DSC_0093

A propósito del mes de la mujer, Fundamedios y la Universidad Central del Ecuador presentaron ayer el foro público: Análisis del discurso sexista desde el poder, el cual abordó la problemática de la violencia hacia las mujeres generada desde las altas esferas del poder y cómo la sociedad la ha naturalizado. El evento se realizó en el Salón Mayor del Centro de Información Integral de la Universidad Central.  

El foro inició con la bienvenida de la docente de la facultad de Comunicación de la Universidad Central, Ivanova Nieto, quien indicó que el objetivo de realizar este tipo de análisis es fomentar el desarrollo humano y la reflexión sobre temas que incomodan y generan la estigmatización desde el poder.

La presidenta de Fundamedios Mariana Neira destacó el informe ‘Déjanos en paz’, Ni gorditas horrorosas ni diosas del Olimpo, ¡Mujeres!, realizado por el Observatorio de Medios del Ecuador (OME), proyecto de Fundamedios, que revela el discurso estigmatizante contra las mujeres en los enlaces sabatinos, sobre el cual se basó el análisis del foro.

A través de una alegoría del Manual de etiqueta de Carreño con el Manual de insultos de Correa, Neira explicó que el estudio revisó 152 enlaces ciudadanos, entre el 2013 y el 2016, y que en ellos se evidenció que en 1 de cada 2 enlaces se registraron agresiones del presidente Rafael Correa contra las mujeres. En total se contabilizaron 95 situaciones de agravio contra periodistas, activistas de derechos humanos, políticas oficialistas y de oposición.

El panel que analizó el estudio estuvo conformado por Julieta Logroño, representante del Equipo de Género de la Universidad Central del Ecuador (UCE), Elizabeth García, consultora de la Corporación de Estudios Decide y el psicólogo clínico Rodrigo Tenorio.

Elizabeth García señaló que el Estado tiene la obligación de respetar, promulgar y hacer efectivos los derechos de cada ciudadano (hombres y mujeres). Sin embargo, las autoridades no se pronuncian sobre la violación de los derechos de las mujeres. Aseguró que no es suficiente establecer una normativa sino implementar una política pública de reconocimiento de derechos, debido a que estos 10 años del correísmo han causado efectos como violencia verbal y psicológica, limitación a la participación de las mujeres en distintos ámbitos y poca cultura democrática.

Para Julieta Logroño el discurso sexista del presidente Correa tiene un enfoque desvalorizante, sobre todo porque al ser emitido por un mandatario ejerce gran influencia en la ciudadanía. Alegó que ello y que este tipo de mensajes difundidos por el aparataje de medios de comunicación del Estado ha generado una violencia amortiguada y naturalizada, por lo que el discurso sexista es el resultado de la violencia simbólica del discurso del mandatario.

Por último, Rodrigo Tenorio hizo un llamado a reaccionar ante una degradación constante de la mujer por parte del jefe de Estado y reflexionó a través de un texto titulado: La mujer objeto sobre el país sumiso que ha sido el Ecuador y lo que han callado las mujeres durante estos últimos 10 años, para que esto no vuelva a suceder.

El foro público finalizó con preguntas de los asistentes sobre el tema, quienes participaron activamente y expusieron también sus puntos de vista en mira a solucionar esta problemática.