Fundamedios renuncia a ser parte de la veeduría del concurso de frecuencias,...

Fundamedios renuncia a ser parte de la veeduría del concurso de frecuencias, pero vigilará el proceso 

229

Ecuador, 9 de julio 2020.- César Ricaurte, director ejecutivo de Fundamedios, presentó este jueves 9 de julio, su renuncia al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) como veedor del Proceso público competitivo de otorgamiento de frecuencias. El periodista señaló  que este proceso no ha sido transparente ni riguroso.  

“Consideramos que una organización del prestigio de Fundamedios no puede ser parte de una veeduría que ha pretendido ser manipulada con fines partidistas, nada transparente y ajena a lo que debería ser el ejercicio noble del derecho a la participación ciudadana y el control social”, enfatizó Ricaurte en una rueda de prensa virtual. 

Además, cuestionó que la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) haya presentado un oficio donde impugna a algunos integrantes de la veeduría con argumentos “frívolos”, como que algunos integrantes no enviaron su hoja de vida cuando existen miembros con un interés político claro. Ese es el caso del actual subcoordinador, Roberto Wohlgemuth, conocido en redes sociales como @mashiroberto. 

Wohlgemuth fue uno de los operadores más agresivos en la política de acoso sistemático en contra de periodistas y medios de comunicación durante el gobierno de Rafael Correa. Además, Facebook lo identificó como uno de los grandes operadores de las granjas de trolls para desinformar.

Precisamente, el 8 de julio, la plataforma eliminó más de 50 páginas detectadas como difusoras de información falsa manejada por consultores políticos y exempleados gubernamentales de Ecuador y de los socios de la empresa ecuatoriana Estraterra, establecida en Canadá y cuyo representante legal es Roberto Wohlgemuth.

Wohlgemuth llegó al CPCCS luego de la salida de varios de sus miembros. Esto, tras la contundente denuncia pública que hizo Fundamedios el pasado 23 de junio que reveló los intereses políticos de los veedores que, en ese momento, estaban activos y que concluyó con la renuncia de Héctor Velasco Álvarez, entonces coordinador de la veeduría y presidente de la Asociación de Emprendedores Ecuatorianos (EMPEC). Dicha organización participó en el concurso pasado por la frecuencia 92.5, operada por EXA, una de las radios críticas del gobierno de Rafael Correa. 

Además, existe documentación que avala que el 8 de agosto de 2016, Velasco mantuvo comunicación directa con el exvicepresidente Jorge Glas, ahora preso por asociación ilícita y cohecho, en que expresamente solicitaba se le otorgue dicha frecuencia, en concesión a radio Democracia (EXA), cuestionando que se trataba de un medio de oposición al correísmo. Cuatro veedores más también fueron cuestionados. Ver nota.

Ricaurte reiteró que renuncia a una veeduría que desde su creación tuvo intereses políticos, pero no renuncia al derecho ciudadano de vigilar rigurosamente un proceso que como el de otorgamiento de frecuencias es clave para que en el Ecuador se avance en materia de libertad de expresión.

“Estaremos atentos para denunciar cualquier intento por favorecer a grupos mediáticos y políticos que han pretendido desde el anterior concurso de frecuencias beneficiarse de la concentración de medios en pocas manos”, puntualizó. 

Descargue la carta de renuncia