fbpx

Fundamedios

Informes

El medio también es el mensaje revolucionario: las cartas de Rafael Correa a Quito

por | Feb 20, 2014 | Informes

El punto en el que se encuentran las preferencias de voto para elegir a uno u otro candidato para que se convierta en el nuevo alcalde de Quito, ha demandado un cambio en la estrategia de comunicación del Gobierno. Las cifras de varias encuestadoras reconocidas no favorecen al candidato oficialista, Augusto Barrera, lo cuál quiere decir que algo no está funcionando en la maquinaria electoral de Alianza País.

Aquí no me detendré a examinar la gestión del alcalde y por qué hay un segmento del electorado que no la evalúa de forma positiva.  Más bien quiero indagar en las razones que han obligado a los estrategas del Gobierno a cambiar el estilo comunicativo con el que se usa la imagen y los mensajes del Presidente para apoyar a la candidatura de Barrera.

Es inédito, en el contexto de cómo se ha manejado los últimos años la comunicación oficial,  el uso de la epístola como medio para transmitir un mensaje. Esquelas escritas a mano alzada –o que al menos pretenden ese efecto-, como las que dos firmadas por el Presidente que ahora circulan en Internet, (carta 1, carta 2) corresponden a un tiempo lejano, quizás más romántico,  que precedió al chat y las comunicaciones inmediatas. Una carta no tiene la intensidad eléctrica de un correo electrónico, tampoco el vértigo que producen las imágenes de la televisión con capas de edición, transiciones y efectos de post-producción.

Que el Presidente se comunique con sus compañeros de lucha, simpatizantes y quiteños, siguiendo la etiqueta y los buenos usos de una carta que se le escribe de forma pausada  a los “seres queridos” que están en  otro país, o a un amigo que uno no ha visto en años,sorprende, más aún si se toma en cuenta el estilo fogoso, el ánimo de confrontación, los excesos verbales y las acusaciones desbordantes que pueblan las cientos de horas de sabatinas y propaganda oficial que han sido transmitidas todos estos años.

Las dos cartas vinieron acompañadas por un video en el que el Presidente mantiene el mismo estilo: no alza la voz; no habla desde una tarima frente a una multitud mientras blande un micrófono; contiene sus arranques de temperamento; pareciera que no improvisa; y no hay videos insertos con denuncias o burlas a sus opositores políticos. Es como si las cartas y el video estuvieran diseñadas para poner respetuosa distancia con el receptor del mensaje, la gente de Quito, y al mismo  tiempo reconciliarse con él.

¿Qué se puede deducir de esto? Que habría estudios de opinión pública, encargados por el Gobierno, que indicarían que en el contexto de la presente campaña a la alcaldía la imagen del presidente le resulta a los votantes demasiado agresiva, inoportuna, quizás entrometida. La respuesta estratégica: balancear esos excesos con amabilidad y un ánimo menos belicoso. Sí, menor porque en estos mensajes el presidente aún habla de“enemigos” y cita, al igual que Ignacio Ramonet en un libro de entrevistas a Fidel Castro, a San Ignacio de Loyola: “en una fortaleza asediada toda disidencia es traición”. Claro está que una cosa es referirse a los “enemigos” a gritos y otra con voz tersa y dulce, como hizo el Presidente en el video. De cualquier modo, el uso de galantes cartas  indicaría que las cosas en materia de acuerdos no marchan tan bien dentro de la “fortaleza”.

Marshall McLuhan sostuvo que “el medio es el mensaje”, es decir el soporte, el canal que usamos para enviar nuestro mensaje, ya nos dice algo más allá de las palabras y las imágenes. Una cosa es mirar al presidente usando el medio de la televisión en pleno ardor de los sábados por la mañana y otra muy diferente leer sus cartas. Las preguntas que surgen aquí son varias: ¿Qué tan efectivo es el presidente cuando usa medios y estilos diferentes?; ¿Es igual de convincente cuando baja el tono?; ¿Qué pasaría si su estilo  violento ya ha comenzado a no gustarle a sus simpatizantes?; ¿Le resultará fácil mantener su popularidad con un tono sereno y de conciliación?; ¿La revolución sólo puede mantenerse en marcha capitalizando la confrontación y no puede operar en tiempos de paz? Tal vez esta elección por la alcaldía nos pueda arrojar algunas luces acerca de  estas preguntas.

Primera carta

Segunda carta

Video

Por Christian Oquendo

LO MÁS RECIENTE

Octubre: el crimen organizado apuntó contra el periodismo 

Los ataques provenientes del crimen organizado en contra medios de comunicación y periodistas tomaron fuerza este mes y obligaron al Estado, con presión de la sociedad civil, a la adopción de acciones para proteger el trabajo periodístico.  Entre los casos más graves...

SUSCRÍBETE AHORA

Manténgase actualizado con nuestro boletín semanal.

EN TIEMPO REAL