Fundamedios participó en Foro sobre la Ley de Violencia Digital organizado por...

Fundamedios participó en Foro sobre la Ley de Violencia Digital organizado por AECI

162

Este viernes 14 de mayo de 2021, El Director Ejecutivo de Fundamedios, César Ricaurte, participó junto con académicos y autoridades gubernamentales en el Foro de Discusión de Ley de Violencia Digital que fue aprobado el pasado lunes 10 de mayo por la Asamblea Nacional. 

Diego Beltrán, moderador de este foro rescató que el proyecto aprobado por la Asamblea Nacional se encuentra a expensas de un veto total, parcial y poder rescatar lo positivo y poder dar luces en este tratamiento, para no tener un texto que pueda generar extensiones interpretativas a la norma. 

César Ricaurte, director Ejecutivo de Fundamedios señaló que coincide en la necesidad de ampliar el debate y fomentar foros, conversatorios, y discutir de forma democrática algo tan importante como esta Ley de Violencia Digital, una norma que puede a llegar a ser muy peligrosa en el ejercicio de la libertad de prensa y expresión,  y que debería ser vetada en su totalidad. A su vez señaló necesario considerar los estándares sobre la libertad de expresión, como los principios básicos y pronunciamientos de los Relatores para la Libertad de expresión, han establecido que la libertad de expresión tiene dos dimensiones la dimensión individual y colectiva, es decir hay un derecho a informar y ser informado, que implica una doble vía.

También recordó que la Corte Interamericana ha señalado que las dos dimensiones tienen igual importancia jurídica, así mismo señalaron que se debe tomar en cuenta, ciertos puntos importantes en caso de ser necesaria la restricción de información como una legislación, clara y precisa, objetivos legítimos y claros y un test de proporcionalidad, necesidad e idoneidad. 

A su vez precisó que la Declaración de Chapultepec, ratificada por el gobierno señala también, la importancia de considerar todos los puntos de vista de actores que pueden ser impactados por las decisiones tomadas respecto al espacio digital. La Declaración Conjunta de los relatores para la libertad de expresión en el internet, han señalado que no se puede restringir la información incluida en internet debido a que desconfigura su estructura original y el flujo de la información. 

Ricaurte reiteró que los Estados no pueden imponer sanciones, ni utilizar como agravantes el hecho de utilizar el internet como medio en el que se publica cierta información, ejemplos claros son el artículo 158.2, 158.3, 158.4, que tienen penas privativas de libertad de 1 a 3 años, que debe ser el último recurso del estado, que es la última opción que se debe considerar como sanción.

Santiago Acurio del Pino, señaló que los temas de violencia patrimonial, política, digital, que están relacionadas con los temas de explotación sexual, deben estar configuradas e incluidas en el Código Orgánico Integral Penal, por lo que no se debería dar un veto total sino parcial, en el que el nuevo presidente Lasso deberá realizar un análisis integral. También señaló que en otros países se han aprobado estas figuras, y que la necesidad que se visibiliza es poder escuchar a todas las partes y poder generar un debate enriquecedor, que pueda dar voces a las víctimas, y darles herramientas jurídicas para que las mismas puedan tener justicia, y no dejarlas en indefensión.  

Nazly Borrero, experta colombiana en temas de violencia de niñas, niños y adolescentes, manifestó que los derechos humanos están tremendamente vulnerados, y muchos países al no estar en la vanguardia en estos temas se olvidan en reguralizarlos, por este lado extendió una felicitación porque el proyecto de Ley es muy robusto y que de forma conjunta con protección de datos serán leyes de ejemplo; sin embargo indicó que faltarían temas de pornografía infantil, violencia infantil. 

Lorena Naranjo, Directora de la Dinardap señaló que en Ecuador falta la participación activa, en proyectos de esta naturaleza. La Ley de Violencia Digital ayuda a visibilizar las problemáticas digitales, evitar transgresiones de esta naturaleza, y a comprender las repercusiones que están afectando a niñas, niños y adolescentes. Resaltó a su vez la tipificación de los tipos de violencia contra las mujeres, sin embargo habría que verificar ciertos elementos como la utilización de las terminolgías o sustituirlas sin desconocer el bien jurídico protegido raíz de la tipificación. 

A lo largo del diálogo César Ricaurte manifestó que a lo largo de 14 años existieron normativas con tipos legales y penales ambiguos que dejan campo para la arbitrariedad y, que permitieron sancionar administrativamente el trabajo periodístico. La diferencia que marca la Ley de Violencia Digital es que ahora las sanciones significan la privación de la libertad, lo cual multiplica su peligro e impacto negativo.

Distintas organizaciones y actores de diversos sectores han manifestado el rechazo a la aprobación de esta normativa. El Ejecutivo tendrá 30 días para vetar, total o parcialmente este proyecto. Fundamedios insiste en las posibles vulneraciones que pueden generarse por estos tipos abiertos.