Tags Posts tagged with "Secom"

Secom

204

Durante más de dos años, a partir del 25 de octubre del 2011, después de una audiencia en la Comisión Interamericana de DDHH (CIDH), el Gobierno ecuatoriano inició una violenta campaña contra Fundamedios con un solo fin: presentar a la organización como un nuevo enemigo público, un ente que se opone a los cambios revolucionarios y que, por lo tanto, está regido por poderes oscuros.

En al menos 20 ocasiones, la Secretaría Nacional de Comunicación (SECOM) ha dedicado cadenas para descalificar y desprestigiar la labor de Fundamedios.

Esta Secretaría ha acusado a la Organización de ser un brazo desestabilizador de los gobiernos progresistas; de “rendir cuentas” a empresarios y frentes políticos de la derecha estadounidense; de responder a los intereses de la prensa mercantilista; de tener negocios “ocultos” con la relatora especial para la liberad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA; de mentir descaradamente, e incluso, de recibir “millones” a través de una triangulación de fondos para financiarse.

Su director César Ricaurte tampoco ha estado exento de ataques por parte de la  Secom, la cual, a través de vídeos, se ha referido a Ricaurte como un político opositor, a pesar de que nunca ha pertenecido a partido o movimiento político alguno; y de ser un “informante” o un “comensal” de la embajada norteamericana, entre otras acusaciones y descalificaciones; lo que ha derivado en inmerecidos ataques, insultos y amenazas por parte de simpatizantes gobiernistas, a través de correos electrónicos y mensajes en las redes sociales.

Asimismo, entre julio de 2011 y enero de 2014, el Presidente de la República ha mencionado a Fundamedios en al menos 36 enlaces sabatinos, en los cuales ha acusado de ser una Organización “mala fe”, que miente, que hace política, que tiene “gente de “mentalidad enferma” por defender la libertad de expresión de los ciudadanos por sobre la dignidad de los funcionarios” (Enlace Ciudadano No 293); o que “Fundamedios no está para defender la libertad de expresión, sino para defender al gremio y todos sus abusos”, (Enlace Ciudadano No 317), por mencionar algunos ejemplos.

De igual manera, los medios de gobierno como: Ecuador TV, El Ciudadano, El Telégrafo, Agencia Andes y los incautados; Gama Tv y Tc Televisión también se han hecho eco de estas acusaciones, con la publicación de al menos 107 notas periodísticas, entre octubre de 2011 y enero de 2014. Algunas de ellas, coincidencialmente, paralelas a las cadenas que ordena la Secom, lo que da cuenta de un hostigamiento constante que se ha encargado de repetir el mismo discurso e intentar posicionar las mismas descalificaciones en contra de Fundamedios.

La campaña de hostigamiento inició tras una audiencia ante la CIDH

El hostigamiento contra Fundamedios inició en noviembre de 2011, justamente días después de la audiencia sobre la situación de la libertad de expresión en Ecuador, que se desarrolló el pasado 25 de octubre de ese año, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en Washington y a la que Fundamedios acudió como parte de los defensores de derechos humanos, junto a víctimas y periodistas.

Tras esta audiencia, la Secom emitió una cadena de radio y cuatro de televisión, a la que sucedieron descalificaciones y acusaciones de autoridades de Gobierno y amenazas de partidarios de este, incluyendo la advertencia de eliminación física a directivos de Fundamedios a través de correos y redes sociales, como bien lo denunció públicamente la organización en su momento.

El hecho más grave se produjo el martes 01 de noviembre de 2011, cuando en horario estelar, antes de comenzar los noticieros, la Secretaría de Comunicación ordenó la emisión de una cadena de televisión de algo más de 13’18” minutos de duración dónde se hizo falsas imputaciones en contra del Director Ejecutivo de Fundamedios y contra la organización, vinculándolos incluso con personajes a quienes, el gobierno acusó de estar relacionados con crímenes de Estado cometidos en el pasado y con tramas conspirativas en contra de este.

En la cadena se dijo que Fundamedios había evitado referirse a agresiones que han sufrido periodistas ligados al Gobierno y se mencionaron diversos casos; todos ellos reportados por Fundamedios en su debida oportunidad.

En otra cadena de radio emitida el 28 de octubre de 2011 y que interrumpió el inicio de algunos informativos de la tarde durante 10 minutos y medio, se deslegitimó la actuación de los peticionarios ante la CIDH y se afirmó que en el Ecuador sí existe libertad de expresión. Parte de esta cadena decía que “La delegación de periodistas de medios llamados independientes alzaron su voz de protesta porque, según ellos, los intereses a los que representan, este gobierno, es una amenaza a la libertad de expresión…” En ese espacio de gobierno se cuestionó la intervención de César Ricarte y Mauricio Alarcón, de Fundamedios, por denunciar el deterioro de la libertad de expresión y la falta de independencia de justicia ecuatoriana.

Además de esto, inmediatamente después de la Audiencia, funcionarios de gobierno se pronunciaron en contra de los peticionarios.

Por ejemplo, el canciller Ricardo Patiño afirmó, refiriéndose a los peticionarios, que “solo buscan cuidar los intereses de las empresas”; y que estos  no son más que “los representantes personales de los dueños de los medios de comunicación que se han dedicado a hacer una campaña permanente contra las acciones del Gobierno. ¿Por qué? Porque sienten afectado sus derechos y eso es lo más importante. Los derechos de los ciudadanos, de vivir bien, les importan un comino”, dijo durante una rueda de prensa.

En esa misma línea Fernando Alvarado, secretario nacional de comunicación aseguró que “el único objetivo que está de trasfondo de defensa en la CIDH no son los derechos de un periodista ni de un medio, son los intereses económicos” y que “si Fundamedios se pronunció en contra de eso, habrá que preguntarse si Fundamedios está con el pueblo ecuatoriano o con el dólar, con el capital”.

Este mismo funcionario descalificó a Fundamedios el 08 de noviembre de 2011. En entrevista para el portal de noticias ecuadorinmediato.com, insistió en vincular a Fundamedios con un tal Gustavo Lemos, quien en su versión, fue identificado como uno de los mayores torturadores en el mandato de León Febres Cordero. Al respecto dijo que: “Este grupo de personas fueron a hablar sobre derechos y libertades y se hacen acompañar  de una persona que ha sido señalada y calificada como los más torturadores…”.

En ese entonces, Fundamedios dejó en claro que no tenía relación alguna con ese personaje que apareció en las cadenas arriba mencionadas y se emplazó al Secretario de Comunicación a que presente alguna prueba de sus falsas imputaciones. Algo que nunca ocurrió.

A esto se sumaron las publicaciones y notas en los canales y periódicos en manos del Estado que unieron sus fuerzas para atacar a Fundamedios. El pasado 06 de noviembre, en los noticieros nocturnos de Ecuador TV y Gama TV, se emitieron notas descalificando la labor de la organización. En el primer caso, Ecuador TV reprodujo un artículo que publicó el periódico gubernamental El Telégrafo, firmado por el presentador del canal estatal Xavier Lasso bajo el título “Rechazo a Fundamedios”, mientras que en el informativo de GamaTV se emitió una nota sobre el supuesto “doble discurso de Fundamedios”.  Esta nota, además, fue reproducida en los principales periódicos nacionales, en espacios contratados por la propia Presidencia de la República.

Además, un artículo publicado por diario El Telégrafo, el pasado, 04 de noviembre bajo el título “Fundamedios se acoge al insulto” -como respuesta a una entrevista que César Ricairte ofreció a Diario El Comercio- así como  una nota de prensa en el portal del gobierno El Ciudadano -por la que se intentó vincular a Fundamedios con un asambleísta de oposición- formaron parte de campaña de descalificación emprendida por el gobierno en contra de la organización, para hacer creer a la opinión pública que la Fundación hace política. En otra cadena emitida el 16 de noviembre de 2011, y que se transmitió en los canales nacionales y en horario estelar, se acusó al director de Fundamedios, César Ricaurte, de “no acatar” los propios estatutos de la organización que preside, al supuestamente, “hacer política”.

Paralelamente, las redes sociales también se activaron en noviembre de ese año como parte del hostigamiento en contra de la Organización. En ese entonces, simpatizantes del presidente Rafael Correa e incluso en el Twitter oficial del movimiento oficialista, Alianza País, publicaron frases, epítetos e insultos como: “sinvergüenzas”;  “basura es lo que son”; “lacras lastimeras”; “Fundamedios está diciendo la verdad de esa prensa corrupta”; “prostitutas travestis de la mafia gringa”; “sigan así, será más fácil acabar con pestes como ustedes”; “doble discurso”; “defensores de sus intereses”; “asalariados farsantes…” , por mencionar algunos.

La arremetida continuó en 2012

En 2012, el hostigamiento no cesó y, además de cadeas y descalificaciones verbales, Fundamedios fue víctima de la promoción de una campaña en su contra, a través de los medios estatales, e incluso, ministerios.

El 10 de enero de ese año, el portal de noticias del gobierno El Ciudadano se hizo eco de una campaña para desprestigiar a Fundamedios, emprendida por grupos afines al Gobierno y promocionada a través de ministerios y otros organismos estatales que intentaba recolectar 10 mil adherentes para respaldar una carta dirigida a Catalina Botero, Relatora para la Libertad de Expresión de la OEA.

Dicha campaña fue promovida por la Secretaría Nacional de Comunicación; el Ministerio de Defensa Nacional y el Ministerio de Recursos Naturales No Renovables, los cuales, a través de las portadas de sus respectivas páginas web promovieron la iniciativa, con la publicación de un anuncio que re direccionaba al usuario a un enlace con la fotografía de César Ricaurte, Director Ejecutivo de Fundamedios,  cubierta con la palabra NO en letras rojas y un formulario en blanco para llenar los datos personales y enviar dicha carta, como rechazo a la organización, aunque esta iniciativa no logró su cometido, pues de un objetivo de 15.000 firmas, apenas obtuvieran un poco más de 3.000. Sin embargo, cada firma generaba un mail dirigido a varias instancias internacionales como el CPJ y la CIDH.

En otra ocasión, y a propósito del Día Mundial De La Libertad de Prensa, la Secretaría Nacional de Comunicación (SECOM) ordenó la difusión de varias “cadenas nacionales” de radio y TV antes y después cada espacio informativo y de opinión para descalificar la labor de los medios de comunicación privados. Estas ocurrieron entre el 2 y 4 de mayo. En ese contexto, el jueves 03 de mayo, el periódico oficial El Ciudadano publicó un especial dedicado a “la libertad de prensa con responsabilidad”, según se destacó en su portada. Sin embargo, dentro de sus páginas, se encontraron espacios dedicados a descalificar a los medios privados ecuatorianos y a Fundamedios, en donde se insistió en que la Organización y varios periodistas eran fuentes cercanas a la embajada de Estados Unidos.

Tras esto y luego de un pronunciamiento que hizo el Presidente de Estados Unidos por el Día Mundial de la Libertad de Prensa -en la cual expresó su respaldo a diversos activistas en el mundo, entre los cuales estaba César Ricaurte- la Cancillería emitió un comunicado en el cual se dijo que Fundamedios era parte de una “campaña de descrédito con el Estado y sus instituciones”.

En otro ejemplo, el pasado 15 de octubre de 2012, una cadena de radio ordenada por la Secom interrumpió durante algo más de seis minutos y medio los espacios informativos de las emisoras con más audiencia para intentar desprestigiar la labor que cumple Fundamedios y afirmar que ciertos medios de comunicación incumplen con la ley laboral.  Esta cadena -que fue dedicada exclusivamente a las estaciones Exa, Democracia, Radio Quito, Platinum, Visión, Sonorama y Radio Centro- fue muy similar a otra de televisión difundida el 10 de octubre, justamente 24 horas después de que Fundamedios asistió a la audiencia en la Primera Sala de lo Civil de la Corte Provincial de Pichincha, para apelar la política pública dictada por el Presidente de prohibir a sus ministros dar entrevistas en ciertos medios de comunicación privados.

En la cadena se sostuvo que Fundamedios tenía algún grado de responsabilidad en supuestos incumplimientos laborales de algunos medios de comunicación. Se dijo: “no todos los medios de comunicación estarían cumpliendo con la ley y eso lo saben organizaciones como Fundamedios, que se dicen para sí defensoras de los periodistas”;(Fundamedios) debería preocuparse “primero, de que todo su gremio del que tanto habla que lo protege, estén al día en el pago de sus obligaciones, independientemente de que su empleador sea un medio de comunicación”.

En 2013, la Secom quiso posicionar que Fundamedios recibía millones 

Entre mayo y junio de ese año, diario El Telégrafo, agencia Andes publicaron notas referentes al presupuesto que destinaba la agencia de cooperación estadounidense USAID para proyectos de fortalecimiento de la democracia en Ecuador, en donde se mencionó que Fundamedios como una de las organizaciones que recibía “millones”, a través de una triangulación de fondos. Paralelamente, la Secom también replicó esa hipótesis, a través de una cadena y videos presentados en los enlaces sabatinos presidenciales, en donde, además, aparecía el rostro de César ricaurte como grafismo fijo del segmento “La libertad de expresión ya es de todos”.

Un ejemplo de ello es una cadena de cinco minutos de duración que ordenó la Secom el pasado 10 de mayo de 2013 bajo el justificativo de ser una “réplica” a una entrevista que César Ricaurte dio a Ecuavisa. En ella se acusó a Fundamedios de financiarse “usando una triangulación con otra ONG” y se afirmó- basándose en una publicación del diario estatal El Telégrafo sobre el presupuesto de la USAID para todos los proyectos en Ecuador- que 4 millones 300 mil dólares de esta entidad se habían usado para proyectos con Fundamedios y que la Organización se financiaba con esta triangulación de fondos, a través de otra ONG, que servía de intermediaria.

Esta acusación fue repetida por el Presidente Correa en su sabatina  No 277, en donde dijo que la estrategia de los imperios de la extrema derecha de EEUU, para desestabilizar a los gobiernos progresistas es “el apoyo multimillonario financiero que está dando USAID, la agencia de cooperación de EEUU vinculada con la CIA  a todos los grupos opositores de los países del Alba, disfrazados de ONGS empezando por la celebrerrima Fundamedios”. Esta afirmación estuvo acompañada de un video, también preparado por la Secom, en donde se dijo que fundamedios recibía aportes del extranjero para hacer política de oposición al gobierno.

Al respecto, Fundamedios aclaró en su momento que participó de un solo proyecto con USAID y en 26 meses ejecutó actividades por US$264.735,37 dólares, por lo cual ha pidió pruebas de dichas aseveraciones gubernamentales, pero la respuesta fue una “cadena” nacional.

En esa misma línea el 20 de diciembre de 2013, la Secom ordenó otra cadena para descalificar a Fundamedios y a su director de proyectos, Mauricio Alarcón para rebatir los comentarios y opiniones vertidos por Alarcón, en una entrevista que ofreció en Ecuavisa el pasado miércoles 18 de diciembre, y adicionalmente, insistir, una vez más, en que Fundamedios “es una organización que recibe dinero estadounidense. Trescientos mil dólares de la USAID en el año 2012”.

A las cadenas, notas en medios del Estado y descalificaciones verbales en enlaces sabatinos se suman los ataques de funcionarios del gobierno y de simpatizantes a través de redes sociales que, como ya mencionamos arriba, se han convertido en práctica habitual y se multiplican cada vez que la Secom o el Presidente mencionan a Fundamedios en sus espacios. Por ello tampoco es raro que incluso el mismo titular de la Secretaría de comunicación, Fernando Alvarado, se haya referido a la Organización o a su director, con calificativos como “becario de Reagan”, según reza uno de sus más recientes tuits.

THE FUNDAMEDIOS CASE, OR THE CONSTRUCTION OF A PUBLIC ENEMY

For over two years, from October 25, 2011, after a hearing at the Inter-American Commission on Human Rights (IACHR), the Ecuadorian government began a violent campaign against Fundamedios with one purpose: to present the organization as the new public enemy, an entity that opposes revolutionary changes and, therefore, is governed by dark powers.

On at least 20 occasions, the National Secretariat of Communication (SECOM) had dedicated national broadcasts in order to disqualify and discredit the work of Fundamedios.

This Secretariat has accused the organization of being a destabilizing arm of progressive governments; of reporting back to the business and political fronts of the American extreme right; to respond to the mercantilist press interests; of having “hidden” business with the special Rapporteur for freedom of expression of the inter-American human rights commission of the OAS; of lying blatantly, and even receiving “millions” through a triangulation of funds for financing.

Neither César Ricaurte, the director of the Organization has been free of the attacks by the SECOM, which, through videos, it has referred to him as an opposition politician, although it has never belonged to any political party or movement, and also, of being an “informant” or “guest” of the U.S. embassy, among other accusations and insults, which has resulted in undeserved attacks, insults and threats from pro-government supporters, through emails and social networks.

In addition to that, between July 2011 and January 2014, the President has mentioned Fundamedios in at least 36 “Saturday programs” where he accused us of being a “bad faith” organization that lies, that makes politics, that has “sick minded people ” for defending citizens freedom of expression above the dignity of the public employees” (Program No 293), or that “Fundamedios does not defend the freedom of expression, but the guild and all its abuses “(Program No 317), to name a few.

Also the government media like: Ecuador TV, El Ciudadano, El Telégrafo, Andes Agency, Tc Television and Gama had also made echo of the same accusations mentioned before, with the publication of at least 107 news stories, between October 2011 and January 2014. Some of them, coincidentally, were published the same dates of the national broadcasts ordered by the Secretariat of Communication, which gives us an idea of a constant harassment that repeats the same speech and tries to position the same accusations and disqualifications against Funadmedios.

The campaign of harassment began after a hearing before the IACHR

The harassment against Fundamedios began in November 2011, just days after the hearing on the situation of freedom of expression in Ecuador, which took place on October 25th  at the headquarters of the Inter-American Commission on Human Rights (IACHR) in Washington, where Fundamedios attended as part of the human rights defenders, with journalists and victims.

After this hearing, the Secretariat of Communication issued one national radio broadcast and four national television broadcasts, which caused several insults and accusations from the government authorities and also, threats of its sympathizers, including one physical elimination warning against the directors of the NGO warning via e-mail and social networks, as we denounced at that time.

The most serious incident occurred on Tuesday, November 1st, 2011, with a national TV broadcast ordered by the Secretary of Communications. This “chain program”, of over 13 minutes long, made false allegations against the Fundamedios Executive Director and against the Organization, linking us with a dark character, who was accused by the government of being linked with state crimes committed in the past and conspiratorial plots against it.

The TV broadcast accused Fundamedios of not referring to the attacks that the journalists from the government media suffered. Several cases were mentioned, but the TV broadcast never said that Fundamedios, in fact, did report all of them.

In another radio broadcast, issued october 28th, 2011 -which interrupted the evening news for 10 minutes- The Secretariat of Communication delegitimized the petitioners performance at the IACHR and also stated that in Ecuador does exists the freedom of expression.

 Part of this radio broadcast said: “The delegation called independent media reporters raised their voices in protest because, according to them, the interests they represent, this government is a threat to freedom of expression …” In the same space, the government disqualified Ricaurtes intervention from Fundamedios, for denouncing the deterioration of freedom of expression and the lack of independence of Ecuadorian justice.

In addition to this, immediately after the hearing, the government officials pronounced disqualifications against the petitioners.

For example, the chancellor Mr. Ricardo Patiño said, referring to the petitioners that they were, “just looking after the interests of the companies,” and that they are nothing more than “the representatives of the media owners who have dedicated themselves to make an ongoing campaign against government actions. Why? Because they feel their rights affected and that’s the most important. The rights of citizens, of well living, they give a damn” he said during a press conference.

Fernando Alvarado, national communications secretary also said that “the only purpose of the hearing at the IACHR is not the defense of the journalist’s rights, but the economic interests” and “if Fundamedios pronounced against it, we must ask whether Fundamedios is with the ecuadorian people or with the dollar, the money “.

Alvarado also disqualified Fundamedios the past November 8th, 2011. In an interview with the news portal: ecuadorinmediato.com. He insisted on linking Fundamedios with a person named Gustavo Lemos who, in his version, was identified as one of the biggest torturers in the mandate of the former President León Febres Cordero. In the interview he said: “This group of people was talking about rights and freedoms, but they were accompanied by a person who has been identified as one of the biggest torturers …”

At that time, Fundamedios made ​​clear that we had nothing to do with that character that showed up in the TV broadcasts mentioned above. For that reason, we asked to the Communication Secretary to submit any proof of their false accusations. But that never happened.

In addition to this false accusations and TV broadcasts, we have to add all the publications and notes made by the TV channels and newspapers owned by the government that joined forces to attack Fundamedios. On November 6th, in the evening news of the channel Ecuador TV and Gama TV, notes were issued to disqualify the work of the organization. In the first case, Ecuador TV reprinted an article published in the government newspaper El Telégrafo, signed by the anchor Xavier Lasso under the title “Rechazo a Fundamedios” (I reject Fundamedios) while the channel GamaTV issued a note that accused us of “double speech”. This note was also reproduced in other national newspapers, hired by the Presidency of the Republic as a paid publicity.

In addition, an article published by The Daily El Telégrafo, on November 4th under the title “Fundamedios choose the insult”-in response to an interview given by Caesar Ricaurte to the Journal El Comercio- and a press release on the government news portal El Ciudadano- wich tried to link Fundamedios with an opposition Assemblyman, were part of a disqualifying campaign from the government, against the organization, to make the public believe that the Foundation makes politics. In another national TV broadcast  issued on November 16th , 2011, in primetime, the Fundamedios director, César Ricaurte was accused of “not complying with” the statutes of the organization he chairs, and also of, supposedly making politics.

In parallel, social networks also were activated in November of that year as part of the harassment campaign against the Organization. At that time, the government supporters and even the official Twitter account of the government movement Alianza País, published phrases, epithets and insults against us. They wrote the following: “shameless,” “garbage is what they are,” “plaintive evils” “Fundamedios is telling the truth of the corrupt press ” ” prostitutes of the American Mafia, “” keep it up, it will be easier as you kill pests “, “defenders of their interests, ” ” bluffers employees … “to name a few.

The harassment continued on 2012

In 2012, the harassment did not stop, and besides the broadcast TV programs against the NGO, and verbal insults, Fundamedios was victim of a campaign promoted by the government media, and even the ministries.

On January 10th of 2012, the government news portal El Ciudadano echoed a campaign to discredit Fundamedios. It was launched from government related groups and promoted by ministries and other state agencies. They tried to collect 10,000 signatures in order to send a letter to Catalina Botero, Special Rapporteur for Freedom of Expression of the OAS.

That campaign was promoted by the National Communications Secretariat, the Ministry of National Defense and the Ministry of Non Renewable Natural Resources, which, through the covers of their websites promoted the initiative with the publication of a note redirecting the user to a link with a photo of César Ricaurte, executive director of Fundamedios. His photo was covered with the word NO in red letters and a blank form to fill out personal information and send it as a letter, as a way of rejecting the organization, although this initiative did not reach its goal, obtaining just a little over 3,000 signatures. However, each signature generated a mail addressed to several international bodies such as the CPJ and the IACHR.

On another occasion, and because of the World Press Freedom Day, the National Secretariat of Communication (SECOM) ordered to issue several TV and radio broadcasts, before and after each news space to discredit the work of the private media. These occurred between 2 and 4 May.

In this context, Thursday 03 May, the official digital newspaper El Ciudadano published a special report dedicated to “press freedom with responsibility”, as highlighted on the cover. However, inside its pages, we could see that the report was dedicated to disqualify Ecuadorian private media and Fundamedios, where they stated that the Organization and several journalists were close sources to the U.S. embassy.

After this and after the declarations made y the President of the United States, for the World Press Freedom Day, in which he expressed support for many activists around the world, among whom was César Ricaurte, the Ecuadorian Foreign Ministry said that Fundamedios was part of a “discredit campaign against the state and its institutions.”

In another example, the last October 15th, 2012, the Secretariat of Communication ordered a radio broadcast that interrupted, over six and a half minutes, the news spaces from all over the radio stations with more audience, only to try to discredit the work of Fundamedios and state that certain media violate the labor law. This radio boradcast -which was dedicated exclusively to Exa, Democracia, Radio Quito, Platinum, Vision, Sonorama and Radio Centro- was very similar to other television broadcast issued on Oct. 10th, just 24 hours after Fundamedios attended the hearing in the First Civil Division of the Provincial Court of Pichincha, to appeal the policy issued by the President to forbid ministers give interviews in certain private media.

In that radio broadcast, the government stated that Fundamedios had some degree of responsibility for alleged labor violations of certain media. They said, “not all the media accomplish the law and that is known by organizations like Fundamedios, who say to themselves defenders of journalists”; (Fundamedios) should care “first, that all the media owners are current in the payment of its obligations”.

In 2013, the Secretariat of Communication wanted to position that Fundamedios received millions

Between May and June of that year, the official daily El Telégrafo, and the Andes agency published notes related to the budget that the USAID, the Agency for International Development of the United States, gave for Ecuadorian projects related to strength the democracy, where it was mentioned that Fundamedios as one of the organizations that received “millions” through a triangulation of funds. In parallel, the SECOM also issued several videos in the presidential Saturday program and one TV broadcast to affirm the same hypothesis. During that year, the face of César Ricaurte also appeared as one of the graphics for the segment “Freedom of expression it’s for everyone” in the presidential Saturday program.

An example of that is a five- minute TV broadcast program ordered by the Secom on May 10th 2013 under the justification of being a “reply” to an interview given by César Ricaurte to the private channel Ecuavisa. The government, once again accused Fundamedios of “using a triangulation with other NGOs” for financing itself.  Those accusations were based on  a publication of the state newspaper El Telégrafo, which affirmed that the budget of USAID for all projects in Ecuador were a sum of 4 million $ 300,000 American dollars, all that money was used by projects with Fundamedios. They also said that the Organization is financed by this fund triangulation through another NGO, serving as an intermediary.

About the subject, Fundamedios said at the time that we participated in one single project with the USAID and made activities during 26 months for an amount of $264.735,37 American Dollars. The Organization asked for proofs for make clear those accusations but the answer was a TV national broadcast.

 On December 20th, 2013, the SECOM ordered another TV broadcast to disqualify Fundamedios and its project manager, Mauricio Alarcon to refute the comments and opinions made by Alarcón, on an interview he gave in Ecuavisa on Wednesday December 18th. In addition to that, they insisted once again that Fundamedios “is an organization receiving U.S. money. Three hundred thousand dollars from USAID in 2012 “, said the government.

To all the TV and radio broadcasts, and the government media notes disqualifying the Organization, the verbal insults pronounced by the President of the Republic on his Saturday program, we have to add the other attacks made by the government officials and supporters through social networks, as mentioned above. Those attacks have become a standard practice and they multiply each time the Secom or the President mentions Fundamedios in their spaces. For that reason, it is not uncommon that even the same head of the Ministry of Communication, Fernando Alvarado, has referred to the Organization or its director, with words like “Reagan scholarship holder,” according to one of his most recent tweets.

104

El reciente traspaso del control administrativo a su principal agresor, la SECOM, solo es un hito más en una campaña de constante acoso y persecución hacia Fundamedios por parte del actual Gobierno ecuatoriano.

Por más de un año y medio, el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) no permite el registro de la directiva y nuevos socios de Fundamedios lo que claramente es una violación del derecho que tiene toda persona a asociarse libremente con personas de su elección para fines lícitos.

Desde el 09 de octubre de 2012, Fundamedios solicitó al MIES el registro de la directiva y la inclusión de un nuevo socio a la Fundación, sin embargo el Ministerio no ha dado paso a ello escudándose en un sinnúmero de trabas administrativas.

La primera es que no se pudo dar paso al  registro de un nuevo socio puesto que el periodo de la directiva había terminado y que debíamos presentar una auto convocatoria a la Asamblea General. Este pedido fue entregado al Ministerio.

Después de varios meses sin contestación a nuestro trámite, el 10 de mayo de 2013, nuestro abogado mantuvo una reunión con los funcionarios del MIES, donde solicitamos presentar en una sola petición la inclusión del nuevo socio y el registro de la nueva directiva, lo cual fue aceptado pero debía ser ingresado como un nuevo trámite.

El 17 de mayo del año pasado se cumplió con el nuevo requerimiento a la vez que se mantuvo una nueva reunión esta vez con  el Ab. Francisco Puente, quien se encargaba de estos trámites. Él no presentó observaciones a la solicitud realizada.

Un mes después, junio de 2013, el Ministerio con el oficio No. MIES-CZ-9-2013-2479-OF, dando largas a nuestro trámite, solicitó que, a) se adjunte copias de la nómina de socios de la Fundación y b) que se acredite la calidad de periodista del nuevo socio. Solicitud, por demás absurda, puesto que en el primer caso el Ministerio es  la autoridad encargada de llevar el registro de FUNDAMEDIOS y por lo tanto debían tener esa información. Sin embargo, el Ministerio justificó el pedido aduciendo que  los expedientes están incompletos puesto que fueron trasladados a un nuevo archivo y por lo tanto no contaban con esa información. En el segundo caso era aún más absurdo puesto que solicitaban que el nuevo socio justifique su calidad de periodista, citando un artículo de los estatutos que corresponde a los afiliados y no a los socios.

En el mismo mes de junio se mantuvo una reunión con el abogado Francisco Puente para explicarle que nosotros no teníamos una copia de la nómina de los socios actuales puesto que el MIES no da paso al ingreso del nuevo socio por lo que volveríamos a la misma situación por cuanto el MIES tenía los expedientes “incompletos” y no tenía acceso a esa información.

Solicitamos una solución y la segunda semana de agosto, el abogado Puente nos indicó que debíamos entregar  una copia certificada de la última directiva registrada donde conste la salida de la última socia.

El 17 de agosto del mismo año, Fundamedios volvió a ingresar la documentación y hasta el momento no hay respuesta alguna. Conocimos de fuentes extraoficiales que existen órdenes de sus superiores de no dar trámite al registro de la directiva de la Organización.

Apegados a la Ley, el pasado 05 de diciembre, y al no haber pronunciamiento del MIES o haber recibido notificación alguna por parte de esa institución,  ingresamos un último documento donde amparados en el artículo 28 de la Ley de Modernización del Estado que establece “todo reclamo, solicitud o pedido a una autoridad pública deberá ser resuelto en un término no mayor a quince días, contados a partir de la fecha de su presentación, salvo que una norma legal expresamente señale otro distinto…”  por lo tanto nos acogemos al silencio administrativo que dar por aceptada tácitamente nuestra petición.

Sin embargo, pocos días después, coincidencialmente, el 13 de diciembre, el MIES realiza el traspaso del control administrativo de Fundamedios hacia la SECOM, respondiendo a un “pedido” realizado en agosto del 2013.  Este traspaso de competencias se notifica a los afectados recién un mes después, el 16 de enero, luego de haber presentado al MIES una carta notificando que había transcurrido el tiempo suficiente para que se de paso al silencio administrativo.

Fundamedios ha sido constantemente atacado y descalificado por altos funcionarios del gobierno incluido el presidente Rafael Correa, así como también la utilización de los medios en manos del estado para desprestigiar las denuncias que realiza nuestra organización sobre las violaciones y limitaciones a la libertad de expresión y asociación que sufren los periodistas y ciudadanos del país. Un recuento de estas acciones están en el informe adjunto “El Caso Fundamedios o la construcción de un enemigo público”.

Todos los documentos de este caso aquí.

Government blocks the normal functioning of Fundamedios

The recent transfer of administrative control to the main aggressor, SECOM,(Secretariat of Communication) it’s just another step in the campaign of constant harassment and persecution that the Ecuadorian government performs against Fundamedios

For over a year and a half, the Ministry of Economic and Social Inclusion (MIES) does not allow the registration of the new directors and Fundamedios partners, which clearly means a violation of the free association right, and the right that has every person to freely associate with anyone of their choice, for legal purposes.

Since October 9th  2012, Fundamedios requested to the MIES the registration of the new directors and the inclusion of a new member for the Foundation, but the Ministry chose not to pass the procedure and gave countless excuses and administrative barriers.

The first barrier was the negative for registering the new member. They said that the director’s period was over and that we had to call to the General Assembly. This order was delivered to the Ministry.

After several months without response to our request, on May 10th, 2013, our attorney met with MIES workers, where we requested a single petition and that was the inclusion of the new member and the registration of the new directive, which was accepted but they told us to re enter it as a new process.

On May 17th, 2013 Fundamedios accomplished with the new requirement while we held another meeting.  This time with the Ab. Francisco Puente, who was responsible for these procedures. He did not submit any remarks on the application.

A month later, June 2013, the Ministry, delaying our process, sent us a letter MIES-CZ-9-2013-2479-OF, requesting:  a) copies of the list of members of the Foundation. b) To accredit the title of journalist for the new partner. The first request was totally absurd because the Ministry is the authority responsible for maintaining the register of FUNDAMEDIOS and therefore should have that information. However, the Ministry justified the request, saying that the records were incomplete because they were transferred to a new file and therefore they did not have that information.

The second request was even more absurd because they wanted that the new partner justifies the title of journalist, claiming an article applicable to affiliates and not to partners.

In the month of June we had a meeting with the lawyer Francisco Puente, to explain to him that we did not have a copy of the list of current members since the MIES never qualified the new member. So we went back to the same situation because the MIES had the «incomplete» records and did not have access to that information either.

We ask for a solution and the second week of August, the lawyer Puente told us that we should deliver a certified copy of the last registered directive with the output of the last partner.

On August 17th the same year, Fundamedios, once again, re entered the documentation and yet, there is no response. We know, from extra official sources that there are superior orders to not process, neither the registration of the new member of the Organization, nor its directive.

Attached to the Law, on December 5th and in the absence of any answer from MIES of receiving any notice from the institution, we entered a final document using as an argument the Article 28 of the State Modernization Law which states that «all claim, request or order of a public authority must be resolved within a period not exceeding fifteen days from the date of filing, unless a statute expressly states other different thing «Therefore we applied the administrative silence to give tacitly accepted our request.

However, few days later, coincidentally, on December 13th, the MIES enforce the administrative control transfer of Fundamedios to the SECOM (Secretariat of Communication), responding to a «request» made ​​in August 2013.

This control transfer was notified to us a month later, on January 16th, after having presented a letter to the MIES, notifying them that the time of administrative silence had passed.

Fundamedios has been constantly attacked and disqualified by top government officials including the President Rafael Correa, as well as the governments media outlets, which have discredited our denounces of violations and restrictions on freedom of expression and association against journalists and citizens. A summary of these actions are in the attached report «The Case of Fundamedios or the construction of a public enemy».

176

La Fundación Andina para la Observación Social y el Estudio de Medios, Fundamedios, ha pasado al control administrativo de su principal agresor, la institución del Estado que ha diseñado, producido y ordenado la emisión de una gran operación propagandística en contra de muchos periodistas ecuatorianos y de las instituciones que la defienden, entre las que se cuenta Fundamedios. El pasado viernes 16 de enero, se recibió un oficio firmado por el Coordinador General de Asesoría Jurídica de la Secretaría de Comunicación (SECOM) notificando que nuestra organización, junto con tres gremios de empresas de comunicación, habían sido “transferidas” a su control.

“Simplemente, se ha puesto nuestra cabeza en bandeja de plata”, señaló el Director Ejecutivo de FUNDAMEDIOS, César Ricaurte- “Demostrando que esta “transferencia, solo marca un paso más en una política de hostigamiento, estigmatización y acoso, pues acto seguido, el día lunes 20 de enero, a primera hora, la SECOM procede a solicitar todos nuestros informes financieros y de auditoría desde la creación de la organización hasta el momento. Debemos señalar que cualquier documento que salga de Fundamedios y sea entregado a la SECOM será utilizado únicamente para alimentar la campaña de construcción del enemigo público que esta secretaría de Estado ha impulsado desde hace más de dos años en contra de nuestra organización”, añadió Ricaurte.

En esta afirmación no hay ninguna especulación, pues hechos de este tipo ya han sucedido en el pasado cuando se ha exhibido informes entregados por Fundamedios al SRI en cadenas nacionales ordenadas por la SECOM para atacar a la organización. Además la política de constante acoso y el intento de construcción de un “enemigo público” no es una ficción. Estos son los hechos:

1. En al menos 20 ocasiones, la Secretaría Nacional de Comunicación (SECOM) ha dedicado cadenas para descalificar y desprestigiar la labor de Fundamedios.

2. Entre julio de 2011 y enero de 2014, el Presidente de la República ha mencionado a Fundamedios en al menos 36 enlaces sabatinos, en los cuales nos ha acusado de ser una organización “mala fe”, que miente, que hace política, que tiene “gente de «mentalidad enferma» por defender la libertad de expresión de los ciudadanos por sobre la dignidad de los funcionarios (Enlace Ciudadano No 293); o que “no está para defender la libertad de expresión, sino para defender al gremio y todos sus abusos”, (Enlace Ciudadano No 317), por mencionar algunos ejemplos. Desde el enlace No. 229 (16 de julio de 2011) hasta el enlace No. 357 (18 de enero de 2014), el 37% de veces se ha estigmatizado a Fundamedios o sus directivos, incluyendo, los miembros de su Consejo Asesor o sus socios.

3. De igual manera, los medios de gobierno como Ecuador TV, El Ciudadano, El Telégrafo y Agencia Andes, dirigidos por el propio Secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, así como los medios incautados; Gama Tv y Tc Televisión se han hecho eco de estas acusaciones, con la publicación de al menos 107 notas periodísticas, entre octubre de 2011 y enero de 2014. Algunas de ellas, coincidencialmente paralelas a las cadenas que ordena la SECOM, lo que da cuenta de un hostigamiento y descalificación constantes a la organización. Se adjuntan un informe completo y documentos sobre esta campaña sucia.

Pero esta acción del Gobierno ecuatoriano es solo una más de los hechos con los cuales se obstaculiza el trabajo de monitoreo, denuncia y defensa de la libertad de prensa y de expresión en el Ecuador que realiza la organización. Desde hace más de un año y medio, el Ministerio de Inclusión Económica y Social se ha negado a registrar la directiva y el ingresos de nuevos socios a la organización, violando claramente la Constitución, que garantiza el derecho humano fundamental a la libre asociación entre ciudadanos.

Cabe señalar que la SECOM sustenta su pedido de entrega de informes financieros y auditorías, en el Decreto 16, norma infraconstitucional que claramente viola disposiciones constitucionales y principios establecidos en los instrumentos internacionales de Derechos Humanos. Este Decreto otorga amplias potestades al Presidente y sus funcionarios para intervenir, incluso físicamente, en una organización, o disolverla por causales tan subjetivas como la “alteración de la paz pública”, como ya sucedió hace pocas semanas con una organización ambientalista. Al respecto, cabe recordar que hay por lo menos tres demandas de inconstitucionalidad en contra del Decreto 16 sin que la Corte Constitucional siquiera las haya admitido a trámite.

El hostigamiento contra Fundamedios inició en noviembre de 2011, días después de la realización de una audiencia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) sobre la situación de la libertad de expresión en Ecuador.

125

Con evasivas respondió el Consejo de Regulación de la Comunicación a la solicitud realizada por Fundamedios, el pasado 10 de septiembre, en el sentido de que realice un “exhorto” por la acción de la Secretaría de Comunicación, al haber exigido a Diario El Universo rectificar y pedir disculpas, por considerar que unos tuits incluidos en la nota de ese medio “atentan contra la honra y el buen nombre del Presidente Correa”.

En su respuesta el Consejo de Regulación sostiene que este tipo de reclamos deben tramitarse ante la Superintendencia de Comunicación. No obstante, y tomando en cuenta que este ente aún no existe, se deja a la ciudadanía en una suerte de indefensión ante los posibles atropellos cometidos en violación de la propia Ley de Comunicación.

La comunicación enviada por Fundamedios constituye un llamado para que el Consejo de Regulación se pronuncie, como lo ha hecho en otras ocasiones, sobre un asunto que claramente viola las disposiciones de la Ley Comunicación, como es el hecho de que el Secretario Fernando Alvarado haya exigido a un medio de comunicación rectificarse y pedir disculpas, amparado en una Ley que no lo faculta para ello.

Para no dar trámite a nuestro pedido el Consejo de Regulación, además, señala que el director ejecutivo de Fundamedios, César Ricaurte, es firmante de una demanda de inconstitucionalidad a la Ley de Comunicación y que por eso nuestro pedido debe ser interpretado como: “Que este ciudadano ha optado por reconocer y respetar dicha Ley, ante lo cual manifestamos nuestra satisfacción. De no ser así, es legítimo pensar que esta solicitud solo constituye una petición artificiosa que busca usar a conveniencia la ley y al Consejo con fines ajenos al reclamo de un derecho”.

Antes esta posición del Presidente del Consejo, que simplemente evade conocer una queja ciudadana contra un actor estatal, Fundamedios debe señalar que acudir a esta entidad no implica desconocer las falencias que existen en varios de los artículos de la Ley de Comunicación, ni desistir de los procesos constitucionales que como ciudadano se haya sumado el director de nuestra organización para denunciar las incompatibilidades que tienen esos artículos con la Constitución Nacional.

El hecho de que alguien presente este tipo de reclamos no le hace menos sujeto al mandato de esta Ley, ni titular de menos derechos para activar los procedimientos establecidos en ella. Sostener lo contrario sería sugerir que quienes tienen posiciones contrarias al oficialismo tienen menos derechos fundamentales que el resto de ciudadanos, razonamiento que es inaceptable dentro de un régimen democrático.

Es un deber ciudadano acatar la Ley cuando la misma entra en vigencia, así como es un deber también cuestionar la constitucionalidad de la misma cuando contiene disposiciones que violan flagrantemente los derechos consagrados en la Constitución y los Convenios Internacionales.

Lamentamos que el Consejo de Regulación de la Comunicación e Información se comporte como una dependencia más del aparato de propaganda del Gobierno y ni siquiera intente conocer reclamos ciudadanos contra instancias de poder estatal, que se han convertido en protagonistas esenciales de la comunicación en el Ecuador.

Carta de Fundamedios aquí

Respuesta del Consejo de Regulación aquí 

 

71

Fundamedios solicitó mediante una carta fechada el 10 de septiembre, al Consejo de Regulación de la Comunicación, CORDICOM, que realice un «exhorto» por las acciones que claramente desbordan la Ley de Comunicación por parte de la Secretaría de Comunicación.

El Secretario Fernando Alvarado exigió a Diario El Universo rectificar y pedir disculpas, por considerar que unos tuits incluidos en la nota de ese medio «atentan contra la honra y el buen nombre del Presidente Correa». Sin embargo, la Ley de Comunicación, que cita en su carta, no da al funcionario la potestad de convertirse en la autoridad de cumplimiento del cuerpo legal.

La nota periodística que generó el pedido de réplica de la Secom, fue emitida el pasado 19 de agosto bajo el titulo «Presidente condiciona consulta sobre Yasuní; propone que solo existan diarios digitales» donde se expuso la propuesta del Primer Mandatario de realizar una consulta popular sobre la explotación de la zona del Yasuní ITT. En la nota, el diario reprodujo algunos comentarios de usuarios de Twitter que se oponían a la explotación del Yasuní.

La Secretaría de Comunicación aseguró que «la información publicada de esos tuits no constituye información de relevancia pública, por lo que demandó la rectificación y disculpas públicas del rotativo. Sin embargo, tampoco la Ley entrega al Secretario de Comunicación la función de determinar que información es de relevancia pública y cual no.

El artículo 23 de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC), que establece el derecho a la rectificación, es claro en determinar que quienes son titulares del derecho de rectificación son individuos o grupos, y a ellos exclusivamente les compete ejercerlo ante los medios de comunicación y las autoridades competentes, en este sentido la Secretaría de Comunicación no puede representar los intereses del señor Rafael Correa, ya sea en calidad de ciudadano o en calidad de Primer Mandatario, puesto que la Ley no le faculta para tal efecto.

La SECOM, además, ha ordenando varias cadenas nacionales como forma de «réplica» y «rectificación», sin seguir el procedimiento establecido por la Ley.

En su carta Fundamedios señala que el CORDICOM debe dar muestras de algún nivel de independencia y evaluar las posibles violaciones a la Ley de Comunicación de las autoridades de Gobierno. El Consejo de Regulación es presidido por el ex funcionario de la SECOM, Patricio Barriga.

64

El 01 y 10 de noviembre, dos cadenas de televisión de algo más de 13 y 14 minutos de duración, fueron ordenadas por la Secretaría Nacional de Comunicación SECOM, para descalificar a los peticionarios, entre ellos Fundamedios, tras su intervención en la Audiencia sobre la situación de la Libertad de Expresión en Ecuador, el pasado 25 de octubre, en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en Washington DC.

Las mentiras de la SECOM
En sucesivas cadenas oficiales, así como en declaraciones posteriores de Fernando Alvarado, titular de la SECOM, se ha intentado sustentar la teoría de una supuesta relación de Gustavo Lemos, un individuo que, según la versión del gobierno, «ha sido identificado como uno de los más grandes torturadores en el mandato de León Febres Cordero» con los 12 peticionarios que acudieron a la CIDH el pasado 25 de octubre del 2011 para entregar información en la audiencia temática sobre “Libertad de Expresión en el Ecuador”.

En la primera cadena del 01 de noviembre, se dijo que: “No resultó ninguna novedad, aunque sí fue curioso, ver que junto a Ricaurte  aparezca un personaje obscuro conocido en Ecuador por su nefasto pasado como asesor de León Febres Cordero en materia de seguridad. El tristemente célebre Gustavo Lemos, hoy queriendo hablar de Derechos Humanos con el apoyo de Fundamedios, pero, ¿sabrá Lemos qué son los DDHH?…”

Acompañado de esta narración, se mostraron imágenes sobrepuestas y editadas para que César Ricaurte, director de Fundamedios y Gustavo Lemos salgan en la misma pantalla, dividida en dos y así justificar que aparecieron “juntos” en la Audiencia.

En la segunda cadena emitida el 10 de noviembre se cambio la versión y se dijo que: “Se quiere prohibir que se diga que Gustavo Lemos, quien compartió con los denunciantes en la CIDH, es uno de los personajes más siniestros de la ultima etapa política del país. Pretenden evitar que se diga que Lemos, quien incluso está involucrado en la desaparición de los hermanos Restrepo hoy maneja el mismo discurso de Fundamedios y la Asociación Ecuatoriana de Periódicos AEDEP y que en el seno de la CIDH amenazó y agredió de palabra al Secretario de Comunicación con los mismos argumentos de quienes, como Fundamedios y la AEDEP, pretenden desembarcarse de uno de sus simpatizantes y seguidores más fieles”… “Tampoco se puede decir, porque lo quieren prohibir, que el titular de la AEDEP, a pesar de que hoy diga lo contrario, si estuvo con Lemos en el seno de la Comisión “Interamericana”.

Junto a esta narración, se mostraron fotografías de Diego Cornejo, director de la AEDEP, de pie y frente a Lemos, minutos después de finalizar la audiencia.

Las mentiras caen por su peso
En rueda de prensa dada por los peticionarios el pasado 10 de noviembre, se demostró que la teoría de la supuesta relación de Lemos con los periodistas y defensores de derechos humanos que acudieron a la CIDH es una de las patrañas más siniestras que se han podido urdir desde el Gobierno, pues ninguno de los peticionarios tenía relación, “había llevado” o siquiera conocía a Lemos.

Se demostró con fotografías e imágenes que Lemos ni siquiera estuvo cerca de César Ricaurte ni de algún otro peticionario, como se demostró con las fotografías y con el vídeo de la audiencia dónde, la presidenta de la Comisión, Dinah Shelton lee la lista de peticionarios completa y no aparece nadie con el nombre de “Gustavo Lemos”.

La audiencia de la Comisión Interamericana fue pública y habían docenas de personas que no tenían ninguna de las partes y que finalizada la misma, debían saludar, salir o entrar por dónde estaban los peticionaros, porque ese era el lado para el acceso a la sala. Muchas personas se acercaron a saludar con los peticionarios y Diego Cornejo ha señalado con toda lógica que, entonces, se debía presentar también fotos saludando con el canciller Ricardo Patiño, sin que eso lo relacione con la delegación oficial. “No porque alguien se me acerque quiere decir que lo conozco”, puntualizó Cornejo durante una rueda de prensa.

Cornejo ha sido uno de los periodistas que más incansablemente ha denunciado el crimen de estado que significó la desaparición de los hermanos Restrepo y es por eso, que el Ing. Pedro Restrepo, padre de los desaparecidos escribe un mensaje, condenando la invención de alguna relación entre Diego Cornejo y Lemos.

Lo más grave es que, con base tan endeble, a través de las cadenas y el discurso oficial se intentó vincular a los peticionarios con crímenes de Estado como la desaparición de los hermanos Restrepo o con los sucesos del pasado 30 de septiembre del 2010.

Las preguntas que la SECOM no responde

Pero, la verdad es muy distinta: Como se denunció y se comprobó por parte de los peticionarios, Lemos fue empleado de este Gobierno. Como recogió Diario El Comercio: “Lemos trabajó en el Banco del Pacífico de Miami, entre el 2007 y el 2010, como jefe de seguridad”. Y Diego Cornejo ha señalado con pedido con todo derecho: “Que expliquen por qué trabajaba en una empresa estatal”.

Frente a ello, las declaraciones de Alvarado al Diario El Comercio son poco menos que insólitas: “Estaba ahí (banco) desde la época del señor (Marcel) Laniado. Cuando se lo ubica y se lo identifica, se hace el análisis para separarlo, y dado que estaba cerca su jubilación, se decidió esperar a que esta se cumpla de acuerdo a la ley. Claramente, nunca fue contratado por esta administración”.

Un momento: ¿El Gobierno “lo ubica y lo identifica” y en lugar de iniciar acciones legales para procesarlo y traerlo de vuelta al país se portan tan “buenas gentes” que esperan para que disfrute su jubilación? Algo huele muy mal aquí… ¿El Gobierno “lo ubica y lo identifica” y no hacen nada aparte de aprovechar su presencia para intentar desacreditar a los periodistas y defensores de derechos humanos que acudieron a la CIDH?
Los peticionarios no conocían ni sabían quien era Gustavo Lemos, pero a confesión de Alvarado, el Gobierno si lo había “ubicado e identificado”… Entonces, ¿quién conocía a Gustavo Lemos y has le había hecho el favor de esperar a que se jubilara?

Pero hay más datos. Tanto lo habían “ubicado e identificado” que hace un año, en el 2010, en el seno de la misma CIDH, el ministro del Interior, José Serrano, había anunciado que emprenderían las acciones para extraditar a Lemos. Caben más preguntas: ¿por qué no han hecho nada en un año? ¿Por qué Lemos se siente tan seguro que va a pasearse delante de ministros y altas autoridades del Estado en un foro de DD.HH.?

Por estas razones y muchas otras falacias más emitidas en cadena nacional de TV  que los peticionarios hemos exigido que el Gobierno cumpla con su obligación de hacer valer nuestro derecho constitucional a la rectificación, réplica y respuesta, que se debe expresar a través de un espacio en cadena nacional, en horario estelar y transmitida en tres ocasiones, como se hizo con las falsas imputaciones emitidas en nuestra contra.

SIN EMBARGO, EL GOBIERNO SE NIEGA A CUMPLIR CON NUESTROS DERECHOS DURANTE… 7 DÍAS Y CONTANDO…

Firman:
Los 12 de la CIDH

90

PARTE I

Tras la cadena nacional ordenada por el Secretario de Comunicación, representantes de Fundamedios mencionan que el Estado nuevamente incurre en la violación del Art 63 del reglamento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Mire también la segunda y tercera parte de rueda de prensa:

PARTE II

PARTE III