Este 11 de septiembre, los integrantes de la Comisión de Alto Nivel Pluripartidista y Multisectorial informaron los resultados de las reuniones que mantuvieron entre el 4 y 6 de septiembre con representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA), Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Banco Mundial y del Congreso y Gobierno de Estados Unidos.

El historiador Enrique Ayala Mora indicó que la delegación surgió por iniciativa de varios sectores de la sociedad civil y de la política con el objetivo de transmitir en foros internacionales el proceso de reinstitucionalización democrática que se atraviesa en Ecuador. El viaje a Washington D.C (EE.UU.) se desarrolló para exponer “la naturaleza, objetivos y marcha exitosa del plan orientado a rescatar valores fundamentales de la tradición democrática ecuatoriana”, explicó el académico.

La Comisión se integró con representantes de la sociedad civil, de tendencias políticas y vertientes ideológicas diversas pero reunidos en torno a un consenso nacional: impulsar un proceso que devenga en una base hacia el futuro del país. En esa línea, César Ricaurte, director ejecutivo de FUNDAMEDIOS y presidente de la Plataforma por la Democracia, manifestó que existen avances sustanciales en el respeto a la prensa y el trabajo periodístico que se reflejan en reformas legales pertinentes a la Ley Orgánica de Comunicación (LOC). Ante el secretario general de la OEA, Luis Almagro; y la secretaria adjunta de la CIDH, María Claudia Pulido, también se destacó el retorno de Ecuador al seno de la comunidad internacional de Derechos Humanos, hecho que se expresa en la visita reciente del relator de la CIDH, Édison Lanza; y la que hará próximamente David Kaye, relator especial de la ONU.

“Hay retos en este proceso de transición, pero es deber de todos los sectores empujar para que se concrete y haya instituciones democráticas sólidas”, enfatizó el Director de FUNDAMEDIOS. En esto coincidió Luis Maldonado, catedrático de la Universidad Intercultural Indígena de América Latina y el Caribe, para quien, a pesar de las dificultades, este es el resultado de un consenso que la mayoría de ecuatorianos respalda. “El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social transitorio ha sido designado por mandato popular. Sus acciones son reconocidas por el 70% de la población y, al mismo tiempo, el Gobierno ha emprendido procesos de apertura y diálogo para resolver problemas relacionados a los pueblos indígenas”, afirmó el docente.

Por su parte, la asambleísta Ximena Peña, de Alianza PAIS, señaló que a los organismos internacionales se les expuso la lucha contra la corrupción que se ha emprendido con el fin de que los funcionarios vinculados a actos ilícitos encaren a la justicia y enfrenten los procesos respectivos. Además, frente a miembros del Banco Mundial se repasó la situación económica del país, la cual afronta un alto nivel de endeudamiento.

Para el legislador Henry Cucalón, del Partido Social Cristiano (PSC), la Comisión es un ejemplo de que la convergencia democrática es posible. “A la OEA y CIDH se les explicó que el proceso que se vive se enmarca en un estado de derecho, legalidad y legitimidad”. Fabricio Villamar, de CREO, concluyó que esta iniciativa representa un camino pacífico para resolver los problemas institucionales que el gobierno anterior dejó como legado.