En  la UDLA concluyeron las reflexiones sobre la Ley de Comunicación y...

En  la UDLA concluyeron las reflexiones sobre la Ley de Comunicación y sus consecuencias para el periodismo, la transparencia y la democracia

Este jueves 13 de diciembre, FUNDAMEDIOS, el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom) y la Universidad de las Américas (UDLA) coorganizaron el foro ‘Periodismo, transparencia y democracia’.

El encuentro, dividido en dos paneles, se inició con la discusión en torno al periodismo como una herramienta para combatir la corrupción. En la conversación, moderada por el periodista Iván Flores, intervinieron Juan Carlos Calderón, director de la revista Plan V y presidente de Fundamedios; Christian Zurita, editor en Fundación Mil Hojas; y Mónica Almeida, coordinadora de la Unidad de Investigación de diario El Universo.

Calderón indicó que el periodismo implica un compromiso con los hechos y la información que se entrega a las personas. En ese sentido, mencionó que en el ejercicio de la investigación no solo existen problemas legales, sino la precariedad financiera con que funcionan los medios.

“La Ley de Comunicación se va a ir desmantelando poco a poco, pero su espíritu, en sí, se va a mantener por mucho tiempo y no podemos olvidar eso”, añadió Zurita. El coautor de ‘El gran hermano’ recordó que, en 2007, había una condición para dar nuevos espacios y posibilidades al país. “En ningún medio existían procesos de autocensura. Llega el 2007 y la censura se va haciendo más grave con los años hasta llegar a la LOC y su accionar”.

Almeida se refirió a la importancia de los procesos colaborativos y de las redes de trabajo para concretar investigaciones de la potencia e Impacto de Los papeles de Panamá. “Aunque las personas se cansen de escuchar tantas historias de corrupción, es importante seguirlas escribiendo e investigando”, enfatizó la coautora de ‘El séptimo Rafael’.

En la segunda charla, moderada por María José Calderón, coordinadora técnica del Cordicom, la interrogante fue: “¿Las reformas a la Ley de Comunicación garantizan nuestros derechos?” La asambleísta Jeaninne Cruz; el superintendente de la Información y Comunicación, Édison Toro; el decano de la Facultad de Comunicación de la UDLA, Carlos Jijón; y el director ejecutivo de FUNDAMEDIOS, César Ricaurte respondieron.

La legisladora explicó que en el proceso de modificaciones al cuerpo legal en la Comisión de Derechos Colectivos se analizaron más de 14 proyectos. Para ella, algunos de los avances son la eliminación de la Superintendencia de la Información y Comunicación (Supercom), la figura del linchamiento mediático, los artículos referentes a normas deontológicas. Sin embargo, también se mostró preocupada por la imposición de contenidos, que se mantiene en el articulado de la Ley.  

El Superintendente felicitó el trabajo de la Comisión de Derechos Colectivos, que buscó alinearse a los estándares internacionales. “Faltan cosas por hacerse, el debate aún está a tiempo de recoger aspectos que podrían mejorar. Lo difícil es construir una ley y política pública que promueva y desarrolle la comunicación”, reconoció.

“Hace un año, en esta sala, entrevistamos al secretario de Comunicación, Andrés Michelena, y anunciamos la reforma a la ley. Los avances no son menores, ni poca cosa después de 10 años de un gobierno autoritario”, sostuvo el Director Ejecutivo de FUNDAMEDIOS. Ricaurte también aprovechó para expresar su descontento con artículos que no se derogaron en la reforma, como el 42 que exige el título profesional para el ejercicio del periodismo.

Carlos Jijón, de la UDLA, expuso que la LOC, tal y como la pensó el gobierno de Rafael Correa, tuvo el objetivo de ser una herramienta legal para controlar a los periodistas. “Más que una ley mordaza, pretendía ser venda sobre los ojos de los ciudadanos. Era un proyecto de dominación a largo plazo”. El periodista se ratificó en la opinión de que dicho cuerpo legal debe derogarse en su totalidad. “Es verdad que se ha eliminado la Secom, pero la ley aún tiene la misma capacidad para empezar procesos y judicalizarlos. Es sano para la sociedad que se derogue”, concluyó.  

El próximo martes 18 de diciembre se llevará a cabo el debate en el Pleno para aprobar las reformas a la Ley de Comunicación.