La Policía Nacional protagonizó las agresiones más fuertes contra periodistas durante el...

La Policía Nacional protagonizó las agresiones más fuertes contra periodistas durante el primer día de manifestaciones  

162

Ecuador, 27 de octubre de 2021. Durante el primer día de movilizaciones convocadas por sectores sociales, FUNDAMEDIOS registró un total de 8 agresiones contra periodistas y medios de comunicación que afectan la libertad de prensa y libertad de expresión en Ecuador. 

Cuatro periodistas, dos camarógrafos y un fotógrafo fueron agredidos durante el ejercicio de sus funciones, mientras un medios de comunicación fue acusado de desinformar, cuando la información que proporcionó fue verídica. 

En cuanto al perfil de los agresores, el Estado fue el principal agresor durante cuatro ocasiones: desde la Policía Nacional se ejecutaron las tres mayores agresiones contra los comunicadores que incluyeron el disparo a quemarropa con un bala de goma contra un periodista de Ecuador Chequea y la agresión física contra una periodista y un camarógrafo en Salitre. En ambos casos, los comunicadores fueron agredidos a pesar de haberse identificado claramente como periodistas. Mientras que otras cuatro agresiones fueron protagonizadas por manifestantes. 

Durante la jornada de protestas se registraron cinco agresiones físicas, dos amenazas y un discurso estigmatizante contra un medio digital. En cuanto al género, de los siete trabajadores de la comunicación agredidos, cinco fueron hombres y dos mujeres.

En el análisis geográfico se observa que Guayas (Daule y Salitre) se convirtió en la provincia donde se registró la mayor cantidad de ataques contra la prensa, con 4 trabajadores de la comunicación de por medio. Seguido de Pichincha que tuvo como epicentro la Plaza de Santo Domingo en el Centro Histórico de Quito, donde se produjeron tres agresiones y otra fue en Chimborazo. 

 

¡Soy de la prensa!

De nada sirvió que los periodistas Félix Amaya de Ecuador Chequea y Pamela Morante  junto a Estarlin Merchán de Canal 9 de Guayas tengan sus carnet de periodistas y  menos que hayan alertado a los miembros de la fuerza pública que eran de la prensa:  del mismo modo fueron agredidos. 

Pamela Morante y Estarlin Merchán fueron agredidos por miembros de la Policía Nacional mientras realizaban una cobertura de las manifestaciones en el sector de la T de Daule. Según versiones ofrecidas por la periodista los uniformados les propinaron varios golpes mientras se encontraban realizando la cobertura.

En un video en vivo la periodista apareció llorando y con un tono de desesperación sostiene: “ustedes pueden ver como fue agredida y gracias a los señores que estuvieron jalándome para que no me llevaran detenida porque ellos querían llevarme detenida”. 

Sobre éste caso, la Policía Nacional emitió un comunicado en el cual aseguró que fue un ciudadano que, para evitar ser detenido, sostuvo el brazo de la periodista y que por la confusión la comunicadora no pudo identificar este particular y lo confundió con un uniformado. 

Por la tarde, el periodista de Ecuador Chequea, Félix Amaya, recibió un disparo a quemarropa con una bala de goma que impactó en su pierna izquierda y que fue propiciado por un miembro de la Policía Nacional, a pesar de que él se identificó plenamente como periodista y portaba su carnet, durante la cobertura de las protestas en el Centro Histórico de Quito.  

Amaya se encontraba a las 17:44  en la Plaza de Santo Domingo cuando miembros de la Policía empezaron a dispersar a los manifestantes: “en el afán de buscar la mejor imagen me quedé en el mismo sitio, cuando un grupo de antimotines llegó, estaban en motos y caballos. Uno de ellos, a pesar de que grité prensa, me propició un disparo a quemarropa que impactó en mi pierna”, contó. Producto del impacto, el periodista tiene una herida en la pierna izquierda que se mantiene sangrante.

 

Los manifestantes también agredieron a la prensa 

La periodista de El Universo, Belén Zapata y el fotógrafo Jorge Guzman fueron amenazados por un grupo de agricultores durante la cobertura de las protestas en El Limonal, Daule. Al llegar a ese sitio para realizar una cobertura de una protesta de los agricultores se acercaron a un grupo de personas, el equipo periodístico tomó una foto y cuando la periodista preguntó quién era el vocero nadie le respondió: se empezó a retirar del sitio ante la falta de participación, le empezaron a llamar y le decían que venga para darle las declaraciones. Junto con su camarógrafo decidieron no regresar y en ese instante  los agricultores empezaron a rozar el machete contra el suelo, también a insultarlos y amenazarlos con golpearlos y lanzarles piedras. “Nos sentimos intimidados porque nunca hicimos nada y éramos los únicos periodistas en ese punto”, contó. 

Por la tarde, el periodista de Teleamazonas, Fausto Yépez, y el camarógrafo Javier Argüello, fueron agredidos e intimidados por un grupo de manifestantes mientras realizaban una cobertura de las protestas en la Plaza de Santo Domingo, Centro Histórico de Quito.  Yépez  llegó a la Plaza junto con el camarógrafo cerca de las 18:15 para registrar los incidentes en el epicentro de la manifestación, donde hubo un ambiente hostil. 

“Empezaron a acorralarnos y decidimos regresar hacia la calle Guayaquil y Bolívar. Nos empezaron a insultar, un tipo con una bandera me golpeó en la parte de atrás de la cabeza”, el comunicador también relata que les empezaron a lanzar piedras y que al camarógrafo le patearon en la pierna.

 

La Gobernación de Chimborazo desacredita a un medio de comunicación

La Gobernación de Chimborazo informó a través de sus redes sociales que el medio de comunicación digital APR habría desinformado sobre el cierre de tres carreteras en el Ecuador. Publicaron una imagen con el logo del medio digital, la noticia y una leyenda en marca de agua: NOTICIA FALSA, cuando en realidad fue un dato oficial que se publicó a través del ECU 911 de Ambato.

La Mesa Técnica Provincial para Protección de Periodistas y Comunicadores de Chimborazo envió una carta a la gobernadora de esa provincia, María José Pontón, través de la cual rechazaron la falta de comunicación por parte de la institución ya que sin contrastar la información y por medio de un post que se publicó se desprestigia el trabajo periodístico del medio de comunicación digital para informar a la ciudadanía sobre el cierre de algunas vías. Horas después, a través de un comunicado, la Gobernación de Chimborazo solicitó al medio de comunicación digital disculpas públicas.