí anunció su cierre tras 16 años de difusión debido a “restricciones impuestas en la Ley de Comunicación y su Reglamento”, así como la falta de libertad de prensa, la censura y los pocos anunciantes. Mientras que los directivos de diario Hoy, liquidado de manera forzosa tras 32 años de vida, denunció que una de las causas para su debilitamiento
como empresa fue la aplicación del mencionado cuerpo legal.

Sin duda, la aplicación de la LOC marcó este año, evidenciando una aplicación arbitraria y disciplinaria de la norma, con denuncias de funcionarios y autoridades casi diarias, acciones de oficio de las autoridades y sanciones desproporcionadas a los medios, impuestas por la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom), por lo que no resulta extraño que las agresiones por “Decisiones fiscales, judiciales o administrativas” ocupen el primer lugar, pues en esta categoría se incluyen las más de 61 sanciones a medios.

Descargue el informe completo en PDF. 

0 549
Portada del libro El silencio asfixiante.
Portada del libro El silencio asfixiante.

Los años 2013 y 2014 podría resumirse en tres palabras: temor, censura y polarización. Temor que viene configurándose a partir de un cerco legal restrictivo que limita, no solo la libertad de expresión, sino la libre asociación; censura, que se ha incrementado sustancialmente en comparación con años anteriores, siendo actualmente una de las agresiones más recurrentes de este año, y polarización, que ha creando un ambiente hostil para el trabajo periodístico y ha estigmatizado a los profesionales de la comunicación a partir de un discurso descalificador desde las más altas esferas del poder, siendo esta, la principal agresión de este año en el 16% de los casos, seguido por cadenas, también utilizadas para descalificar a medios y periodistas, con el 15%.

Desde los medios de comunicación y periodistas independientes ese temor se ha venido palpando desde antes de la entrada en vigencia de la nueva Ley Orgánica de Comunicación. Un cuerpo legal que ha sido
ampliamente cuestionado por cerca de 40 organizaciones nacionales e internacionales, incluida la Relatoría Especial Para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Relator por la Libertad de Expresión de la ONU, Frank La Rue, porque una serie de normas que en si mismas constituyen gravísimas limitaciones a la libertad de expresión, sino que además figuras como el linchamiento mediático son precedentes para que gobiernos autoritarios de cualquier signo ideológico quieran limitar el trabajo de la prensa independiente. Cabe señalar que 60 ciudadanos presentaron una demanda de inconstitucionalidad de la Ley de Comunicación sin que la Corte Constitucional atienda este recurso desde hace más de 120 días.

Este libro recoge los ataques a la libertad de expresión y de prensa en Ecuador desde enero de 2013 hasta mayo de 2014.  Descargue el libro completo en PDF

0 142

informe fundamedios 2012Judicialización de la opinión, cierre de medios, incremento del discurso estigmatizante, uso de cadenas nacionales como mecanismo de estigmatización, asesinatos y periodistas exiliados, forman parte de las 173 agresiones contra la libertad de expresión, registradas por Fundamedios durante todo el 2012.

El número más alto desde que se lleva registro. Es decir, un balance preliminar configura al 2012 como el año más negativo para el ejercicio del periodismo en el Ecuador.

Si lo comparamos con los años anteriores, el incremento es evidente. Desde el 2008 a la actualidad, Fundamedios ha registrado un total de 605 agresiones, las cuales se han incrementado, año tras año.

 Descargue el PDF de este informe.