fbpx

Fundamedios

Comunicados

Jorge Vivanco, un maestro del periodismo

por | Nov 27, 2011 | Comunicados | 0 Comentarios

Ni los ofrecimientos de altos cargos ministeriales o diplomáticos; ni los juicios en su contra seguidos por políticos; tampoco las amenazas de los gobernantes de turno, han  servido para que Jorge Vivanco Mendieta deje de hacer lo que siempre le ha apasionado: el periodismo.

Jorge Vivanco, un octogenario de aspecto sabio y bondadoso, es desde hace años una de las voces más autorizadas dentro del periodismo ecuatoriano. No en vano es uno de los pocos que ha ejercido el periodismo durante 60 años: ha escrito para Diario El Comercio, Revista La Calle, Diario La Razón, Diario El Telégrafo y actualmente para Diario Expreso y Revista Vistazo.

No solo destaca por el tiempo sino por cómo ha trabajado lo que le ha convertido en un referente dentro del periodismo ecuatoriano. Quienes le conocen suelen llamarle “Maestro”.  “Es un ejemplo a seguir por las nuevas generaciones de periodistas”, opina Vicente Ordóñez, presidente de la Unión Nacional de Periodistas del Ecuador (UNP), quien destaca como virtudes de Vivanco, la honestidad, la valentía y la perseverancia. “Son valores que pesan mucho a la hora de escribir”.

A sus 84 años, Vivanco mantiene un pensamiento lúcido y es grato oírle reflexionar acerca del oficio periodístico sobre todo en una época en que el periodismo ecuatoriano atraviesa duros momentos por las críticas y ataques del régimen de turno:

¿Cuál es la realidad del periodismo y de los periodistas? se pregunta. “Uno de los insistentes argumentos del actual gobierno para justificar su deseo de meter la mano en el periodismo es que nosotros los periodistas y los medios de comunicación desechamos todo control. Es un desconocimiento lamentable de los hechos. Este desconocimiento de la realidad lleva a aberraciones”, sostuvo Vivanco durante un encuentro realizado en Guayaquil entre los periodistas premiados en los Premios Fundamedios 2011.

“El periodista bueno tiene su razón de ser en sus lectores, en sus oyentes y en sus televidentes. En el momento en que no tiene esa correspondencia prácticamente ha dejado de existir”, agrega el periodista, quien nació el 13 de mayo de 1927 en Loja, donde se le otorgó el premio “Mejor Ciudadano”.

Vivanco, quien por casi 30 años se ha desempeñado como Subdirector de Diario Expreso y  mantiene el contacto con sus lectores a través de su columna de opinión “Barajando los días”, es un referente del periodismo de opinión a la hora de criticar y cuestionar las irregularidades  del poder.

Fernando Cazón, columnista de Diario Expreso, comenta que Vivanco destaca por ser un periodista de opinión que trata los temas y analiza los problemas con mucho conocimiento.

Uno de los artículos más importantes escritos por Jorge Vivanco en diario Expreso fue  “Chantaje, solo chantaje”, publicado el 6 de julio de 1995, en el que el periodista reveló declaraciones del entonces vicepresidente de la República, Alberto Dahik, quien informó durante un almuerzo con miembros de la prensa que ciertos diputados y magistrados de la Corte Suprema de Justicia habían exigido dinero al Gobierno para aprobar leyes y dictar fallos de interés gubernamental.

Por medio del artículo de Vivanco, el país pudo enterarse que un bloque legislativo había exigido 200 000 millones de sucres para ser canalizados por organismos seccionales y realizar proselitismo político. También que 16 diputados pidieron 500 mil dólares cada uno para aprobar la Ley de la Empresa Estatal de Telecomunicaciones (Emetel).

Asimismo, la columna de Vivanco denunció que ministros de la Corte Suprema de Justicia exigieron dinero para declarar constitucional una resolución que interesaba al Gobierno; y finalmente señaló que se entregaron varios nombramientos en el Instituto Ecuatoriano de Electrificación (INECEL) y Petroecuador a cambio de apoyos legislativos. Dahík fue enjuiciado y salió del país rumbo a Costa Rica.

Criticando las atrocidades

“Jorge Vivanco no ha perdido la chispa ni la fuerza para seguir criticando y censurando cada atrocidad que surge en el país”, en cambio comenta la periodista Lisbeth Zumba en un artículo titulado “Un hombre de bien”, publicado en la Web de CRE Satelital Ecuador www.cre.com.ec , en 2006.

Precisamente por ser un periodista frontal y sin temor, Vivanco ha afrontado juicios como el que le siguió hace casi una década Fernando Rosero, diputado del Partido Roldosista Ecuatoriano, por su artículo, publicado el 15 de julio de 2002, «Los generales no se defienden».

Según una alerta publicada por IPYS en octubre de 2002, el artículo criticaba la actitud de los integrantes de la cúpula militar ecuatoriana por no responder a las acusaciones de Rosero, a quienes tildó de los «chatarreros del Cenepa». Rosero pidió una indemnización de un millón de dólares al periodista. Al final la Primera Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia absolvió definitivamente a Vivanco.

Durante su larga trayectoria Jorge Vivanco tampoco ha sucumbido a los ofrecimientos de cargos ministeriales  y diplomáticos. “He recibido propuestas para ser ministro, cónsul, embajador y no he aceptado.  Yo no quiero ser burócrata, además yo no creo que el periodista deba entrar en esa parte de la función pública”, declaró en una entrevista a CRE.

Lo que sí ha ejercido, junto a su labor de periodista, es la cátedra: Ha sido profesor de la Facultad de Comunicación Social (FACSO) de la Universidad de Guayaquil y del Instituto Nacional Mejía.

Su pasión por la ética y la transparencia le llevaron a asumir la Presidencia de la Comisión Anticorrupción. Casi una década después Jorge Vivanco integró la Comisión Especial para la Investigación del Salvataje Bancario, cargo al que renunció después de pocos meses por críticas a la prensa.

¿Cómo nació esta pasión por el periodismo?

Aunque pudo haber sido laboratorista o biólogo marino, más pudo su afición y pasión por las letras lo que determinó su incursión en el periodismo.
Jorge Vivanco inició su trabajo periodístico como corrector de pruebas en Diario el Comercio. Fue escogido para  participar en un debate histórico en el Teatro Sucre y ahí ganó el primer premio. En reconocimiento, el dueño de Diario El Comercio le puso a cargo de la sección cultural. Por esta época estudiaba en la Universidad Central de Quito, donde realizó tres cursos y luego culminó sus estudios de periodismo en la Universidad Syracuse de Estados Unidos.

Padre de cuatro hijos y abuelo de seis nietos, Jorge Vivanco tuvo una niñez difícil. A los cinco años de edad, él y sus cuatro hermanos quedaron huérfanos. Tuvieron que separarse para vivir con sus abuelos y la fortuna que habían dejado sus padres fruto de la agricultura desapareció.

“(…) Yo no sé qué hicieron la fortuna de mi padre. Nos tocó vivir una infancia completamente desamparada, pobre, tremendamente injusta”, cuenta Vivanco en un perfil realizado por CRE Satelital Ecuador.

No obstante su infancia también tiene momentos alegres como los años que vivió en Vilcabamba, donde jugaba con los hijos de los campesinos y se bañaba en el río. “Una infancia limpia y pura”, recordaría Vivanco.

Así es Jorge Vivanco, quien hizo del periodismo un apostolado, un instrumento a favor de la justicia y la igualdad. “El periodismo tiene que ser ejercido por personas con vocación. Quien no tiene vocación simplemente debe dedicarse a otra cosa”. Quizá no hay frase más ejemplar para resumir la vida del periodista Jorge Vivanco.

LO MÁS RECIENTE

SUSCRÍBETE AHORA

Manténgase actualizado con nuestro boletín semanal.

EN TIEMPO REAL