Actualización:  Este miércoles 13 de febrero los familiares de Efraín, Javier y Paúl enviaron una carta a Guillermo Botero, Ministro de Defensa de la República de Colombia para hacer oficial la entrega de la investigación periodística de ‘Rehenes’ y pedir colaboración del Ministerio para aclarar las circunstancias en las que se dieron los hechos.  Los puntos principales que los familiares quieren tratar con el ministerio es la liberación del equipo periodístico el 28 de marzo con el objetivo de tener claro que fue lo exactamente sucedió ese día, la negociación que existió y cual fue el rol que tomó el estado colombiano y la colaboración que hubo entre la policía colombiana y ecuatoriana en los operativos durante el secuestro.

Mediante la carta piden amplificar la información enviada desde la cartera del estado colombiano con relación a los operativos de la zona.
CARTA NOSFALTAN3 COLOMBIA 13 DE FEBRERO 2019

La mañana de este lunes 4 de febrero, Yadira Aguagallo, Ricardo Rivas y Galo Ortega, familiares del equipo periodístico de Diario El Comercio asesinado hace 11 meses, se refirieron públicamente al contenido del libro ‘Rehenes’. La publicación, de los periodistas María Belén Arroyo y Arturo Torres, revela información en torno al porqué de la ejecución de Efraín Segarra, Javier Ortega y Paúl Rivas.

“Ha sido el periodismo ecuatoriano, no la justicia ecuatoriana, quien nos ha dado más respuestas”, dijo Aguagallo. Los familiares agradecieron a los autores del libro por traer a la luz datos de absoluta relevancia sobre lo que sucedido con el equipo entre marzo y abril de 2018.  

Uno de los temas principales que recoge el texto son los operativos que existieron de parte del Estado colombiano y ecuatoriano a partir del momento en que se supo sobre el secuestro de los periodistas. La pareja de Paúl Rivas explicó que existen contradicciones entre las autoridades sobre la fecha, hora y lugar del asesinato. En la investigación periodística, se abordan las operaciones de parte de la Policía de Colombia que se iniciaron en territorio ecuatoriano, mientras el equipo de prensa estaba en cautiverio en la frontera entre ambos países. Aguagallo expresó que esto desencadenó el asesinato e instó a las autoridades a dar una explicación detallada sobre todos los operativos.

Ricardo Rivas explicó que lo que se encontró en la camioneta en que se trasladaban los periodistas fueron las credenciales de uno de ellos y todo el equipo de fotografía de Paúl Rivas, lo que indica que no se bajaron del vehículo por voluntad para hacer cobertura. El hermano del fotoperiodista expresó su descontento con el trámite para la lectura de huellas digitales de la camioneta así como las grabaciones que existen de la cámara de seguridad de la casa de la madre de alias Guacho.

Los familiares también se refirieron a la liberación de las víctimas que se iba a concretar el 28 de marzo del 2018. Diario El Tiempo de Colombia informó sobre la negociación al respecto. Sin embargo, en su momento el entonces ministro del Interior, César Navas, sostuvo que no era cierto. Pero en ‘Rehenes’ se confirma que sí existió la negociación. “Se nos mintió a los ecuatorianos, se nos tuvo que haber informado por lo menos a nosotros como familiares sobre lo que estaba sucediendo”, acotó Aguagallo.

En los próximos días, los familiares viajarán a Colombia para reunirse con la Fiscalía colombiana para evaluar las investigaciones que se siguen. Rivas anunció que la información recopilada en el libro se enviará a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que el Equipo Especial de Seguimiento (ESE) la incluya. “El Gobierno nos ha ido mintiendo sistemáticamente sobre la vida de nuestros familiares. El error fundamental fueron las mentiras”, expresó Rivas.