fbpx

Fundamedios

Actividades | Informes

MAYO: Un nuevo exilio y el Mecanismo de Protección sin financiamiento

May 30, 2024 | Actividades, Informes

Ecuador, 30 de mayo de 2024.-  Desde que inició el año se han registrado cinco periodistas que han tenido que exiliarse. Esto, ante una ineficiencia e incluso negativa estatal. En mayo de 2024, Fundamedios registra 18 agresiones contra la libertad de expresión y prensa en Ecuador. En lo que va del año suman 98 agresiones. 

En comparación con abril (12), se registran seis agresiones más este mes. Desde que se posesionó el gobierno de Daniel Noboa, el 23 de noviembre de 2023, hasta el momento, Fundamedios reporta 118 agresiones. 

Este mes, las amenazas y agresiones verbales son el tipo de agresión más común. Y son los actores estatales (6) y no estatales (6) quienes perpetúan en su mayoría este tipo de ataques.Este mes, además, se contabiliza uno de los casos más graves de afectaciones al periodismo que es la extorsión. El espacio digital se lleva el primer puesto en los lugares en los que más se ataca a la prensa. 

Amenazas y extorsión, el modus operandi del crimen 

Xavier Jordán, un prófugo de la justicia acostumbrado a usar sus redes sociales para intimidar, acudió una vez más a X para amenazar a Aleczandra Villavicencio, hermana de Fernando Villavicencio, excandidato a la Presidencia de Ecuador y periodista, asesinado el 9 de agosto de 2023.  El 1 de mayo, Primicias publicó la noticia de que Eduardo Andrade, juez especializado en delitos de corrupción y crimen organizado, autorizó el inicio del proceso de extradición de Leonardo Cortázar, quien es investigado por delincuencia organizada en el caso ‘Encuentro’, junto a Hernán Luque Lecaro, exdirector de la empresa coordinadora de empresas públicas, y Danilo Carrera. Villavicencio compartió esta información en sus redes sociales, junto con la frase: “Poco a poco los corruptos y narcos de la piscina de Miami van cayendo”. Jordán aprovechó el comentario para amenazar: “Vamos a ver si ante un juzgado americano puedes sostener una tremenda difamación y mentira. Tenía que ser apellido Villavicencio, ¿q ué más se puede esperar de esta clase de gente?”, escribió. (Ver alerta)

El Canal del Río Quevedo, de la provincia de Los Ríos, recibió un panfleto intimidante, el pasado 27 de abril, en el que lo extorsionaban por el pago de 80 mil dólares; caso contrario, les decían, le harían daño al dueño del medio, Jorge Lema, y sus compañeros de trabajo, quienes también fueron nombrados en el panfleto. 

“Primer aviso, te estamos vigilando”. Así inicia el panfleto que recibió el canal en la puerta principal. Lema lo recogió y decidió solo contarlo a sus compañeros que estaban involucrados. Solo unos días después, el 10 de mayo, un individuo intentó ingresar a la casa de Lema, sin embargo, no lo logró pero se llevó un foco pensando que se trataba de una cámara de seguridad. A pesar de esto, la intromisión sí fue grabada. Fundamedios tuvo acceso a las imágenes en las que se observa que el individuo intenta escalar la puerta y saltar hacia una ventana. (Ver alerta)

La falta de garantías estatales afecta gravemente la libertad de expresión 

A pesar de las continuas agresiones registradas por Fundamedios, y aunque el presidente Daniel Noboa firmó la declaración de Chapultepec y Salta, el 30 de abril, el Consejo de Comunicación fue informado de la negativa del presupuesto solicitado para el Mecanismo de Protección, que contemplaba USD 784 mil para este y el próximo año, de los cuales cerca de USD 66 mil estaban destinados a un fondo de emergencia para proteger a periodistas en riesgo. Fundamedios emitió un comunicado rechazando de manera categórica la negativa del gobierno de Daniel Noboa al financiamiento del Mecanismo de Protección para Periodistas. Esta negativa constituye un grave atentado contra el periodismo ecuatoriano, que ya enfrenta un ambiente hostil para ejercer su labor. (Ver comunicado)

El periodista José Luis Calderón, rostro visible del ataque terrorista al canal TC Televisión, ha tomado la decisión de exiliarse luego de que el hecho violento afectara fuertemente su salud mental. No es el único incidente que ha sufrido por su profesión.  A inicio de 2024, Ecuador vivió uno de los momentos más críticos para la libertad de prensa. Las instalaciones de los canales TC Televisión  —de alcance nacional— fueron interrumpidas por integrantes de una banda delictiva en la ciudad de Guayaquil. José Luis Calderón decidió dialogar con los delincuentes y mediar la situación mientras lo apuntaban con una escopeta en el cuello y le ponían dinamita en su chaqueta. Su rostro fue el único reconocible y sus imágenes fueron viralizadas a nivel mundial. Más de una semana después de que se tomaron las instalaciones de TC Televisión, las cámaras de vigilancia del conjunto habitacional en el que vivía Calderón registró a dos individuos que le entregaron un arma de fuego al guardia de seguridad que fue escondido en los baños. Al día siguiente atraparon y despidieron al agente de seguridad. No existen pruebas de que sea un hecho relacionado con el periodista. Sin embargo, a Calderón le llamó la atención en un contexto de violencia. Tras las complicaciones de mediación entre el periodista y el medio, Calderón tuvo que firmar una carta ante una amenaza de un despido por “visto bueno”. Tuvo que salir del país ante la falta de garantías de su medio y el Estado. (Ver comunicado)

Y son los mismos actores estatales que no solo niegan presupuesto para defender a la democracia y al periodismo en el país, sino también agreden a la prensa. 

En mayo, varios incidentes con la prensa fueron protagonizados por altos funcionarios del gobierno. El pasado 07 de mayo tras una visita del Presidente al complejo hidroeléctrico Mazar, el ministro Roberto Luque dio una rueda de prensa que se produjo con tres horas de retraso, pero no se permitieron preguntas de los periodistas y la misma concluyó de una forma un tanto abrupta cuando los miembros de seguridad cerraron la puertas para evitar que los reporteros pudieran formular preguntas.

Daniel Noboa, y los ministros de Transporte, Energía y Finanzas, Roberto Luque y Juan Carlos Vega, junto a Arturo Féliz Wong, secretario de la Administración Pública, y Santiago Malo, gobernador de Azuay, recorrieron los embalses de Mazar, Molino y Sopladora, ubicados en el complejo hidroeléctrico Paute. Después, el Ministerio de Energía, a través de su departamento de Comunicación, compartió un video con declaraciones del Ministro y convocó a los medios a las instalaciones del ECU-911 de Azuay. De hecho, según los testimonios de los periodistas presentes, en la rueda de prensa, Luque se limitó a repetir el pronunciamiento emitido en el video horas antes. 

Cuando finalizó esta intervención del Ministro, su seguridad lo sacó del lugar y la comunicadora Amanda Villavicencio se adelantó a la puerta para intentar conseguir una declaración y, sobre el momento en que consultó sobre el proyecto Echo Olón, “los agentes de seguridad de las autoridades comenzaron a empujar para alejarme de ellos; incluso, uno de ellos me dijo ‘cuidado, le voy a golpear’ y me cerraron la puerta en la cara”. 

El 9 de mayo, Sade Fritschi, ministra del Ambiente, compareció en la Comisión de Biodiversidad de la Asamblea Nacional para hablar sobre los derrames petroleros en la Amazonía. El acceso a la prensa, para esa comparecencia, fue restringido inicialmente y la Ministra tampoco atendió las interrogantes de los medios que buscaban declaraciones sobre el caso Echo Olón, en el cual se le acusaba de haber otorgado licencias ambientales en tiempo récord. Cabe señalar que el mega proyecto inmobiliario es de una empresa en la cual la accionista mayoritaria es la Primera Dama, Lavinia Valbonesi. (Ver alerta)

Por su lado, Marcelo Jijón, editor del Diario de Riobamba denunció que el alcalde de esa ciudad, Jonh Vinueza, agredió verbalmente al medio y a él en una entrevista radial y un comentario en TikTok, señalando que el periodista es crítico con su gestión por no haber recibido pauta de la administración municipal.  El periodista riobambeño asegura que no es la primera vez que es objetivo de agresiones verbales por parte del alcalde Vinueza, pues en noviembre de 2023 reportó que la autoridad lo atacó por publicar en sus redes sociales personales un informe sobre el mal estado de un lugar turístico emblemático de Riobamba. 

Ahora, Jijón denunció y publicó una captura de pantalla con un comentario emitido por parte del alcalde en una noticia que se generó a través de TikTok. “Jijón, hace un año, no decía ni pío y todo por no haberte contratado para una entrevista”, escribió Vinueza. (Ver alerta)

Además, se intenta censurar cualquier tipo de voz disidente. El colectivo Alianza Contra Las Prisiones EC denunció, a través de la red social X, que la abogada Paulina Reyes, quien ha fungido como puente de comunicación entre los presos y sus familiares, fue detenida por las Fuerzas Armadas el 23 de mayo, porque quería denunciar abusos dentro de la cárcel regional de Cotopaxi. 

Según el comunicado del colectivo, Reyes fue testigo de cómo militares, dentro de la prisión, torturaron a los reos y anunció que denunciaría el hecho y tomaría las acciones legales. Ella fue retenida por supuesta falta de respeto a la autoridad, trasladada hasta la Fiscalía de esa provincia, donde —luego de cumplirse la audiencia de flagrancia— quedó en libertad. (Ver alerta)

El periodista Franklin Vega, especializado en temas ambientales y editor de Bitácora Ambiental, recibió una llamada del guardaparque Wilder Pionce, quien criticó la información que había publicado el medio en redes sociales. El funcionario le advirtió que estaba grabando la llamada y le recomendó que recorriera el Parque Nacional Machalilla, donde él trabaja. 

Vega aseguró, en diálogo con Fundamedios, que no conocía cómo encontró el funcionario su número, pero la llamada “se sintió intimidante e incómoda”. “Yo le dije: “¿de dónde me llama?”. Él respondió que era del Parque Machalilla y que quisiera que yo informe lo que es. Estaba en una actitud de: ‘esto es lo correcto’, al estilo de Correa, más o menos. ‘Esto es lo que tiene que decir y esto no tiene que decir’”, declaró Vega. 

Según el periodista ambiental, esto se da luego de que, el 24 de mayo,  la cuenta en X del medio Bitácora Ambiental publicara que un grupo de turistas nacionales ingresó a la zona protegida del Parque Machalilla, con bebidas alcohólicas, parlantes, música e, incluso, un generador eléctrico. En la llamada de Pionce, también le preguntó por qué “achaba” al personal del Ministerio del Ambiente y decía que no “hacían nada”. Después de esto, el mismo guardaparque le envió un mensaje por WhatsApp con una noticia sobre el parque, acompañada con el texto: “Estas son las informaciones que se dan: de lo bueno que se hace, no; solo de lo malo”. (Ver alerta)

LO MÁS RECIENTE

SUSCRÍBETE AHORA

Manténgase actualizado con nuestro boletín semanal.

EN TIEMPO REAL