Fundamedios plantea a Arcotel definiciones sobre las inhabilidades para grupos mediáticos de...

Fundamedios plantea a Arcotel definiciones sobre las inhabilidades para grupos mediáticos de capital extranjero

188

Ecuador 18 de noviembre del 2020. Fundamedios realizó una rueda de prensa para dar a conocer su postura sobre el resultado preliminar dentro del concurso de asignación de frecuencias de radio impulsado por la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones ARCOTEL. 

El pasado viernes, ARCOTEL dio a conocer dos informes: el primero que daba el listado de concesionarios que cumplieron todos los requisitos con los respectivos puntajes e informes jurídicos y otro en el que se entregó información acerca del cruce de datos que realizaron con otras instituciones. 

Fundamedios examinó los dos documentos y existen interrogantes acerca de la información entregada y, en aras de la transparencia de este concurso, se pidió una aclaración sobre el contenido de la información. A través de un cuadro comparativo se demostró que el esquema de concentración de frecuencias, tanto del empresario mexicano Ángel González, así como de la familia del alcalde de Quito, Jorge Yunda, se mantienen. 

De las nueve frecuencias que forman parte del imperio mediático de Ángel González solamente RIDALTO RIDALTOSA S.A no cumpliría los requerimientos, según el informe jurídico, mientras que 8 empresas sí cumplirían todos los parámetros. 

En el caso de ECUADORADIO S.A., por ejemplo, constan como accionistas el Grupo El Comercio C.A. y Telecomunicaciones Globales de Entretenimiento Televisivo Holding Telglovis S.A. Sin embargo, Telglovis S.A., accionista mayoritaria del Grupo El Comercio, es de propiedad de la empresa uruguaya BLACKSTER S.A. presidida por Juan Carlos Gonzalez Saenz, sobrino de Ángel González, y según ARCOTEL no está inmersa en ninguna prohibición, cuando en realidad más del 49% del paquete accionario está en manos de extranjeros. 

En el caso de las 9  frecuencias vinculadas a las Familia del alcalde Jorge Yunda, 8 han sido calificadas con informe jurídico favorable, con excepción de Ecuenlace, lo que para Fundamedios ratifica que la ARCOTEL no tiene voluntad política para evitar esta concentración de frecuencias en manos de forma indirecta de un grupo empresarial y mediático. 

Para Fundamedios, la ARCOTEL no verificó en realidad si se cumple o no la concentración de frecuencias, ni realizó una verificación profunda de los dueños y accionistas, sólo ha realizado un cruce de datos básico y el organismo preguntó a los propios medios de comunicación. No ha existido la voluntad de esclarecer este punto y varias frecuencias se siguen concentrando en grupos de poder.

César Ricaurte, Director de Fundamedios, aseguró que existen más casos y se está recibiendo denuncias sobre una serie de posibles irregularidades en todo el país. Ratificó que la concentración de medios perjudica a todos los ecuatorianos y la libertad de informarnos libremente. 

Fundamedios sostiene que existe un patrón en el manejo de las frecuencias en las últimas décadas: en los noventas hubo la feria de la frecuencias que fueron repartidas en componendas políticas; en el 2007 hubo los informes de auditoría de la Contraloría y a pesar los anuncios de cambio entre el 2011 y el 2014 se detectan incluso el pago de posibles sobornos a funcionarios, incluidos ministros, y en en 2020 se repite el esquema de concentración, pese a que es de conocimiento público  y las autoridades no hacen nada para evitarlo. 

“No estamos concursando ni somos una parte interesada en alguna frecuencia pero como ciudadanos nos vemos afectados al no poder informarnos libremente, pues se afecta la pluralidad. Nuestras denuncias son públicas pues Fundamedios cumple una labor de vigilancia ciudadana que analiza y hace pública información sobre el concurso”, aseguró Ricaurte. 

Frecuencias disponibles 2020 – ARCOTEL RESULTADOS