Al finalizar su visita a Ecuador, el relator para la Libertad de Expresión y Opinión de las Nacionales Unidas, David Kaye, emitió sus observaciones sobre la evaluación realizada a la situación en el país.

El experto saludó la intención del Gobierno de garantizar la libertad de expresión y de prensa, al haber analizado la visión que tienen el Ejecutivo y la Asamblea Nacional sobre este derecho y qué están haciendo para promoverlo y protegerlo. Sin embargo, señaló que este solo es el inicio de una reforma integral en aspectos civiles y legales.

Para ello, destacó áreas específicas en que se debe trabajar. Entre ellas sobresalen el eliminar las barreras que existen en la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) y el Código Integral Penal (COIP) que menoscaban la libertad de expresión como por ejemplo el linchamiento mediático, la Supercom y la criminalización del insulto y la difamación.

“Es importante que el Gobierno esté pendiente respecto a la legislación que involucre a la libertad de expresión y debe fomentar el pluralismo en los medios de comunicación del país”, resaltó.

Kaye manifestó que se deben promover las radios comunitarias, asegurar que los concursos de frecuencias sean transparentes, estén disponibles para los diferentes tipos de medios con criterios específicos y diferenciados para cada uno. “Al entregar frecuencias a los medios comunitarios estas deben ser sustentables, eso significa que se debe contar con entrenamiento y respaldo económico”.

Respecto a la división de las frecuencias del espectro radioeléctrico, el Relator resaltó que es necesario tener en cuenta que el concepto de medios públicos no es el mismo que medios oficiales o estatales. “Se debe realizar una división del espectro que se ajuste al interés de la gente”.

Otra de las áreas se centra en el acceso a la información pública. Kaye aseguró estar consciente de que no es fácil para los periodistas obtener información desde el Gobierno. Indicó que el Ejecutivo está dispuesto a cambiar esta situación. “Sabe que hay problemas con los medios de comunicación y están haciendo lo posible para solucionarlos, esto es esencial para los periodistas que investigan corrupción”.

En referencia a la seguridad de periodistas, resaltó que el Gobierno debe garantizar protección a los comunicadores, que tengan acceso a la información, enfatizar el rol que cumplen en la sociedad al brindar información y hacer que personas en posición de poder rindan cuentas.

Por último, se refirió a la seguridad digital. El Relator indicó que es imprescindible que los periodistas cuenten con herramientas de encriptación de datos y se trabaje en una ley de protección personal de datos.