Más de cien invitados de medios de comunicación, sociedad civil, mundo académico, gremios profesionales, y ciudadanos, asistieron a la Mesa de Diálogo Social Nacional con la cual la SECOM dio por finalizada un ciclo de conversatorios, que se han realizado en ocho ciudades del país (Quito, Loja, Ambato, Portoviejo, Cuenca, Ibarra, Tena, Guayaquil) con la participación de más de 2000 personas.

Fundamedios fue convocado a través de sus directivos y de los socios de la organización a la Mesa de Regulación y Control (Régimen Sancionatorio), en el encuentro que se realizó en la Universidad Andina Simón Bolívar la tarde del pasado jueves. Allí, César Ricaurte, director ejecutivo de Fundamedios, explicó con cifras que la aplicación de la Ley ha significado la imposición de más de 500 sanciones contra periodistas y medios del país, en procesos viciados por la arbitrariedad y la ambigüedad en la aplicación de la Ley.

Por esa razón, Ricaurte expuso la necesidad de que cualquier proceso de reforma a la Ley incorpore el aporte técnico de las Relatorías de Libertad de Expresión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y de la Organización de Estados Americanos (OEA), así como de organismos especializados como la UNESCO, entre otros.

El Director de Fundamedios expresó, también, que debemos asegurarnos de no repetir los errores de la Ley de Comunicación (LOC) vigente y verificar que la Ley cumpla los estándares internacionales que señalan que cualquier regulación del derecho a la Libertad de Expresión debe ser elaborada con absoluta precisión y responder a una necesidad imperiosa.

Finalmente, señaló que Fundamedios ha trabajado en propuestas muy precisas que están recogidas en el documento llamado Hoja de Ruta para la Libertad de Expresión 2017-2019, que fue entregada al Subsecretario de Medios Institucionales, Patricio Pacheco, quien dirigió la Mesa. Sin embargo, indicó que no es momento de discutir artículos, sino de lograr consensos alrededor de la mecánica que aseguren un debate amplio para las reformas a la LOC.