El Relator Especial para la Libertad de Expresión, Edison Lanza, y quien forma parte del Equipo de Seguimiento Especial (ESE), creado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para esclarecer el crimen en contra del equipo periodístico de diario El Comercio, expresó su respaldo a los familiares de los comunicadores sobre la necesidad de tener la información completa del caso y se mostró optimista respecto a la voluntad del gobierno ecuatoriano para colaborar. El anuncio lo dio este 26 de julio de 2018, en un diálogo con la prensa, tras las primeras reuniones mantenidas en Ecuador con autoridades del gobierno y la sociedad civil, durante la visita de tres días que duró la misión del ESE.

En cuanto al caso, Lanza explicó que para entenderlo e investigarlo, es necesario tomar en cuenta cuatro aspectos o niveles. El primero, sobre el contexto violento que se vive en la frontera, con una serie de episodios y atentados ocurridos antes y después del plagio de los periodistas.

El segundo aspecto es el componente sobre la protección y seguridad de los comunicadores. “Hemos tenido de primera mano el reconocimiento por parte de la propia autoridad (…) que la situación que se vivía en la frontera cuando ocurrieron los hechos en materia de seguridad era gravísima y que el riesgo era muy elevado y extremo”, dijo Lanza. Por lo que, a su criterio, las medidas que se tomaron para prevenir lo que pasó con los periodistas es un elemento que debe constar en la investigación.

El tercer aspecto al que se refirió el Relator es en cuanto al manejo del secuestro y de las negociaciones, si es que las hubo. Para Lanza es importante determinar los elementos que incidieron para el desenlace ocurrido.

Finalmente, el cuarto aspecto se refiere a la transparencia y acceso a la información pública, que ha incidido en la forma en cómo se ha clasificado la información. Sobre este tema en particular, el Relator cree que durante estos últimos 10 años existieron falencias para el acceso de información pública.

Por su parte, Adriana Camargo, la experta internacional que asiste al grupo en las investigaciones también fue optimista en cuanto al proceso. Aseguró que tras la queja de las familias de no tener información relevante, lo importante ahora es que  fluya la información completa para tener una visión integral y un informe que sirva para esclarecer los hechos. Dijo que, tras dialogar con las autoridades, se les ha indicado que hoy se ha generado más información que la que se entregó en ese momento.

La experta comentó que hay casos en donde se tiene poca información, pero que en este, hay una serie de hipótesis bastante confirmadas sobre los actores que operaban en frontera, que es una misma fiscalía que lleva los expedientes y que ahora se deben establecer las conexiones entre todos los organismos estatales para tener una verdad. “El compromiso es entregar un panorama completo (…) y ahondar en esos cuatro elementos ya mencionados.

Lanza no quiso dar conclusiones sobre el caso, ya que está en etapa de revisión, pero anunció que van a tener conclusiones preliminares por etapas para no tener que esperar hasta, diciembre que es el mes en el que está previsto que concluya la misión del ESE, con la entrega de un informe final.

La próxima visita del Relator Especial está prevista para mediados de agosto, como parte de una visita in loco tras invitación del gobierno del Ecuador, mientras que aún están por definirse las fechas en las que el equipo investigador acudirá a Colombia, como parte de su misión.