En cumplimento a las recomendaciones hechas por un informe de la Contraloría General del Estado, la Agencia de Regulación y Control de Telecomunicaciones (Arcotel) inició la reversión de las frecuencias del grupo Canela Radio y Televisión.

La decisión se hizo pública el 03 de octubre, pero se la elaboró el pasado 20 de septiembre, de acuerdo a las resoluciones 807 y 808 en que se basó la terminación del contrato de concesión de las frecuencias 106.5 en Quito, Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas y Canela Central en la Sierra centro.

Otras dos resoluciones se aplican en el proceso de Canela Central para las áreas de cobertura en: Latacunga, Ambato, Saquisilí, Pujilí, Salcedo, Píllaro, Cevallos, Quero, Mocha, Pelileo, Patate y Tisaleo.

Además de Canela TV, en Guayaquil, con la matriz 24 UHF y su repetidora en Quito.

La razón de la medida fue por haber inobservado las causales de terminación de concesión de frecuencias por un supuesto incumplimiento de las disposiciones “que prohíbe la transferencia, arrendamiento o enajenación de la concesión”.

Este grupo de medios está vinculado al asambleísta Jorge Yunda, quien sostiene que ya no es propietario de estos medios de comunicación, solo productor de sus programas y dueño de su marca.

La Arcotel indicó que los representantes del grupo tendrán 15 días hábiles, a partir de la resolución, para responder por escrito y ejercer el derecho a la defensa.

Gobierno solicita análisis de frecuencias emitidas por Acortel

Por otro lado, ante presuntas irregularidades cometidas en la concesión de las frecuencias otorgadas a favor de la Organización Ecuatoriana de Televisión (Ortel) canal 5 y Telecuatro Guayaquil C.A, el secretario nacional de Comunicación, Andrés Michelena, solicitó al Arcotel que remita un informe detallado sobre la situación de dichas frecuencias.

Estas irregularidades fueron reveladas, a través de reportajes emitidos en televisión. La solicitud también se envió al secretario general de la Presidencia, Eduardo Jurado.

Michelena también sugirió en el oficio, enviado la tarde del martes 2 de octubre, que se conforme una comisión integrada por instituciones pertenecientes al área de comunicación y telecomunicaciones para analizar esta información.

Teleamazonas y Ecuavisa analizaron más de 15 resoluciones emitidas por el Arcotel entre el 2015 y 2017. Los resultados revelaron cómo se allanó para que RTS y Televicentro puedan operar con cuatro frecuencias en Quito y Guayaquil.

El informe destaca que las frecuencias fueron otorgadas de forma directa, sin concurso, y a pesar de que eran temporales, la entrega se prolongó hasta la fecha.