Romper con el estigma hacia las enfermedades mentales desde el #PeriodismoConsciente

Romper con el estigma hacia las enfermedades mentales desde el #PeriodismoConsciente

217

Ecuador, 24 de julio 2020.- Hablar de salud mental, enfermedad mental y periodismo, hasta hace algunos meses, era un tema lejano, pero a raíz de la COVID-19 se ha convertido en una discusión necesaria para quienes están en primera línea. Por ejemplo, los periodistas quienes han tenido que adaptarse al teletrabajo, al encierro y al miedo constante al contagio. 

Fundamedios, la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL), Chicas Poderosas Ecuador y Nos Faltan 3 unieron esfuerzos para diseñar un programa gratuito que a través de webinars entregue conocimiento y herramientas a los reporteros. El objetivo es conocer mejor las temáticas relacionadas a salud mental y cubrir la pandemia con una mirada holística. 

Yahira Guzmán, docente y psiquiatra de la Universidad de la Sabana (Colombia) y administradora de la beca Rosalynn Carter junto a la Fundación Gabo, fue la tallerista de ‘Salud mental y periodismo: una mirada desde la ciencia’. En el encuentro virtual compartió con más de 100 periodistas ecuatorianos y estudiantes de Comunicación. 

Para la experta es necesario que la población comprenda la importancia de la salud mental. La define como “tener una calidad de vida adecuada” con el funcionamiento correcto de la parte física, el comportamiento adecuado en el trabajo, en la familia; tiene énfasis en alcanzar un estado de bienestar y vivir en paz. Si alguno de estos factores está alterado, podría tratarse de un trastorno o una enfermedad mental, que es lo que actualmente, se observa con la ansiedad, el estrés y la depresión. 

A lo largo de la historia, las enfermedades mentales han sido estigmatizadas y eso se debe al poco conocimiento alrededor de ellas. Según Guzmán, se suele pensar que una persona con esquizofrenia es peligrosa y está asociada a actos delictivos. Otros creen que padecer de una depresión es una invención del individuo y se cura con una charla. Esto se suma a tratamientos limitados de las enfermedades mentales en los años 50, en donde se asociaba este factor con imágenes de manicomios y dopajes.

Para la psiquiatra, el primer reto para el periodismo es hacer un abordaje que rompa el estigma e informe que las enfermedades mentales son tratables. “Debemos quitar la terminología como ‘el loco’, ‘el esquizofrénico’, etc y crear estrategias para quitar etiquetas. Eso no construye, sino destruye”. 

La ansiedad y depresión son las afecciones que más se dispararon en el contexto de la pandemia. Guzmán reconoce que los periodistas, por la naturaleza de su trabajo, están sometidos a niveles de estrés altos y es necesario que manejen estos conceptos no solo para entender a su entrevistado, sino para reconocer el momento exacto en que laboralmente están agotados y deben parar. 

La mezcla de actividades repartidas entre el trabajo, los quehaceres domésticos, el cuidado de los niños genera una sensación de falta de control y en ese aspecto la psiquiatra recomienda tener un estilo de vida saludable, realizar deporte, manejar  la frustración y el cansancio conversado con pares y  buscar una actividad lúdica. 

Es importante reconocer aquellos síntomas que podrían advertir que algo no funciona bien, como la alteración del sueño, dolor de cabeza constante e irritabilidad que podrían desencadenar en trastornos mentales. Saber detectar estas señales a tiempo incidirá en la búsqueda de un tratamiento temprano, pues el autocuidado es una pieza angular para alcanzar el bienestar emocional.