Con el objetivo de esclarecer los casos de quienes se consideran víctimas de hostigamiento a través del sistema judicial durante los últimos 10 años, desde el Consejo de la Judicatura (CJ) se impulsó la conformación de la Mesa por la Verdad y la Justicia: Perseguidos Políticos, Nunca Más. Para lograrlo, se integraron cuatro comisiones: Derechos Humanos, libertad de expresión, pueblos y nacionalidades indígenas, y 30 S.

FUNDAMEDIOS, la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (Cedhu), Inredh, Acción Ecológica, Caminantes, FIAN Ecuador y la Asociación de Víctimas del 30 S son algunas de las organizaciones que participan en el proceso brindando apoyo técnico en las distintas etapas. Desde el pasado 21 de agosto, cuando se dio a conocer la iniciativa, hasta la semana pasada, el CJ recibió más de 400 casos: 80 sobre libertad de expresión; 100 de las víctimas del 30 S; y 224 se receptaron a través de un formulario especial disponible en la web www.funcionjudicial.gob.ec.

En el portal de la Función Judicial está habilitado un registro para que quienes deseen someter su caso a análisis puedan hacerlo. La información contenida a esas fichas se analizará técnica y judicialmente, para luego elaborar un informe que expondrá cómo se produjo la persecución a través del Consejo durante la última década.

Durante los próximas días, personal de la Judicatura visitará otras provincias para invitar a la ciudadanía a completar el formulario. El registro en línea podrá realizarse hasta el 21 de octubre de 2018. A partir del próximo jueves 11 se llevará a cabo una serie de audiencias que visibilizarán ante la opinión pública cómo el sistema judicial falló a la ciudadanía, para evidenciar la corrupción judicial.

Para determinar la existencia de la persecución judicial se trabaja con base en los criterios de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Con dichos planteamientos se estructurarán los parámetros para confirmar quiénes fueron perseguidos políticos durante el régimen de Rafael Correa.