fbpx
Tags Posts tagged with "Ángel González"

Ángel González

698

HISTORIAS FDM

Vender uno de los medios de comunicación más importantes de Ecuador, en plena época de la autodenominada Revolución Ciudadana, no fue una tarea sencilla. Ángel González, magnate mexicano de telecomunicaciones conocido como ‘El Fantasma’, necesitó —además de la billetera y los millones necesarios— esquivar los controles internos del correísmo y contar con buenos aliados políticos, mediante lobby, órdenes a mandos medios y ajustes normativos de última hora. Y todo eso se concretó gracias al pago de sobornos a altos funcionarios del correísmo, en especial los hermanos Alvarado, el exministro Augusto Espín y, posiblemente, el exsecretario jurídico Alexis Mera.

Con esos sobornos se dejó abonado el terreno para una buena negociación de la que, por supuesto, obtuvieron una jugosa tajada. 

Una investigación de Fundamedios, realizada mediante entrevistas a excolaboradores de ‘El Fantasma’ y documentos de transacciones, revela los entretelones de la venta de uno de los medios de comunicación centenarios más importantes del país; los acuerdos a los que se llegó en torno a esta negociación, así como los nombres de los ministros del expresidente Rafael Correa —sentenciado por corrupción y prófugo de la justicia— que lucraron directamente de Ángel González.

 

Un ‘viejo zorro’ para los negocios

Hay que tener algo muy claro: el empresario de medios de comunicación Ángel Remigio González no da puntada sin dedal. Su estrategia es generar un monopolio de los sectores televisivos y radiales, como la forma más eficiente de hacer dinero, al controlar los precios del mercado. Lo hizo en Guatemala, Nicaragua, Honduras y Ecuador.

Antes de realizar la compra de medios de comunicación, ‘El Fantasma’ seduce a funcionarios que tengan nexos con la política local, para acercarse sigilosamente a los gobiernos de turno. Como parte de su estrategia, González genera relaciones con los presidenciables, los apoya con sus medios de comunicación cuando sabe que estos pueden ganar. Después, espera que los favores retornen con contratos de publicidad en sus espacios o mediante acuerdo de  servicios, de imprenta, por ejemplo. Este modus operandi del Fantasma se describe en los documentos que aparecieron en el juicio en el estado de Delaware entre Carlos Lorefice y Ángel González.

Esto fue corroborado por un ex alto ejecutivo de Albavisión que participó en varias de estas operaciones. Según él, “Ángel Remigio González no viaja fuera de Estados Unidos y permanece la mayor parte del tiempo en su mansión en Key Biscayne. Si los interesados no viajan a Miami para cerrar los acuerdos políticos —por lo general en restaurantes—,  se instrumentan por intermedio de su gente local, que tienen contacto directo con las segundas líneas de los presidentes: ministros, secretarios…”

En Ecuador, ‘El Fantasma’ encontró en los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado Espinel los aliados perfectos. En especial Fernando Alvarado quien manejó, entre 2009 y 2015, la comunicación del Gobierno de Rafael Correa. Los hermanos llegaron a ser no solo la mano derecha de Correa, sino el nexo más fuerte con González. ¡Bingo! ‘El Fantasma’ dio en el clavo.

 

La venta de El Comercio 

Según la fuente a la que accedió Fundamedios, los hermanos Alvarado sugirieron a Ángel González la compra de diario El Comercio. Esta habría sido la primera vez que ‘El Fantasma’ se involucra en los medios gráficos. Para animarlo, la misma fuente señaló que los Alvarado le ofrecieron: “pauta oficial en sus nuevos medios impresos; contratación de los servicios de imprenta; un nuevo canal de televisión (una de las exigencias de ‘El Fantasma’ para comprar El Comercio), así como la regulación y entrega de 8 frecuencias de radio en sus manos.” A cambio pidieron parte del control editorial del diario para favorecer al correísmo y USD 530.000. 

Un documento del grupo interno de Ángel González, titulado ‘ECU-Detalle negociaciones de JMB e IB’, al que tuvo acceso Fundamedios, describe el plan de pago que se realizó para Ecuador: un desembolso de USD 150.000 por la entrega de la frecuencia de Canal 11, actualmente TVC, y  otro pago de USD 350.000 por la regulación y entrega de las frecuencias de Galaxia Stereo, Joya Stereo, Metro Stereo, Tropicálida FM Stereo, Alfa Stereo, Fabu Stereo, HN Radio y Radio Quito.

Para González fue el momento preciso para hacer negocios, ya que tuvo en la mira desde 2014 los negocios que podían llegar con la adquisición de El Comercio. No solo la publicidad oficial ofrecida por los hermanos Alvarado, sino ‘La Reina’ —una de las imprentas más grandes de Latinoamérica— adquirida por Guadalupe Mantilla de Acquaviva en una época de bonanza del Diario en 2010. Como parte del negocio también le ofrecieron la impresión de todo el material gráfico de ese Gobierno, como libros escolares, volantes, afiches….

A González le interesó El Comercio por la cantidad de inmuebles que tiene; entre ellos el Edificio Aragonés, en el sector de La Paz (norte de Quito), una casa patrimonial en la avenida Colón y el extenso terreno donde funciona la sede principal en San Bartolo, al Sur del Quito. A su vez, la familia de Guadalupe Mantilla de Acquaviva, heredera de los fundadores de El Comercio, optó por vender el medio de comunicación por un problema de salud de Fabricio Acquaviva Mantilla, hijo único de la sucesora del emporio mediático quiteño. 

 

El emisario entre el Fantasma y los Alvarado

Fernando y Vinicio Alvarado buscaron a alguien para que fuera el intermediario del negociado con ‘El Fantasma’ y encontraron un aliado perfecto: José María Bacchelli Ortega, un cantante de baladas español que tuvo su auge en los 80. Por un sueldo de USD 15.000 mensuales fue el nexo entre los ministros del correísmo y el zar de medios. 

El dinero era entregado por la gente de González a Bacchelli, alias ‘El Cantante’ y este se lo daba a los Alvarado. El documento ‘ECU -Detalle negociaciones de JMB e IB’ especifica que los pagos se realizaron por partes, a medida que las negociaciones avanzaban y se concretaba la entrega de frecuencias de radio y televisión. Por ejemplo, el desembolso de USD 150.000 se hizo así: una transferencia a la compañía Galápagos JMB por USD 28.000; y otro pago de USD 22.000 con cheques. Los USD 100.000 restantes se entregaron cuando estuvo el documento de adjudicación de Canal 11 a su favor. 

Tal como estaba pactado, los pagos se realizaron desde empresas relacionadas con los testaferros de Ángel González a Galápagos JMB LLC;  una sociedad radicada en la Isla de Nevis, lugar conocido entre los paraísos fiscales más secretos del mundo y con cuenta bancaria en Wells Fargo, de Estados Unidos.

Esta empresa está a nombre de la exmiss Ecuador Gianella Avellaneda y de su esposo, José María Bacchelli Ortega.

Prolasa S.A., una sociedad panameña creada en 1975, realizó los pagos a  Galápagos JMB LLC por USD 7.000 y USD 8.000. Entre sus directivos tiene a Jesús Armando González González (México), hermano de ‘El Fantasma’; Guadalupe Carlos Hernández Martínez; y José Luis Yarzabal Burela, prestanombres de González, que aparecen como presidentes en empresas uruguayas. 

 

 

Otra empresa que realizó un pago de USD 15.000 a  Galápagos JMB LLC fue Radio y Televisión Guatemala S.A., compañía centroamericana, actual accionista mayoritaria de la empresa Andivisión S.A.,  que es concesionaria de la frecuencia Tropicalida Stereo (91.3), de propiedad de ‘El Fantasma’. 

Televesiete S.A. realizó dos pagos por $15.000 en 2016  a  Galápagos JMB LLC. Esa empresa, de nacionalidad guatemalteca, fue denunciada en 2016 por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala, por entregar dinero para el financiamiento ilícito de la campaña del exmandatario Otto Pérez Molina y su vicepresidenta Roxana Baldetti. Es parte del Grupo Albavisión, y accionista de la empresa ecuatoriana Televisión Independiente Indetel S.A.  también propiedad de Ángel González. 


La gente de González cumplió su parte, ahora tocaba cumplir la suya a los hermanos Alvarado. 

 

El correísmo no defrauda a sus amigos

Ángel González tuvo que superar obstáculos para concretar su emporio en Ecuador, pero el correísmo le puso alfombra. 

El primero tenía que ver con su nacionalidad: la Asamblea Nacional aprobó la Ley Orgánica de Comunicación, que prohibía que cualquier extranjero fuera dueño o accionista de medios, exceptuando a quienes vivieran “de manera regular” en Ecuador. La segunda limitación fue que  los dueños de medios de comunicación no podían  dedicarse a otro tipo de actividad económica. Finalmente, estaba la cantidad de frecuencias que podía tener una persona. 

González se encontraba excedido en todo, pero con la ayuda de los hermanos Alvarado y la asesoría de Alexis Mera superó los inconvenientes. Todo salió según lo planificado. El reglamento a la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), aprobado por Rafael Correa, abrió la puerta para que los extranjeros puedan ser dueños de los medios de comunicación en Ecuador. Se dispuso que la prohibición no se aplicará a personas o empresas de países que hubieran suscrito acuerdos o convenios de cooperación comercial o de complementación económica con Ecuador. Uruguay hace parte de esta lista. González, de nacionalidad mexicana, constituyó empresas de papel en Uruguay para captar frecuencias y comprar Grupo El Comercio (considerado como un paraíso) tal como lo publicó Fundamedios el 14 de septiembre del 2020. 

Este artículo específicamente fue incorporado como una excepción expresa a pedido de González. Incluso su personal de confianza redactó una propuesta. “Fue una negociación directa que se hizo con el Gobierno de Correa, con los hermanos Alvarado y Alexis Mera, que en ese momento era Secretario Jurídico de la Presidencia”, comentó el  ex alto ejecutivo del grupo Albavisión que habló para este informe bajo condición de reserva.

Esto se corrobora en los documentos a los que obtuvo acceso Fundamedios y que forman parte del juicio C. A. No.2019-0356-MTZ radicado en “THE COURT OF CHANCERY OF THE STATE OF DELAWARE” y en el mismo testimonio de Ángel González ante esa misma Corte. Allí se establece que “el equipo de González hizo reestructuraciones corporativas para mover las compañías a distintos testaferros, con lo cual se transfirieron ficticiamente acciones de los medios de comunicación a otras sociedades». De forma tal de que cada uno fuera dueño de lo máximo que permitía la Ley. Todas esas transferencias fueron ficticias porque nunca hubo intercambio de dinero.”

También crearon holdings en Uruguay para que fueran tenedores de esas acciones pues este país estaba protegido por el Reglamento del correísmo a luz de la Ley de Comunicación. 

 

La redacción resiste, pese a todo

Tras 107 años de existencia, Guadalupe Mantilla de Acquaviva vendió Grupo El Comercio. Según cifras extraoficiales por $45 millones, ‘El Fantasma’ logró apoderarse de una de las cabeceras periodísticas más importantes del Ecuador, desde donde administraría su nuevo emporio mediático. Lo hizo por intermedio de la empresa Telglovisión S.A., que tiene un capital de cerca de USD 15,5 millones y cuenta entre sus socios a Blackster de Uruguay y a Telintecomun. En total adquirió el 94,4% de las acciones.

Bajo el poder de ‘El Fantasma’, los hermanos Alvarado pretendieron controlar las decisiones editoriales. El ex-alto ejecutivo de Albavisión describe esa acción como “altamente invasiva”. De hecho, ellos estuvieron tras la salida del periodista Martín Pallares y el despido del periodista Andrés Carrión de Televicentro, nuevo canal de televisión del Grupo El Comercio, que formó parte de las negociaciones.

Tratar de tomar el total control editorial de El Comercio no fue una tarea sencilla, reconoció la fuente y recordó que Carlos Mantilla, designado como Presidente Ejecutivo de El Comercio, siempre quiso que se interfiriera lo menor posible la línea editorial del diario: “Carlos sí influía en las decisiones, para que no fueran tan perniciosas como lo podían ser. Él hacía control de daños…”. Y cita que  en ocasiones Mantilla evitó que se dieran despidos masivos de periodistas y trabajadores del Diario. 

No obstante, el clima era de un conflicto permanente entre una Redacción que trataba de salvaguardar su independencia y los directivos que operaban para cumplir los acuerdos de los nuevos dueños de El Comercio con el gobierno de Correa. «Mis últimos 3 años en El Comercio y especialmente desde que fui designado Editor General, fueron de una tensión permanente», recuerda el periodista Arturo Torres. “Por un lado, desde la redacción tratábamos de hacer un trabajo periodístico con rigor, independencia y cubriendo los temas de interés público. Pero, al frente, teníamos ejecutivos que permanentemente estaban tratando de aligerar contenidos y vetar contenidos, especialmente, investigaciones periodísticas.”

Torres recuerda que decidió renunciar al Diario porque se trató de impedir, por todos los medios, la publicación de una investigación sobre el patrimonio de los ministros de Lenín Moreno. La fuente de Fundamedios corrobora que la relación estrecha con el poder se mantuvo durante el gobierno de Moreno, aunque no había operadores tan agresivos e invasivos como los hermanos Alvarado. 

Pero en otras decisiones la palabra de los Alvarado sí se cumplió. El periodista Martín Pallares recordó que su salida de El Comercio se dió por una retaliación y presión de Vinicio Alvarado. Tres días después de que tuvo un cruce por Twitter con el exfuncionario, le advirtieron que no podía seguir tuiteando. “Me dijeron que no podría seguir usando la plataforma de Twitter, no me dieron detalles”. Pallares decidió usar nuevamente Twitter para criticar un Estado de Emergencia en el cual se retiró la vocería al Instituto Geofísico de la Politécnica para informar sobre el Cotopaxi: “Puse algunas opiniones y después me comunicaron que estaba fuera del diario”. 

 

El combo completo

El 1 de febrero de 2016 ‘El Fantasma’ sumó un canal de televisión a su emporio mediático en Ecuador, como parte de una cadena de favores desde el correísmo. Se trata de Televicentro (TVC) que, apalancado en la marca del centenario diario El Comercio, ocupó una frecuencia de Televisión que pertenecía al Estado y que fue otorgada temporalmente, sin concurso, violando lo que la Constitución y la Ley de Comunicación establecen. 

Con los hermanos Alvarado, hubo un incremento en la pauta publicitaria.  Asimismo, para ahorrar costos operativos, se realizaron modificaciones a la infraestructura de la sede del diario y Televicentro que empezó a funcionar en las instalaciones de Diario El Comercio, en San Bartolo, en el sur de Quito. 

En abril de 2016, ‘El Fantasma’ aprovechó el primer concurso para postular y obtener la concesión de 19 frecuencias matrices y 85 repetidoras. Lo hizo por medio de 18 empresas con diferentes accionistas. Su propósito era evitar ser señalado por concentración de medios; un acto prohibido por la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), como lo reportó Fundamedios en una investigación anterior. Entregar las radios Galaxia Stereo, Joya Stereo, Metro Stereo, Tropicálida FM Stereo, Alfa Stereo, Fabu Stereo, HN Radio y Radio Quito, formaba parte del acuerdo Alvarado-González, como quedó establecido.

 

El ocaso de los Alvarado 

Los Alvarado saborearon por muchos años las mieles del poder. Vinicio y Fernando fueron mano derecha de Rafael Correa. Fernando fue Secretario Nacional de Comunicación y, desde inicios de 2014, estuvo al mando de los medios gobiernistas. Su hermano llegó a ser consejero personal de Correa y Secretario General de la Administración Pública. 

En la vida todo lo que sube, tiene que caer… Para las elecciones de 2017 Correa no figuraba como presidenciable y tras la pérdida del trono los hermanos Alvarado se quedaron sin poder. ‘El Fantasma’ los hizo de lado y buscó un contacto directo con Lenín Moreno. Y lo logró: antes de llegar al poder, Moreno mantuvo una reunión en Miami con ‘El Fantasma’, junto a Carlos Mantilla, exdirector general de El Comercio. A cambio de protección editorial en los medios de comunicación del grupo, se mantendrían las frecuencias a su favor.  

Moreno tampoco falló a González y, como reveló una investigación de Fundamedios, en las últimas horas de Gobierno entregó al ‘zar de medios’ las frecuencias de cuatro estaciones de radio que, durante el concurso para su adjudicación, habían sido descalificadas por incumplir requisitos: Galaxia Stereo (88.5),  Alfa Stereo (104.1),  Tropicálida Stereo (91.3) y Like Fm  (96.1) continúan al aire gracias a una resolución de 13 páginas que Arcotel cocinó durante los últimos días del gobierno de Moreno.

Para estas negociaciones los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado no figuraron.

Vinicio Alvarado fue sentenciado dentro del caso Sobornos 2012-2016 por el delito de cohecho mientras que, Fernando Alvarado fue llamado a juicio por delito de peculado por realizar contrataciones de servicios de comunicación con recursos del Estado. Ambos se encuentran prófugos.

Fundamedios envió a Fernando Alvarado un correo electrónico para obtener una versión sobre el pago recibido por ‘El Fantasma’ a cambio de la entrega de un monopolio mediático. Hasta el cierre de esta investigación no hubo respuesta. No obstante, en una investigación pasada aseguró que no es amigo de Ángel González: “Si fuese amigo, los medios como diario El Comercio, que dicen son de su propiedad, no me hubieran atacado criminal y miserablemente como lo hicieron”. 

804

Ecuador, 16 de septiembre de 2021. La investigación de FUNDAMEDIOS y 4 Pelagatos sobre la adjudicación irregular de cuatro frecuencias al magnate mexicano Ángel González, “El Fantasma” tuvo las primeras reacciones oficiales y una respuesta del ex director de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (ARCOTEL) que asegura que fue durante el régimen de Guillermo Lasso que las cuatro frecuencias fueron adjudicadas.

Desde el Gobierno, el actual Director Ejecutivo  de ARCOTEL, Andrés Jácome, aseguró en un video que el organismo “adjudicó los títulos habilitantes en el anterior concurso de frecuencias”, aplicando los procesos de control y revisión emitidos por la entidad en mayo de 2020 y que actualmente se encuentran en revisión y modificación. 

Recordó que estos procedimientos establecen la posibilidad de  nuevas acciones de control posteriores al otorgamiento de nuevos títulos habilitantes para detectar la presencia de prohibiciones e inhabilidades que no hubieren sido evidenciadas oportunamente. 

La investigación de FUNDAMEDIOS y 4 Pelagatos reveló que las cuatro emisoras de González fueron descalificadas durante el concurso de frecuencias impulsado por la  Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones, por incumplir un requisito de la Ley de Comunicación: pertenecer entre un 90 y un 99%, a empresas radicadas en Guatemala y Uruguay, cuando el porcentaje máximo de participación de capital extranjero era de un 49% máximo.  

Pese a incurrir en esta inhabilidad, la Cancillería respondió favorablemente una consulta que la Arcotel sobre los acuerdos entre Ecuador y Guatemala y los de Ecuador con Uruguay —país de origen de algunas empresas accionistas de las emisoras de González en Ecuador—. El 27 de mayo, Xavier Aguirre, entonces director ejecutivo de la Arcotel designado por el ya exministro Andrés Michelena, se allanó al informe del departamento jurídico que, a su vez, aceptó las apelaciones de las compañías y dejó sin efecto las resoluciones en que habían sido descalificadas las emisoras , devolviéndole las cuatro estaciones de radio a las manos de “El Fantasma”. 

Sobre las apelaciones de las radios Galaxia Stereo (88.5),  Alfa Stereo (104.1),  Tropicalida Stereo (91.3) y Like Fm  (96.1) a su descalificación, la autoridad de ARCOTEL señaló que dentro del proceso de otorgamiento de títulos habilitantes en el caso de que los postulantes estén en desacuerdo con las decisiones de ARCOTEL les asiste el derecho de interponer reclamos administrativos y así lo hicieron las cuatro compañías. 

“ARCOTEL, cumpliendo las directrices de Transparencia del Gobierno del Encuentro ha iniciado ya la revisión, supervisión  y control de las frecuencias adjudicadas” dijo Jácome y también que solicitó a la Contraloría General del Estado la realización de un Exámen Especial integral al Concurso de Frecuencias convocado en 2020. 

Desde el Ministerio de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información también se anunciaron acciones. La titular de la Cartera de Estado, Vianna Maino, aclaró durante una entrevista en Teleamazonas que si bien la adjudicación de las emisoras Galaxia Stereo (88.5),  Alfa Stereo (104.1),  Tropicálida Stereo (91.3) y Like Fm  (96.1) se dio al inicio del mandato del presidente Guillermo Lasso, no fue una decisión de este Gobierno. La Ministra dijo que las impugnaciones y apelaciones durante un concurso de frecuencias son habituales pero que la resolución final respecto de esas  adjudicaciones está en revisión al interior de la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones y que en los próximos días tendrán una posición clara de cómo se obró en este caso.

Sin embargo, Xavier Aguirre, ex Director Ejecutivo de ARCOTEL aseguró que su gestión terminó el 28 de mayo de 2020 cuando fue reemplazado por la actual administración gubernamental: “En mi gestión debo reiterar que no se entregaron títulos habilitantes ni frecuencias a las radios mencionadas” y que se firmó el título habilitante para la explotación comercial de estas frecuencias en las siguientes fechas, es decir durante la administración del actual director, Andrés Jácome. 

Efectivamente, la resoluciones ARCOTEL-2021-0685 de 18 de junio de 2021 correspondiente a Galaxia Stereo; ARCOTEL-2021-0788 de 8 de julio de 2021 correspondiente Alfa Stereo: ARCOTEL-2021-0651 de 9 de junio de 2021 correspondiente a Tropicálida Stereo y ARCOTEL-2021-0664 de 15 de junio de 2021 correspondiente a Like FM fueron firmadas durante el gobierno de Guillermo Lasso por el Coordinador Técnico de Títulos Habilitantes, Galo Cristóbal Prócel Ruiz. No obstante, en las resoluciones que adjudican estas cuatro frecuencias se establece claramente como elementos que motivan su entrega a los documentos firmados el 28 de mayo de 2021 por Xavier Aguirre y donde dispuso a la Coordinación Técnica de Títulos Habilitantes que requiera a los participantes la “renovación de dichas garantías” por el tiempo que corresponda dentro del Proceso Público Competitivo.

La Ministra de Telecomunicaciones aseguró que el hecho de que inicialmente se descalifique o se piense que existe una causal para descalificación no quita el derecho de la parte de justificar y que están evidenciado si esa justificación fue correcta o no y si “la adjudicación cumplió o no con la Ley”. Asimismo, advirtió que en los próximos días se conocerán los resultados de este análisis al interior de Arcotel y del Ministerio de Telecomunicaciones. 

FUNDAMEDIOS insiste en que el debate de fondo es la concentración de frecuencias en Ecuador, en manos de capital extranjero, más no se reduce a un tema de carácter administrativo. Estamos a la espera de entrevistas con la Ministra de Telecomunicaciones, con el Director Ejecutivo de Arcotel y con el Secretario de Comunicación para abordar del tema. 

 

1367

Ecuador, 19 de febrero del 2021. Es oficial. La Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (ARCOTEL) fue incapaz de descifrar los esquemas que utilizaron dos grupos mediáticos en Ecuador para concentrar frecuencias y consolidar así, imperios de la comunicación en el país. 

Los resultados finales de la recalificación ofrecida por ARCOTEL, que significaron un aplazamiento del concurso público para la adjudicación de frecuencias de dos meses, ratificaron como ganadores de frecuencias a empresas que ya fueron identificadas como parte de la red de Ángel González y del alcalde de Quito, Jorge Yunda.  

Fundamedios constató a través  de una investigación que “El Fantasma” competía por nueve matrices: Tropicálida Stereo (91.3), Fabu Stereo (105.7), Galaxia Stereo (88.5), La Tuya (104.5), Alfa Stereo (104.1), Platinum FM (90.9), La Fabu (97.3), Metro Stereo (88.5) y Joya Stereo (96.1).  La mayoría de emisoras tiene presencia nacional, su matriz se ubica en Quito o Guayaquil y suma 19 repetidoras en provincias.  

Según los resultados finales y las listas de la ARCOTEL, de las nueve frecuencias que forman parte del imperio mediático de Ángel González, solamente RIDALTO RIDALTOSA S.A,  La Fabu (97.3),  no cumplió los requerimientos, según el Informe Jurídico  Final, permitiendo así que 8 empresas pasen a formar parte del imperio mediático de Ángel González en América Latina.

 

 

En el caso de ECUADORADIO S.A., por ejemplo, constan como accionistas el Grupo El Comercio C.A. y Telecomunicaciones Globales de Entretenimiento Televisivo Holding Telglovis S.A. Sin embargo, Telglovis S.A., accionista mayoritaria del Grupo El Comercio, es de propiedad de la empresa uruguaya BLACKSTER S.A. presidida por Juan Carlos González Sáenz, sobrino de Ángel González, y según ARCOTEL no está inmersa en ninguna prohibición, cuando en realidad más del 49% del paquete accionario está en manos de extranjeros.

En el caso del alcalde de Quito Jorge Yunda es similar. Desde Fundamedios alertamos que a través de un esquema de entrega de acciones de las radios a familiares y amigos cercanos, prácticamente, Yunda logró mantener  un control sobre ocho frecuencias que entraron a concurso, sin ser señalado por concentración. 

Ahora, con la venia del Informe Final de la ARCOTEL, la familia del Alcalde de la Capital también consolidará un imperio mediático, con la entrega de siete frecuencias y 21 repetidoras en provincias. En estas listas constan: La Otra FM (91.3), Armónica  (98.9), Radio Canela (90.5), Radio Canela Ibarra (92.7), Canela Chimborazo (94.5), RadioEventos  (89.3) y  Komunikest (94.5).

 

 

El 12 de enero el ministro de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Andrés Michelena, conjuntamente con el director Ejecutivo de la ARCOTEL, Xavier Aguirre, anunciaron en la ciudad de Guayaquil, que en marzo próximo empezará un nuevo concurso público para la concesión de 2 347 frecuencias de radio y otro concurso para la concesión de 3 016 frecuencias de televisión abierta, a escala nacional, a partir del mes de abril.

Michelena resaltó que en el nuevo concurso para la concesión de las restantes frecuencias de radios FM, podrán participar, entre otros, quienes fueron descalificados en el actual concurso, por no cumplir los requisitos mínimos, pero “antes tendrán que corregir sus errores”. 

Desde Fundamedios ratificamos nuestro rechazo al uso de los procesos públicos competitivos para consagrar la concentración de frecuencias en el Ecuador y alerta para que las autoridades públicas que tiene la obligación de velar por el buen uso de los recursos del Estado, como las frecuencias radio y televisión, actúen con la inmediata revisión de loa actuado por ARCOTEL.  

Finalmente, anunciamos que estaremos pendientes de los nuevos procesos que se realicen, así como de mantener informada a la sociedad sobre las irregularidades que se puedan cometer y que afecten la libertad de expresión o de información. 

3198

Cuatro años después del fallido concurso de frecuencias un nuevo proceso público avanza con las mismas irregularidades y vicios del anterior, pese a las advertencias de los organismos de control. El resultado: Remigio Ángel González, alias El Fantasma, aún consta como la figura central en el mapa mediático ecuatoriano y concursa, a través de un opaco esquema de empresas de papel domiciliadas en su mayoría en Uruguay, por frecuencias de radio FM. El resultado de este “proceso público competitivo” será anunciado por ARCOTEL en esta semana y de no mediar ninguna sorpresa resultará en que se sacramente la concentración de medios en el país, un acto prohibido por la Constitución, la Ley de Comunicación y condenado por instrumentos internacionales de protección a la libertad de prensa y que además, fue uno de los hechos centrales que motivaron las observaciones de Contraloría para dar de baja el concurso de frecuencias del 2016.  

Sabemos que el caso del “Fantasma” no es el único caso de un grupo mediático posiblemente favorecido en el actual concurso de frecuencias. Esta investigación presentada por FUNDAMEDIOS, Ecuavisa y Revista Digital Plan V será la primera de tres entregas que revelarán los mecanismos utilizados por grupos de poder para concentrar frecuencias y con ello afectar la libertad de expresión en el país. 

 

14 de septiembre de 2020

La presencia del magnate mexicano en el espectro radiodifusor de Ecuador no es reciente. En abril de 2016, aprovechó el primer concurso para postular y casi obtener la concesión de 19 frecuencias matrices y 85 repetidoras. Lo hizo a través de 18 empresas con accionistas distintos con el propósito de evitar ser señalado por concentración de medios, prohibido en la Ley Orgánica de Comunicación (LOC).  

González tiene inversiones en 15 países de América Latina. Como dueño de la cadena Albavisión posee 45 canales de televisión, 68 emisoras de radio, 65 salas de proyección cinematográfica y 1 medio impreso. En Ecuador, sus prácticas consolidan su emporio de forma irregular.  

Así lo detectó un informe de la Contraloría General del Estado (CGE), realizado entre el 1 de enero de 2016 y el 31 de agosto de 2017. El documento desnudó irregularidades en el proceso y señaló que se abrió la puerta a la concentración de frecuencias en manos de tres grupos empresariales. Aunque en el reporte no se identificó a los accionistas de los conglomerados por su nombre, salieron a relucir las marcas Canela, Andivisión S.A y Capital Televisión de Manabí. Dichas empresas, acorde a investigaciones previas realizadas por Fundamedios (FDM), están encabezadas por Jorge Yunda, actual alcalde de Quito (Grupo A); el Fantasma González (Grupo B); y Lenín Andrade, empresario manabita (Grupo C).

Esto decía la Contraloría sobre las empresas vinculadas al mexicano:  

Además: 

De esta manera, no solo se reveló que el Fantasma obtuvo medios a través de parientes, abogados o empleados, sino que a raíz de los descubrimientos, la Contraloría solicitó a la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) dar de baja el concurso. El 21 de diciembre de 2018 se declaró la nulidad del concurso recordado por muchos como la ‘feria de frecuencias’. 

En paralelo, mientras el informe ya estaba vigente, se reveló que el Fantasma González, había tenido otra aparición, esta vez, en las elecciones presidenciales de 2017, pues fue parte del club de financiadores de la campaña electoral del binomio Moreno-Glas. Según la investigación publicada por el portal Mil Hojas, en uno de los chats filtrados por #InaPapers en agosto de 2016, Carlos Mantilla, presidente de diario El Comercio y  su exabogado Carlos Lorefice Lynch, quien era el encargado de manejar todos los medios del Fantasma en la región, se habrían reunido con Moreno, cuando estuvo viviendo en Ginebra con un cargo diplomático. Tres años después de posesionado Moreno, el informe continúa sin ejecutarse.  

La misma receta 

Quince meses han pasado y, en mayo de 2020, Arcotel publicó una nueva convocatoria al Concurso público para la adjudicación de 3096  frecuencias de Radiodifusión en Frecuencia Modulada (FM). Sólo 621 participantes manifestaron interés para concursar

En una reunión con el gremio radial el pasado 20 de julio, el presidente Lenín Moreno afirmó que entre las bondades del concurso consta la eliminación de la competencia desleal.  Además, el  ministro de Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, Andrés Michelena, en una entrevista con Teleamazonas el 30 de junio, aseguró que “iniciamos el cumplimiento de ciertas normas de la Contraloría en el concurso de 2016. Hemos cumplido absolutamente todos los pedidos de la Contraloría para dar paso al nuevo concurso”, aseguró

Pero, ¿qué ocurre en la práctica?  

Ángel González, a pesar de que fue señalado en 2016 por concentrar medios, busca obtener las mismas frecuencias. Fundamedios constató que compite por nueve matrices: Tropicálida Stereo (91.3), Fabu Stereo (105.7), Galaxia Stereo (88.5), La Tuya (104.5), Alfa Stereo (104.1), Platinum FM (90.9), La Fabu (97.3), Metro Stereo (88.5) y Joya Stereo (96.1).  La mayoría de emisoras tiene presencia nacional, su matriz se ubica en Quito o Guayaquil y suma 19 repetidoras en provincias.  

Aunque las recomendaciones realizadas por la Contraloría exigían “ser aplicadas de manera inmediata y con el carácter de obligatorio”, en el concurso actual siguen constando las empresas que antes fueron señaladas por el organismo. 

De acuerdo a Kléber Chica, presidente de la Asociación Ecuatoriana de Radiodifusión (AER), “esta dirigencia nacional constantemente le ha recordado a Arcotel que tiene que dar cumplimiento a las recomendaciones del estudio especial que hiciera la Contraloría General del Estado allá en el 2018”.  Chica y la dirigencia de AER han avalado el concurso, y el pasado 19 de agosto en declaraciones a Fundamedios, expresó que considera que ha sido un proceso “justo y transparente”.

Para José Ignacio López Vigil, coordinador de Radialistas Apasionados y Apasionadas (centro de producción al servicio de radialistas de todos los continentes, priorizando América Latina y el Caribe), la inacción no es una sorpresa. “Participé en la auditoría de frecuencias que se hizo a partir de la constituyente. Investigamos, mandamos un informe, y el informe ha dormido hace años en las gavetas y, después con Arcotel, no se hizo nada”, asegura.  

Fundamedios a través de Ecuavisa buscó la versión de Arcotel, y hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta. Mientras que, Contraloría afirmó al canal de televisión que no habrá un pronunciamiento previo, sino cuando se haga, de ser necesario, una auditoría al concurso.

Las radiofrecuencias (FM) vinculadas al Fantasma González en Ecuador:

¿Cómo compite el Fantasma por las frecuencias?

Como su sobrenombre lo indica, se vale de su habilidad para montar mecanismos que despistan y desvían la atención sin dejar rastro. Este 2020 postuló a través de nueve empresas nacionales que, a su vez, cuentan con ocho compañías accionistas con sede en Uruguay.  

Andivisión S.A., la empresa que aparece en el informe de Contraloría y actual participante del concurso, es propietaria de Tropicálida Stereo (91.3) y tiene como accionista a la empresa uruguaya Fizler S.A. y a Radio y Televisión Guatemala S.A. Mientras que Radiodifusora Trafalgar del Ecuador,  también presente en el informe, compite por la frecuencia 96.1 de Joya Stereo que tiene como accionista a Cuminol S.A, firma uruguaya. 

Ridalto Ridaltosa S.A. compite por la frecuencia de La Fabu (97.3) que posee dos accionistas: el Banco Central del Ecuador (BCE) y Trueage S.A., que también tiene dos accionistas, uno es la empresa uruguaya Calafone S.A. y Jesús Armando González González (México), hermano de ‘El Fantasma’.

En Megacomunications S.A., concesionaria de Fabu Stereo (105.7), figura como accionista Adaratop S.A, que tiene como accionista a la uruguaya Cirvana Trading S.A. Esa es la única empresa donde la figura de Ángel González se expone, pues la preside desde 2018. 

(‘La red del Fantasma González’. Aplasta el cursor para conocer el mapa de conexiones de empresas uruguayas y ecuatorianas.Selecciona la opción del signo menos (zoom out) para ver la gráfica completa. Es recomendable visualizarlo desde una computadora).   

Fundamedios solicitó a la Dirección Nacional de Registros en Uruguay información acerca de las ocho empresas accionistas de concesionarias ecuatorianas. De allí se desprende que seis se ubican en la misma dirección: Juan Parra del Riego 989, en Montevideo. Otro dato es que la dirección pertenece a la oficina Molinari & Asociados Contadores, pero el número señalado en el registro de la empresa corresponde a la parte trasera del inmueble y no a la delantera como, regularmente, consta en los registros. 

  • Risfelar S.A.
  • Fizler S.A.
  • Cirvane Trading S.A.
  • Cuminol S.A., Calafone S.A
  • Noxlyn Trade S.A.
  • Yabil S.A.
  • Burtown S.A. 
  • Calafone S.A.

Además, los presidentes de las empresas forman parte del círculo del mexicano que involucra a su hermano Jesús Armando González, Fernando Guido Contreras López, amigo cercano radicado en Costa Rica y presidente de la empresa de televisión abierta Repretel, parte del conglomerado de Albavisión; José Yarzabal Burela, quien es parte de sus encargados regionales y figura como presidente de Risfelar S.A. y, según el medio mexicano Milenio, forma parte de su grupo de confianza. 

Pero, ¿por qué Uruguay? Por muchos años ese país fue catalogado como un paraíso fiscal en la región. Sin embargo, Daniel Espinosa, exsecretario Antilavado de la Presidencia uruguaya, destaca que aquel estatus corresponde al pasado, ya que “actualmente, no tiene ninguna de las características de opacidad y secreto financiero que caracterizan a este tipo de centros ‘offshore’”. Desde 2017 está vigente la Ley nº 19.484, que obliga a identificar al beneficiario final de todas las sociedades y estructuras jurídicas (es decir, el dueño legal de la empresa).  

No obstante, en el caso de las empresas nombradas no registran los dueños como manda la norma; en el registro sólo consta la información sobre la persona física (el presidente de la empresa), como nos explica el periodista uruguayo, Fabián Werner, aquello no permite saber quiénes son los dueños verdaderos. 

Para el guatemalteco Gonzalo Marroquín, director de la revista mensual Crónica y expresidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), lo que sucede en Ecuador es parte del modus operandi que El Fantasma replica en la región. Por ejemplo, en Guatemala, país donde empezó su emporio, es dueño de cuatro canales de comunicación. “Ha desarrollado con mucha habilidad una mecánica que replica de país en país, primero para apropiarse de medios de comunicación u obtener frecuencias de televisión y de radio utilizando sociedades que son fachada, utilizando prestanombres y sobretodo y esto es lo más triste aprovechándose de la debilidad de la clase política Latinoamericana”, describe.   

¿Cómo afecta su presencia a la población? Marroquín asegura que “la concentración de medios es una gran limitante para la libertad de prensa y para el derecho a la población a recibir información. Ángel González es parte de esa estrategia de ciertos gobiernos de concentrar la información (…) un efecto en las masas muy grande, aquí (Guatemala) han habido noticias que los canales de televisión y los medios de González han callado en casos de corrupción”, asegura.  

¿Un artículo con dedicatoria?

Así, las irregularidades del concurso de frecuencias en Ecuador se suman a la pandemia y a las puertas de un proceso electoral. Además, el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) impulsó una veeduría ciudadana que vigile el proceso, pero que terminó con una capacidad nula de supervisión como lo alertó el exmiembro de esta entidad, Raúl Fernando Cabrera. 

“Han asumido como que la veeduría solo debe firmar lo que ellos hagan al final de cada etapa para avalar, sin la posibilidad de haber examinado o participado en los procesos”, sostiene. También renunciaron a ese espacio Emilio Fernando Uzcategui Jimenez;Xavier Olmedo Barragán Martínez; María José Ramírez Campos, Paola Aguilar, y César Ricaurte, director ejecutivo de Fundamedios.

Roberto Wohlgemuth Jarrín consta dentro de la veeduría, pese que el mismo CPCCS informó la suspensión de dicha nominación, a través de un boletín de prensa, el 3 de agosto. Esto luego de que el pasado 8 de julio Facebook lo identificó como uno de los operadores de las granjas de trolls para desinformar.

A esta capacidad nula de observación se suman normas que abren las puertas a los capitales extranjeros.  Antes de las reformas a la LOC, que entraron en vigencia en febrero de 2019, el artículo 6 prohibía que una persona o empresa extranjera sea dueña de un medio de comunicación a escala nacional.  

Tras las modificaciones, el artículo 6 explica que «los medios de comunicación social de carácter nacional no podrán pertenecer en más del 49 % de su paquete accionario, de forma directa o indirecta, a organizaciones o compañías extranjeras domiciliadas fuera del Estado Ecuatoriano, ni a ciudadanos extranjeros, salvo aquellos ciudadanos extranjeros que residan de manera regular en el territorio nacional”. Ximena Peña, legisladora del movimiento oficialista Alianza País (AP), impulsó ese texto. 

Mientras que el Reglamento de la norma, que no ha sido cambiado, determina que existe una excepción para personas naturales y jurídicas de países con los que Ecuador tiene convenios comerciales. En la actualidad, Ecuador mantiene acuerdos comerciales con México, Chile, Guatemala, la Unión Europea, El Salvador, entre otros. 

Andivisión S.A. incumple con el porcentaje establecido. Tras la revisión del portal de la Superintendencia de Compañías, se evidenció que sus dos accionistas son empresas extranjeras: Fizler S.A. (Uruguay) y Radio y Televisión Guatemala S.A.

Entonces, ¿existe una contradicción entre la Ley y el Reglamento? El constitucionalista Carlos De Tomaso considera que se trata de una aparente contradicción entre el artículo 6 de la LOC, que establece que un medio de comunicación no puede pertenecer en más del 49% a una empresa persona extranjera; y el Reglamento que abre excepciones. “Ni la Ley ni los Asambleístas previeron la excepción de que las personas jurídicas o naturales de países con los que el Ecuador haya suscrito convenios comerciales de cierto tipo puedan ser dueñas de medios de comunicación en más del 49%”, sostiene.  

Sin embargo, la realidad es que la excepción o puerta trasera creada por el artículo 6 del Reglamento se aplicó para sacramentar la compra de medios por parte del empresario mexicano.

El representante de Radialistas Apasionados y Apasionadas, concuerda con De Tomaso y afirma que “hicieron el artículo 6 del Reglamento para que Ángel Gonzalez no fuera molestado, los hermanos Alvarado eran muy amigos y siguen siendo muy amigos del señor Ángel Gonzalez (…) el artículo 6 del Reglamento contradice al mismo artículo 6 de la Ley Orgánica, y no pasa nada, son delitos tan fragantes, no pasa nada”, sostiene.   

Los hermanos Vinicio y Fernando Alvarado fueron mano derecha del expresidente Rafael Correa. Este último, desde el 2009  hasta 2015 fue el Secretario Nacional de Comunicación y desde inicios de 2014 estuvo al mando de los medios públicos de Ecuador TV y Radio Pública, como titular del directorio de la Empresa Pública Televisión y Radio del Ecuador. Vinicio Alvarado fue sentenciado dentro del caso Sobornos 2012-2016 por el delito de cohecho mientras que, Fernando Alvarado fue llamado a juicio delito de peculado por realizar contrataciones de servicios de comunicación con recursos del Estado. Ambos se encuentran prófugos.

Fundamedios contactó a Fernando Alvarado, exsecretario Nacional de Comunicación (Secom). El publicista respondió: “no soy amigo del señor Ángel González. Si fuese amigo, los medios como diario El Comercio, que dicen son de su propiedad, no me hubieran atacado criminal y miserablemente como lo hicieron”

Por ahora, a pesar de las irregularidades, de la pandemia, del auge electoral o de ‘fantasmales’ presiones, el concurso continúa su rumbo. Se prevé que hasta el 22 de septiembre se publique los resultados de adjudicación de las frecuencias que marcarán las voces radiodifusoras por los próximos 15 años. 

  

478

La Superintendencia de Control de Mercado llamó a nuevas reuniones para investigar dos medios de comunicación vinculados con el mexicano Remigio Ángel González. El llamado se hizo después de que Fundamedios y cinco medios digitales publicaran una investigación sobre el nuevo canal de televisión de este emporio, Televicentro.

Por oficios, la Superintendencia citó a entidades públicas y privadas para reuniones, que se desarrollan desde el pasado 19 de febrero. El objetivo es, según señalan los oficios, “tratar el tema relativo a la compra de acciones efectuada por Telecomunicaciones Globales de Entretenimiento Televisivo Teglovisión S.A. a Grupo el Comercio C.A., su posterior inicio de actividades televisivas en la frecuencia en la que operaba Telecuatro Guayaquil C.A.”. Además, la Superintendencia pide abordar la investigación de la ONG y los portales digitales 4 Pelagatos, Focus, Plan V, Rayuela Radio, Wambra Radio, Fundación Mil Hojas y Fundamedios.

El informe publicado la semana pasada revela que, detrás de una cortina societaria, González posee al menos 17 medios de comunicación en Ecuador y tiene concesiones para 87 frecuencias de radio, televisión analógica y televisión digital. También señala que Televicentro, que sale al aire con un noticiero que usa la marca de El Comercio, está operando con frecuencias temporales.

La Superintendencia de Control de Poder de Mercado citó a la Superintendencia de Comunicación, el Consejo de Regulación de la Comunicación, la Agencia de Regulación de las Telecomunicaciones, Telecomunicaciones Globales de Entretenimiento Televisivo Teglovisión S.A., Grupo el Comercio C.A., el diario El Universo ya los partícipes de la investigación de los medios digitales y ONGs.

A través de un boletín de prensa, la Superintendencia señala que investiga desde el 6 de enero del 2015 la transacción de compra de El Comercio. Dice que la convocatoria responde a “la notificación de concentración económica con fines informativos”.

452

El ministro de Telecomunicaciones, Augusto Espín, confirmó que las frecuencias para el funcionamiento de un nuevo canal no se podían otorgar sin un concurso público. Las declaraciones las hizo en torno al aparecimiento de Televicentro, un nuevo canal relacionado con el mexicano Remigio Ángel González, que cinco medios digitales y dos ONG revelaron.

Este 18 de febrero de 2016, en entrevista con GamaTV, el ministro aseguró que no es posible que un canal sea otorgado a medios privados sin un concurso, debido al marco legal que existe en el país. Sin embargo, señaló que en el caso de Televicentro, no se trata de un nuevo canal sino de uno que ya existía y se cambió de nombre. Se refiere a RTS Quito, que dio paso a Televicentro.

El funcionario dijo que, en este caso, no se trata de una concesión sino de una “autorización” que es “un acto administrativo que puede  ser revertido de la misma forma por la autoridad, es decir, es  un acto administrativo precario”.

Las “autorizaciones” temporales otorgadas por la Agencia de Regulación del Espectro (Arcotel) fueron entregadas en agosto del 2015. En las resoluciones se estableció que son repetidoras para realizar pruebas de “nuevas tecnologías de radiodifusión”.

Pero, según el Ministro admitió, las pruebas que se están realizando en las frecuencias entregadas a Televicentro y RTS no son “nuevas tecnologías”. Técnicos consultados por Fundamedios confirmaron que la tecnología de isofrecuencia no es novedosa en el país. Añadieron que incluso resulta extraño que se experimente con ésta en televisión analógica, que supuestamente dejará de existir a fines de este año, cuando comience el apagón analógico y se migre a televisión digital.

De hecho, las investigaciones en el canal 11 ya se habían hecho en dos ocasiones en Quito y Guayaquil. La primera vez fue cuando Ecuador TV hizo su aparición y salió por esa frecuencia; la segunda, en el 2014, por pedido de la estación La Tele, también perteneciente al grupo de Remigio Ángel González. Es decir, supuestamente se está probando una misma tecnología por tercera vez.

¿Qué es la isofrecuencia? Es la capacidad para enviar por una misma frecuencia varias señales. Se usa por ejemplo en la televisión digital, pues con una sola antena se podrá subir todo Quito o Guayaquil. Espín lo explica así: “Con esta tecnología, lo que se logra es asignar un solo canal y se dispone de mayor capacidad en el espectro”.

Sin embargo, los técnicos consultados por Fundamedios aseguran que lo que se está haciendo con el canal 11 en Quito y Guayaquil no es isofrecuencia, sino un canal adyacente, que es otra tecnología. Tampoco se podría probar isofrecuencia en digital en el canal 11 VHF, pues la televisión digital está en la banda de UHF, desde el 19.

El Ministro también dijo que se está investigando si el emporio González tiene 17 medios de comunicación, como la investigación revela. Pero añadió que 14 de estos tienen sus frecuencias caducadas y estas saldrán al concurso público que está previsto que se convoque en los próximos días. Esta versión no ha podido ser verificada documentalmente.

De su lado, el Cordicom analiza un pronunciamiento. Esa entidad debía ser notificada por la Arcotel con la rejilla de programación para la autorización de Televicentro. Al respecto, la vocal Erika Torres señaló que no es competencia del Cordicom pronunciarse sino de Arcotel. “Ellos serán los encargados de explicar técnicamente qué pasó con esa frecuencia, sin embargo el conocimiento que nosotros tenemos es que no es una nueva designación de frecuencia”.

La Consejera no aclaró si el Cordicom conoció la programación del nuevo canal como ordenan las mismas resoluciones con las cuales se autorizó la operación de las nuevas frecuencias.

Además Torres aseguró que se debe investigar si de verdad existe “un señor al que se le denomina El Fantasma” y que el presidente del Consejo, Patricio Zambrano, se va a pronunciar sobre el caso.

373

El 1 de febrero de 2016, el empresario mexicano Ángel González, mejor conocido como ‘El Fantasma’, sumó un medio más a su emporio en Ecuador. Se trata de Televicentro que, apalancado en la marca del centenario diario El Comercio, que compró en 2015, trasmite desde ese día por canal 5 en Quito y 11 en Guayaquil. Al canal apenas le tomó seis meses para salir al aire. Nació de las empresas de RTS, otro medio de ‘El Fantasma’, que gestionaron cuatro nuevas frecuencias ante la Arcotel, la entidad reguladora del espectro.

Esas frecuencias transmiten programación regular aunque fueron solicitadas para la investigación de nuevas tecnologías, específicamente de TV digital. Fueron otorgadas temporalmente, sin concurso, en contra de lo que la Constitución y la Ley de Comunicación establecen. Justamente después de la aparición de Televicentro, el Gobierno ha anunciado que la convocatoria para la licitación de 1.069 frecuencias se hará en febrero de este año. El objetivo es «democratizar» estos espacios. Así centenares de radios y canales tramitarán sus frecuencias en plena época preelectoral. Mientras tanto, la presencia de ‘El Fantasma’ crece: con 87 frecuencias y 17 medios, es el primer oligopolio mediático privado del país.

Investigación completa.

1058

¿Por qué Fundamedios participa y coordina un trabajo periodístico que convoca a cinco medios digitales y dos ONGs? ¿Por qué el interés en investigar el conglomerado mediático del empresario Ángel González? ¿Vamos a salir de nuestras tareas como una organización de la sociedad civil y nos vamos a convertir en un nuevo medio?

Descartemos lo último. Porque sucede que una de las tendencias mundiales es justamente el periodismo sin fines de lucro o impulsado por organizaciones sin fines de lucro. Dado que muchos medios están en crisis y no pueden o no quieren seguir apostando por el periodismo de largo aliento o por investigaciones que pueden durar meses sin resultados visibles, en muchos lugares, organizaciones como Fundamedios han asumido esa misión llevándolo al entorno digital y pensando siempre en el público que se merece y necesita más que nunca información de calidad.

De allí, se desprenden las otras respuestas a las preguntas que planteamos inicialmente. No solo que está en nuestra misión institucional impulsar el periodismo de calidad, sino que es nuestro deber ciudadano hacerlo. En ese camino, nos hemos encontrado con la generosidad y la mirada visionaria de los periodistas que dirigen varios de los principales medios digitales del país, que saben que el entorno para el desarrollo de los medios digitales exige dos valores centrales: innovación y cooperación. Nuestro reconocimiento explícito a 4 Pelagatos, Fundación Mil Hojas, Focus, Plan V, Rayuela Radio y Wambra Radio.

Todos, debemos congratularnos del alcance de esta confluencia de medios digitales y organizaciones para investigar y poner en escena un tema tan importante, como el que presentamos hoy: “El Fantasma se alza con el espectro”.  Con él queremos contar, de la forma más accesible posible, cómo el empresario mexicano Ángel Remigio González, conocido como “El Fantasma”, ha logrado acumular, en los últimos años, 87 frecuencias de radio y TV y 17 medios de comunicación.

Haga clic sobre la imagen para ir al especial

fantasmafdm

Al hacerlo, hemos querido ‘hincar el diente’ sobre uno de los problemas más graves que afecta a la libertad de expresión en el Ecuador: la concentración de medios. Más allá del vacío discurso oficialista sobre la “democratización” y la “repartición equitativa de frecuencias”, estamos ante un caso, en el cual claramente se ha favorecido a un grupo empresarial que opera a lo largo y ancho de todo el continente. Al punto que en algunos países se lo reconoce como el verdadero poder ante el cual se inclinan, reverentes, candidatos y presidentes.

Hay que reconocer que el tramado de empresas, funcionarios, abogados, familiares que conforman el imperio mediático de Ángel González cuenta en el Ecuador con una buena estrella que lo ha llevado a seguir acumulando medios, mientras gran parte de las empresas privadas de comunicación han sufrido los efectos de una política gubernamental de acoso y derribo. Y, en tanto, muchos de los más talentosos periodistas independientes han visto rodar sus cabezas y silenciar sus plumas en los medios tradicionales.

Ningún hecho retrata mejor esa “suerte” de ‘El Fantasma’ que las recientes concesiones de cuatro frecuencias con las cuales pudo completar un acto de magia mayor: convertir una estación televisiva en dos, pues lo que inicialmente era RTS ahora además es Televicentro. La transmutación sucedió en semanas, sin pasar por engorrosos concursos, aburridos proyectos comunicacionales y procesos de calificación que sólo rigen para los mortales que deben esperar años para que les renueven o les otorguen una frecuencia.

En cuestión de días, a veces en horas, los informes favorables pasan por los escritorios de acuciosos funcionarios de Arcotel, la agencia gubernamental creada con la Ley de Telecomunicaciones, para dar salida lo más pronto posible a los deseos de las empresas de Ángel González. ¿Qué no hay frecuencias para completar la operación al sur de Quito y en Los Ceibos de Guayaquil? No hay problema, GamaTV, canal bajo administración estatal, devuelve las frecuencias sombra que hacen falta y se atienden las exigencias. Todo esto sucede mientras la mismísima Arcotel inicia el proceso de reversión de la frecuencia de Telecuatro, RTS Guayaquil y 23 repetidoras más que estaban a su nombre. ¿Cómo no hablar de una increíble suerte cuando en pocas semanas no solo se archiva el proceso de reversión de la frecuencia de sino que además son premiados con cuatro frecuencias “temporales” más?

En el colmo de la paradoja, casi al mismo tiempo que en los televisores de los habitantes de Quito y Guayaquil aparecía el nuevo canal Televicentro, se anunciaba que en los próximos días se va a convocar a un concurso para renovar u otorgar cerca de mil frecuencias de radio y televisión en todo el país. Se trata de la operación más grande de este tipo en toda la historia de la radio y TV ecuatoriana. Pero ante lo que está sucediendo es legítimo preguntarse si, en realidad, estamos ante una nueva “feria de las frecuencias” como la que se denunció a finales del siglo pasado y fue registrada en el informe de la Comisión auditora de frecuencias.

El caso que presentamos hoy está lleno de estas pequeñas paradojas y golpes de suerte para el empresario mexicano. Esta investigación conjunta cuenta esa historia. Lo hacemos, además, con el mayor respeto por los periodistas que día a día tratan de hacer buen periodismo en los medios involucrados. Sabemos que esto, no tiene nada que ver con ellos.

Creemos desde Fundamedios que en este punto, las autoridades nos deben muchas explicaciones y una dosis mayor de transparencia para cumplir sus responsabilidades sin seguir arrojándose la pelota, como si esto se tratara de un juego escolar.