Fundamedios participó en el conversatorio universitario sobre la nueva Ley de Libre...

Fundamedios participó en el conversatorio universitario sobre la nueva Ley de Libre Expresión

177

 

Ecuador, 17 de julio de 2021. La Universidad Técnica del Norte realizó un diálogo sobre el proyecto de Libre Expresión y Comunicación en conmemoración de sus 35 años de vida institucional.  Participaron de este evento César Ricaurte, director ejecutivo de Fundamedios, José Eladio Corral, Presidente del Consejo Provincial de Justicia de Imbabura y la periodista de UTV Anabela Yépez.

Miguel Naranjo Todo, Vicerrector Académico aseguró que es bueno que uno de los ejes de reflexión universitaria sea, precisamente, la libertad de expresión que en ocasiones ha sido censurada y que es importante que reciban desde los profesionales sus puntos  de vista ya que en la actual coyuntura es necesario que el tema se ponga bajo análisis. Agradeció a los panelistas y recordó que desde la Academia el objetivo debe ser formar profesionales “mucho más éticos”.

Marcelo Cevallos, rector de la Universidad Técnica del Norte recordó que poseen la única universidad pública con un canal abierto y que es un laboratorio natural. Recordó que más allá de cualquier norma se debe hacer hincapié en el compromiso ético y que se cumplan los códigos deontológicos que rige a la comunicación.  

Fabricio Rosero, docente de la Carrera de Comunicación, fue el moderador del conversatorio.

Ricaurte felicitó a la Universidad por los 35 años de vida institucional. En una primera recordó que la Ley de Comunicación, aprobada en junio del 2013 por el correísmo y que se mantuvo hasta 2019 cuando fue reformada por la Asamblea Nacional, tenía una naturaleza punitiva: estableció un enorme repertorio de sanciones y se creó una Superintendencia de Comunicación que era la encargada de aplicar sanciones administrativas. Asimismo, los medios eran castigados con multas y réplicas impuestas así como otras sanciones cuyas causales eran abiertas lo que dio paso a sanciones arbitrarias. “Se abrieron más de 1000 procesos y se establecieron 600 sanciones”, recordó.

En el 2017 Moreno desactivó la Superintendencia de Información y Comunicación y presentó una reforma que la eliminó. No obstante, la normativa quedó en una especie de “limbo”.

En 2021 se produce un cambio de Gobierno y de ciclo político de 14 años de un proyecto cercano al Socialismo del Siglo 21, caracterizado por una sobrerregulación de los medios. El nuevo Gobierno da un giro  y se propone pasar de una sobrerregulación a una regulación muy ligera y mucha autorregulación que apelan a la responsabilidad social de los medios de comunicación y los periodistas.

Posteriormente expuso el proyecto de Ley complementaria presentado por los legisladores Marjorie Chávez y Fernando Villavicencio con apoyo de Fundamedios. La estructura está dada por los objetivos y principios, el desarrollo de la protección y garantía de la comunicación, la sostenibilidad de los medios y se establece nuevas funciones para el Consejo de Comunicación que debe ser un organismo rector de las políticas públicas sobre comunicación. Asimismo, se reconoce a los medios públicos, privados y comunitarios. Anunció que se está trabajando en una ley específica de medios públicos. En cuanto a los principios son la máxima garantía, legalidad, independencia de los medios, máxima publicidad, legalidad y pluralismo e igualdad.

José Eladio Corral analizó las implicaciones legales y aseguró que se debe garantizar la profesionalización para mejorar la calidad de la comunicación. Anabela Yépez realizó un repaso de los principales puntos de la propuesta de Ley de Libre Expresión y recordó las normas deontológicas del periodismo. Sobre la autorregulación aseguró que esta no es viable aún pues las normas deontológicas de los medios de comunicación han quedado en papel.

Ricaurte recordó que estamos pasamos de un esquema de sobrerregulación a un esquema de regulación suave y mucha autorregulación y sostuvo que muchas veces hay una visión prejuiciada cuando se intenta descalificar a los sistemas de autorregulación y que Fundamedios apuesta por la responsabilidad y ética periodística.

Recordó además los sistemas de autorregulación: Primero, un sistema de control previo, interno de los medios de comunicación que se ve reflejado en los códigos de ética y manuales de estilo para asegurar el control de la calidad de los contenidos periodísticos y general. Segundo, los sistemas de control mixto que funcionan previo y posteriormente y que son internos y externos con defensores de audiencias: profesionales de primera calidad que son conocidos por su ética y en el cual el medio de comunicación tiene confianza. Tercero, los sistemas de control posteriores que son externos como observatorios y veedurías de medios que son impulsados por los controles ciudadanos y centros académicos.