Las instalaciones de Tropical FM, en Pedernales. Los dos medios de esa ciudad fueron los más afectados. Foto: Jorge Sárchez

Los medios de comunicación de Manabí y Pedernales también resultaron afectados con el terremoto que, el pasado sábado 16 de abril del 2016, azotó la Costa ecuatoriana, con epicentro en la ciudad de Pedernales. La fuerza del movimiento telúrico causó que el flujo de información se suspendiera en esas provincias durante varias horas.

Frente a esta situación, Fundamedios realiza un mapeo de los 86 medios de comunicación de prensa, radio y televisión que operan en las dos provincias. Hasta el momento, hemos logrado contactarnos con 40 y verificar su situación: ocho presentan daños severos, 16 daños moderados y 16 leves.

El mapa completo de las afectaciones a los medios de comunicación de las provincia de Manabí y Esmeraldas estará disponible en línea a partir de las 15:00 del miércoles 27 de abril.

La situación de los medios de comunicación es especialmente complicada en Manabí, la provincia más afectada por el movimiento telúrico. En Pedernales, las instalaciones de las dos únicas radios de la ciudad, Altamar y Tropical FM, se derrumbaron. La primera está saliendo al aire desde un estudio improvisado; la segunda suspendió su transmisión, allí fallecieron cuatro personas.

En Portoviejo, el edificio de radio Sono Onda Musical se derrumbó y su director, Frank Zambrano, estima unos $40.000 en pérdidas. La radio Farra sufrió graves afectaciones en su infraestructura, por lo que debió ser desalojada y permanece fuera del aire. Las instalaciones de radio Scandalo también resultaron fuertemente dañadas y están funcionando desde un local arrendado, al igual que las instalaciones de TV Manabita, que está saliendo desde la Universidad San Gregorio.

Los periódicos El Diario y La Marea se encuentran circulando con normalidad, aunque no salieron a la venta el domingo posterior al terremoto.

En Manta, Oromar TV, que transmite desde esa ciudad con señal nacional, no tuvo mayores daños en su infraestructura y está al aire con normalidad. En radio Gaviota Laser, en cambio, parte del techo se cayó pero ya fue solucionado.

El diario El Mercurio tuvo graves daños en su rotativa, por lo que se está imprimiendo particularmente y no circuló hasta el miércoles.

El principal problema que sufrieron las comunicaciones fue por la falta de electricidad. Por esto, todas las radios y estaciones de televisión debieron dejar de transmitir durante, al menos, 12 horas, dependiendo de la ciudad en la que se ubican.

En Esmeraldas, los más afectados fueron los medios audiovisuales. El terremoto causó averías en las antenas, que se ubican en el cerro Gatazo. La vía de acceso a la cima de este cerro sufrió deslizamientos, por lo que la señal se mantuvo con intermitencia durante los días posteriores al percance. También hubo cuarteaduras en las instalaciones de algunos medios, sin embargo ninguno de ellos quedó inoperativo.

 

Un informe completo y el mapeo de medios estará disponible en línea a partir de las 15:00, hora de Quito (UTC -5), del miércoles 27 de abril.