El Ministro del Interior César Navas informó la mañana de este 11 de abril que las autoridades ecuatorianas se encuentran verificando la información relacionada a un supuesto comunicado atribuido al frente Oliver Sinisterra, una disidencia de las Farc que opera en el suroccidente de Colombia que darían malas noticias sobre el caso del secuestro del equipo de diario El Comercio conformado por el periodista Javier Ortega, de 32 años, el fotógrafo Paúl Rivas, de 45 años, y el conductor Efraín Segarra, de 60 años de edad.

Al respecto Navas anunció que están verificando la información y están en contacto con autoridades de Colombia, quienes no han tenido información al respecto, por lo que hizo un llamado a los medios y ciudadanos para informarse a través de los canales y fuentes oficiales como la Secretaría de Comunicación y vocerías oficiales para no tener interferencia en los procesos que todavía se llevan a cabo.

Navas se limitó a desmentir información respecto a que se hayan realizado operaciones ofensivas en la zona. “Hemos realizado operaciones de control permanente pero no ofensivas, y del mismo modo, una vez que conocimos del secuestro pedimos que no se ejecuten operaciones que comprometan la integridad de los tres compatriotas secuestrados”, apuntó el Ministro.

Sobre este supuesto comunicado, la Secretaría de Comunicación también informó a través de su cuenta oficial en Twitter, que las autoridades están verificando la información y que una vez que se cuenten con datos verídicos al respecto, lo darán a conocer a través de los canales oficiales.

Por su parte, el Ministro de Defensa de Colombia,  Luis Carlos Villegas aseguró, en rueda de prensa, que no han podido encontrar ningún elemento que permita afirmar que el comunicado en mención es auténtico. “Deseamos el mejor de los finales para este acto rechazable de los tres periodistas. Hemos manifestado a los señores ministros de Defensa y del Interior del Ecuador en esta mañana, en dos ocasiones, nuestra voluntad de cooperación, de coordinación y sobre todo de respeto y seguimiento a la línea de comunicación que sobre este tema lidere el gobierno ecuatoriano”.

También afirmó que la presencia en ese territorio de frontera, territorio colombiano es de control territorial y que no ha habido ni desembarco ni acciones especiales que no sean de conocimiento y coordinación con las Fuerzas Armadas, actividades policiales del Ecuador. “Mi llamado es que este terrible atentado a la libertad de prensa contra la libertad de ciudadanos ecuatorianos, que ha emprendido presuntamente un ciudadana ecuatoriano como es Guacho, pueda resolverse la de la mejor manera posible”, apuntó el funcionario.

El equipo periodístico fue secuestrado el pasado 26 de marzo en la parroquia de Mataje, provincia de Esmeraldas, mientras realizaba una cobertura periodística sobre la situación en esta zona de conflicto, en la que en los últimos meses se han registrado varios atentados con explosivos que ha cobrado la vida de tres militares ecuatorianos.

Dichos ataques y el secuestro a los periodistas ha sido atribuidos a frente de Oliver Sinisterra, comandado por alias Guacho, quien, según la prensa colombiana, empezó a conocerse ampliamente en Nariño a finales del año pasado, cuando lo señalaron de algunos ataques ocurridos en la zona. En los últimos meses, con el desarme de las Farc, Guacho asumió el control de gran parte de los cultivos ilícitos entre las zonas del Alto y el Bajo Mira, donde hay mayor cantidad de coca en el país.