Derechos Digitales

2897

Por Susana Morán

El fenómeno es mundial: el internet es terreno fértil para el periodismo. Aliado en las circunstancias más difíciles, la red ha impulsado el oficio a la innovación o ha sido el espacio para el periodismo desenfadado, provocador o que busca sobrevivir. Lo hemos visto en España cuando miles de periodistas fueron despedidos por la crisis económica o en Venezuela por las restricciones a la libertad de prensa. En América Latina el desarrollo de estos medios que nacen y se desarrollan en internet se ha multiplicado y existen ejemplos legendarios como El Faro y La Silla Vacía.

Pero Ecuador también vive su propio boom de medios nativos digitales. En las últimas semanas, estos medios han resaltado en un contexto donde cada vez los medios tradicionales ceden cancha a las restricciones de la Ley de Comunicación. Algunos ejemplos: Las investigaciones de la revista Plan V; los streamings nítidos de La República de las protestas desde junio; los reportes diarios de Wambraradio de los 11 días de la marcha indígena en su camino a Quito; las entrevistas exclusivas de Rayuela Radio a María Corina Machado, Manuela Picq y Martín Pallares, o los análisis de Gkillcity sobre la coyuntura. No sorprende que algunos de estos portales hayan sido víctimas en más de una ocasión de ataques de DDoS.

En la actualidad, existen aproximadamente 60 medios de este tipo, según un mapeo realizado por Fundamedios hasta abril último. De sus resultados se desprende que en el país se hace periodismo en internet desde las cuatro regiones del país, con equipos mínimos o que pasan la docena, con recursos ajustados y deudas, pero con esfuerzos extraordinarios: más de uno ha pasado por la tentación de cerrar.

De hecho, en los últimos años varias iniciativas han desaparecido. En el 2012, en el “Mapa de medios digitales del Ecuador” publicado por Ciespal aparecían 34 medios nativos digitales, de los cuales solo 15 siguen vigentes. Las radios digitales son el grupo con mayores ausencias: de las 14 existentes en el 2012, hoy solo una de aquellas está al aire (Radio Turismo Ecuador).  

Pero así como algunas ideas dejan de existir, otras aparecen en el camino. Según el estudio de Fundamedios, el 2010 marca un antes y después en el desarrollo de estos medios, en sintonía con el mayor desarrollo tecnológico y el avance de las telecomunicaciones en el país (Gráfico 1). Solo este año surgieron 10 portales de contenido (7 informativos y de opinión), cuando la tendencia en años anteriores fue de uno o dos sitios por año.

Gráfico 1. Evolución de los medios nativos digitales por años

Las propuestas además son diversas. De los 60 medios registrados (Gráfico 2), las radios digitales ganan importancia y ahora son la cuarta parte del pastel que conforma el grupo. Asimismo, el 30% apuesta por la investigación, la información especializada y el periodismo narrativo. Hay que resaltar que las dificultades para el periodismo de investigación en los medios tradicionales ha permitido una interesante dinámica de creación de digitales en esta línea. Ello desde el 2013, año en el que entró en vigencia la Ley de Comunicación, con la que la Supercom ha sancionado a los medios privados por denuncias periodísticas.

Gráfico 2. 60 medios nativos digitales en Ecuador hasta abril 2015


El estudio completa así el perfil de los medios nativos digitales ecuatorianos: Más de la mitad de los medios mapeados (55%) tiene una periodicidad diaria y el 35% está conformado por grupos de trabajo entre dos y cuatro personas (Gráfico 3). La falta de financiamiento permanente explica este último fenómeno. En el I Encuentro de Medios Digitales del Ecuador, que se llevó a cabo el 22 de abril pasado en la Universidad Internacional, representantes de 21 portales explicaron que la monetización es uno de sus principales retos y coincidieron en la necesidad de diversificar sus ingresos más allá de la publicidad, siempre que esto no afecte la línea editorial.

Gráfico 3. Periodicidad y número de personas en los medios.


Otra necesidad que surgió fue la de crear un plan de negocios con estrategias de marketing y de difusión de los contenidos. Concluyeron en que este tipo de medios “no son el resultado de una sólida planificación”, se mueven empíricamente y tienen un alto
índice de mortalidad.

El mapeo de Fundamedios muestra que la presencia en redes apareció como una estrategia prácticamente asumida por el grupo analizado. Casi el 100% está en Facebook y el 92% en Twitter. Aunque aún hay retos por incorporar nuevas redes, aplicaciones y estrategias de difusión de contenido. De hecho, la falta de innovación fue uno de los puntos de discusión en el Encuentro. Los emprendedores que asistieron consideraron que existe poco interés en innovar en los medios en general y que hay una responsabilidad de las escuelas de Comunicación Social del país en la formación de periodistas especializados en medios digitales.

Pero este tema es una discusión regional. El reciente estudio “»Regenerating Journalism: Exploring the ‘Alternativeness’ and ‘Digital-ness’ of Online Native Media in Latin America” concluyó que “los medios nativos digitales latinoamericanos son más innovadores por los temas sobre los que informan que por el uso de recursos digitales sofisticados”. En los 67 medios analizados en esa investigación, que incluyó tres portales ecuatorianos, se inclinan más a cubrir “temas alternativos”. “Mientras que los sitios nativos de internet consideran su innovación y carácter digital como un factor distintivo respecto de los medios de origen tradicional, la realidad es que su uso efectivo de los recursos digitales presenta un grado modesto”, dice el estudio según la reseña publicada por el portal Las2orillas.co.

De regreso a Ecuador, los 60 medios nativos digitales representan el 5% del total de los medios en el país, que según cifras oficiales son 1.148 entre privados, públicos y comunitarios. De los 60, el 68% de los medios nativos digitales se concentra en Quito y Guayaquil. Allí se asientan los sitios con mayor presencia e impacto: La República, Plan V, Gkillcity, Ecuadorinmediato, Ecuador en vivo y otros medios que van tomando fuerza como La barra espaciadora, Mil Hojas, Focus, La Historia, entre otros.

Pero hay ciudades como Puyo, Latacunga, Chone, Quevedo, Riobamba, Celica, Rocafuerte, Loja, Macas y Babahoyo que tienen un emprendimiento digital. Y también son desconocidos los esfuerzos valiosos de medios especializados o de radios on line por informar. La historia de estos es un punto aparte. ¿Por qué surgen?, ¿quiénes están detrás de esta propuestas?, ¿cómo lo hacen? Aquí las historias de tres medios regionales, una radio online y dos portales especializados que ya son parte del ecosistema mediático ecuatoriano y que han hecho del internet su plataforma para proponer a sus lectores el periodismo y los contenidos por los que apuestan.

 El portal que nació junto al Cotopaxi

cotopaxi noticiasA Cotopaxi Noticias le ha quedado corto el nombre. Inició hace cinco años para cubrir el día a día de la provincia, pero ahora en su agenda están Tungurahua, Chimborazo, Pastaza, Bolívar, parte de Santo Domingo y Los Ríos, y hasta el sur de Quito. Luis Muñoz, su fundador, dice que no es la primera vez que le han sugerido cambiar el nombre de su portal. Y siempre responde lo mismo: el volcán Cotopaxi es un símbolo. “Enlazamos a la región a través de una herramienta global, el internet, contando historias locales de cada cantón y provincia”.

El impacto de Cotopaxi Noticias llegó pronto. Fue el primer medio que nació digital en esa región y el primero en traducir notas al kichwa. Pero además de la novedad de ser un medio en línea, Cotopaxi Noticias también apostó por información propia, bien redactada y con un enfoque original. Fue así como este medio se hizo un nombre. “Incluso las autoridades empezaron a visitar el portal para ver qué informaciones distintas teníamos”, dice Muñoz. Cotopaxi Noticias empezó a generar opinión pública con información fresca a las 06:00. Esta práctica les generó hasta 3.500 visitas diarias. La demanda hizo que el equipo de Muñoz cambiara sus dinámicas periodísticas. De redactar las noticias durante el día para publicarlas al final de la tarde a volverse un medio más inmediato.

Como toda redacción, la de Cotopaxi Noticias ha pasado por altos y bajos. Muñoz, con 21 años de trayectoria, trabajó solo en un inicio, pero después formó un pequeño equipo junto con la periodista Laura Barreros. “Un equipo explosivo en lo periodístico”, lo describe Muñoz. A Cotopaxi Noticias se le reconoce haber confirmado primero y con documentos lo que las autoridades negaban a rajatabla: La nueva cárcel de la Sierra Centro estaba siendo construida en el ingreso a Saquisilí (Cotopaxi). La cobertura del ajusticiamiento indígena en La Cocha es otro hito, así como el seguimiento de la reactivación del volcán. Pero Muñoz resume así este recorrido: “Avanzamos periodísticamente, pero nos estancamos económicamente”. El robo de sus equipos en noviembre pasado fue un golpe para el medio. Además la competencia ha crecido y por eso Muñoz cree que ya es momento de una reinvención. Aunque la sombra de abandonar el proyecto no ha faltado, “cuando uno retrocede el cassette -dice Muñoz- cuesta tomar la decisión”.

La coyuntura del sur del país en Machala Móvil

machalamovilOportunidad y exactitud. Quizás esos son los principales elementos con los que Machala Móvil ha ganado fama en menos de un año que tiene este proyecto. Freddy Macas y Fabricio Lapo, periodistas que desarrollaron su carrera en medios tradicionales como la prensa y la TV, dicen estar disfrutando de lo digital.

Fundaron Machalamóvil.com en septiembre de 2014 y se volcaron a redes sociales para difundir sus contenidos. Twitter ha sido su mejor aliado. Llevan hasta el momento más 6.000 seguidores y se han convertido en referencia cuando la provincia costera de El Oro vive algún estrago. Sucedió, por ejemplo, en enero pasado durante el desborde del río Bonito que provocó el colapso del puente ubicado en la vía Guayaquil-Machala. Una foto y un tuit cerca a la medianoche del 18 de enero los convirtió en referencia.

Lo mismo sucedió en la cobertura de las marchas de junio pasado. Los periodistas dieron cinco tuits a cada marcha: a la oficialista y la de la oposición. Es su forma de ser equilibrados en la información. Porque en redes al igual que en los medios, recalcan ellos, ningún periodista debe apasionarse por ninguna tienda política.

Machala Móvil, igual que la gran parte de medios digitales del país, lo impulsan un equipo de dos personas. Además de Lapo y Macas tiene dos colaboradores de apoyo y una red de periodistas de El Oro que cuando no tienen espacio donde publica sus materiales los envían a Machala Móvil.

Para este equipo, su proyecto tiene amplias expectativas. Es un portal informativo de la provincia, pero que necesita hacer uso de más herramientas como el video y el audio. Es un medio financiado en un 80% por sus creadores y por eso sus esfuerzos están en buscar que el portal se mantenga a largo plazo. Mientras tanto disfrutan de lo que hacen y de informar por un canal propio y sin agendas de ningún gobierno y de ninguna autoridad. “Porque eso nos hace diferentes”, destacan.

La Amazonía tiene su propio eco digital

ecoamazonicoEco Amazónico acaba de dar mucho que hablar en la últimas semanas. El seguimiento oportuno del arresto de la activista Margoth Escobar durante el paro del 13 de agosto hizo que sus videos y opiniones sean muy comentadas en la red. Es un sitio web nacido en Puyo y de comunicadores de la zona. Juan Carlos Jaramillo y Diego Escobar son sus fundadores. Tras manejar un portal dedicado al deporte en la Amazonía, decidieron abrirse a otros temas como ecología, cultura y nacionalidades indígenas. Son parte del colectivo juvenil La Hormiga del Puyo, dedicado a la educación ambiental, que fue vinculado a la protesta del 28 de noviembre de 2013, en Quito, que derivó en el cierre de la Fundación Pachamama (el grupo desmintió su participación y su relación con Pachamama).

Hoy, Eco Amazónico tiene cuatro años de trayectoria, tres periodistas y tres personas más que se dedican a las ventas publicitarias. Pero de las noticias del minuto a minuto también se han lanzado a la investigación y a la denuncia. Por eso no han estado ajenos a las presiones de autoridades y personajes con poder en la zona. El más reciente incidente ocurrió tras la publicación de la nota “Pastor religioso y otras personas involucradas en denuncia por supuesta estafa masiva en Puyo”. El medio denunció en el mismo reportaje haber sido amenazado por el principal involucrado, el pastor Milton Guevara, con emprender acciones legales.

Pero también ha sacado provecho de la nuevas tecnologías como el whatsapp. El portal recibe por esa vía decenas de mensajes diarios con datos que después son verificados por el equipo. Su contenido se nutre de estos reportes. Esto es resultado, dice Jaramillo, editor del sitio, del alto índice de conectividad que hay en Pastaza, desde donde cubren también Napo y Morona Santiago. “Pastaza tiene 70 mil habitantes, después de Guayas y Azuay viene Pastaza en conectividad”.

Gracias a estos mensajes, el equipo se mantiene en alerta cada vez que hay derrumbes y cierres de carreteras por las frecuentes lluvias. La gente les envía fotos y videos. Pero Jaramillo dice que también se han convertido en expertos en cubrir accidentes aéreos. “Son muchos en esta zona”. Esto les ha hecho ganar seguidores en sus redes sociales: su página de Facebook tiene más de 17.000 fans. “Eco Amazónico es un portal ciudadano”, concluye Jaramillo.

La radio digital que toma el pulso a la calle

wambradioTuit del 22 de marzo de 2012: “WambraRadio inunda Kito con comunicación comunitaria. Transmisión en vivo #marcha por el agua”. Era el último día de la manifestación. El portal había sostenido la cobertura durante 15 días. Quizá fue el primer medio no convencional que desplegó un equipo para el seguimiento de estos hechos desde El Pangui, en Zamora. Reportes en vivo, análisis y entrevistas. Este trabajo los lanzó a la opinión pública. Un hito para su trayectoria.

Desde entonces Wambraradio ha acompañado estos procesos. Lo acaba de repetir en la marcha indígena que inició el pasado 2 de agosto en Tundayme (Zamora Chinchipe) y llegó a Quito 11 días después. La razón es sencilla: se conciben como un espacio de incidencia en la agenda pública.

Wambraradio es un proyecto del colectivo juvenil El Churo. Según Jorge Cano, coordinador de la programación, el portal surge ante el poco espacio que los medios tradicionales daban a temas ambientales, juveniles o de género. Fue así como Wambraradio le dio un giro al proyecto original (más educativo y cultural) a un producto diverso y alternativo para estos grupos.

Eso ha hecho que su público también cambie. Llegan sobre todo a la Sierra Sur y Amazonía. Hace cinco años, cuando iniciaron, sus visitantes eran jóvenes. “Pasamos de lo cultural alternativo juvenil a un público más adulto y tomador de decisiones y líderes de opinión pública”, explica Cano. Por eso más que crecer en número de clics buscan la incidencia. Cubrir las manifestacione sociales es parte de su estrategia. Pero esto les ha traído ataques a su web. El último fue durante la marcha del 1 de mayo.

La radio tiene un equipo base de 9 personas entre comunicadores, sociólogos e informáticos, y alrededor de 30 colaboradores externos. Al nacer como un medio digital siempre se pensaron en ser multimedias. El video acompaña sus programas y coberturas. Los podcasts han sido un buen formato para la ironía y el sarcasmo.

 Una web de fútbol, el medio nativo digital más antiguo

futbolecuadorComenzaron con dos personas en el 2001 y hoy tienen 15 miembros en el equipo entre periodistas, diseñadores, ingeniero en sistemas y ejecutivos de ventas. Fútbol Ecuador es el medio nativo digital más antiguo del país. Nació con una alianza con radio La Red, que terminó hace ocho años. Su objetivo era sencillo: informar sobre fútbol y ser inmediato. ¿Para qué esperar el noticiero de la radio o la información en los impresos al siguiente día?

Dedicados en un 90% al fútbol ecuatoriano (el 10% restante para el deporte internacional), hoy es uno de los portales referentes sobre este deporte en el país. Según Luis Otero, editor general de Fútbol Ecuador, parte de su escala se debió al público ecuatoriano en el exterior. “Teníamos más visitas desde Nueva York que desde Guayaquil”, dice. En la actualidad, sus cifras diarias no son nada despreciables: hasta 70.000 visitantes únicos y un millón de páginas vistas. Es decir, cada visitante vuelve al portal casi 14 veces al día. Un retorno que ni los portales de los diarios tradicionales nacionales han logrado acercarse.

En estos 15 años, su redacción ha pasado por cambios. Fútbol Ecuador se inició como agregador de noticias; el equipo básicamente transcribía la información de radio La Red. Pero cuando terminó la alianza, buscó su propio contenido y fue armando su agenda de contactos. Para entonces ya tenían un nombre ganado lo que les permitió acceder fácilmente a las fuentes deportivas, según Otero. Pero los cambios también han sido tecnológicos. En enero pasado lanzaron el rediseño del portal y llevan 14 números de Futbol Ecuador Magazine, una revista mensual, gratuita, multimedia e interactiva. Es el producto donde despliegan sus crónicas y reportajes. El último número está dedicado a Franklin Salas, donde responden 24 preguntas sobre el jugador ecuatoriano. Además han sumado al equipo un community manager para estrategia en redes sociales. Un terreno -reconoce Otero- al que llegaron tarde. “La competencia nos hizo abrir los ojos”.

El mundo del cacao en una revista especializada

cacaotero¿Qué futuro tiene un portal de cacao en un país bananero? Ana Lema responde: es un desafío. Como directora de El Cacaotero defiende la revista digital que está al aire desde hace dos años. Mas aún cuando las exportaciones de este sector en los últimos cinco años se han duplicado y solo en el 2014 representaron casi USD 600 millones. Pero Lema aclara que su portal busca destacar la labor del productor de cacao ecuatoriano, de ahí su nombre. Sin dejar de abordar al resto de actores de la cadena de producción, “damos énfasis -dice Lema- al agricultor porque es el alma de la producción del cacao del Ecuador”.

Detrás de El Cacaotero hay comunicadores que se han dedicado por años a los temas agrícolas. Lema, por ejemplo, tiene 20 años de experiencia en la cobertura del sector agropecuario. El equipo que hoy conforma el portal (dos periodistas, un camarógrafo) hicieron un documental histórico en el 2007 sobre el cacao. De esa primera experiencia nació la idea de crear una web. Por eso la producción audiovisual es una de sus apuestas. Sus videos tratan sobre las haciendas cacaoteras, el proceso de producción del cacao y entrevistas. Y han sumando los podcast con entrevistas a los actores del sector. El equipo se completa con publicistas, técnicos y colaboradores.

Uno de los objetivos de El Cacaotero es difundir las técnicas que han mejorado estos cultivos. “Queremos compartir el conocimiento”, dice Lema. Gran parte de los correos que llegan a la revista han servido para conectar la audiencia con expertos.  Considera que es el único portal del mundo especializado en este tema. Sin embargo, el financiamiento es un reto. “Hay una efervescencia por la tecnología y la comunicación digital, pero internamente el mercado no es muy maduro”. Lema explica que contar lo que sucede en el campo es costoso, pero que continuarán con la iniciativa. La razón: “A través del cacao se cuenta la historia del Ecuador”.

Documentos asociados

INFORME

455
Foto: Plan V

Aumento de la censura en las redes, vigilancia masiva de las comunicaciones  y normas penales vagas o amplias, que criminalizan la difamación para silenciar voces críticas son algunas de las principales amenazas para la libertad de expresión en Internet a nivel mundial, según la organización Electronic Frontiers y datos que arrojan informes de Freedom House y Reporteros sin Fronteras.

Katitza Rodríguez, vocera de la organización Electronic Frontiers, la cual defiende y promueve la libertad de expresión en Internet dijo a Fundamedios que “activistas y ciudadanos en todo el mundo están, cada vez más, haciendo uso de la Internet para expresar sus opiniones y conectarse con otros, lo que está llevando a que muchos gobiernos incrementen su capacidad de vigilancia, censura y la adopción de medidas legales o extrajudiciales para silenciar a bloggers y usuarios de redes sociales”.

Al respecto, Rodríguez considera que las amenazas a los internautas van en aumento y citó al Comité para la Protección de los Periodistas, que en 2008 encontró que el 45% de todos los comunicadores encarcelados fueron detenidos por las actividades llevadas a cabo en línea. “En el 2012 el barómetro de la libertad de prensa de Reporteros sin Fronteras dio cuenta de 123 casos de presos internautas en 12 países. Aunque las motivaciones de los gobiernos varían de país a país, el objetivo es el mismo: silenciar voces que consideran amenazantes».

Sobre este punto, Rodríguez considera que los gobiernos utilizan diversos mecanismos para coartar la libertad de expresión de los cibernautas y un ejemplo de ello son las normas internacionales que permiten ciertas restricciones del derecho a la libertad de expresión cuando lo dispone la ley en los siguientes casos: respeto a los derechos a la reputación de los demás; la protección de la seguridad nacional o del orden público y la salud o la moral pública.

Sin embargo, la experta recalcó que la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en su Observación general N º 10 señala que, » cuando un Estado parte considera procedente imponer ciertas restricciones al ejercicio de la libertad de expresión, éstas no deberán poner en peligro ese derecho en sí mismo.» Estas restricciones sólo pueden imponerse por ley y deben justificarse como «necesarias» para uno de los fines indicados en el párrafo anterior.

Rodríguez, quien define el derecho a la libertad de expresión como “un derecho fundamental reconocido en los tratados internacionales de Derechos Humanos que países como Ecuador ha ratificado, entre ellos la Convención Interamericana de Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica)”, afirmó que no hay que olvidar que ‘los mismos derechos que la gente tenga fuera de Internet también deben estar protegidos en línea’ como bien lo dijo el Relator Especial de Libertad de Opinión y Expresión, de la ONU, Frank La Rue y que, a pesar de ello,” los Estados cada vez más están incumpliendo con sus obligaciones internacionales de derechos humanos, incluida la adopción de medidas necesarias para hacer efectivos nuestros derechos”, apuntó la vocera.

Justamente, en junio de 2011 los relatores especiales de la libertad de expresión de América, Europa, África y las Naciones Unidas emitieron una declaración conjunta en la necesidad de proteger y promover Internet y se establecieron los límites del Estado a la hora de regular este medio y se dijo, entre otras cosas que “la libertad de expresión debe ser aplicada a Internet del mismo modo que al resto de medios de comunicación. En ese sentido, cualquier restricción que se imponga debe cumplir con los estándares internacionales vigentes, como estar expresamente fijada por ley, perseguir una finalidad legítima reconocida por el derecho internacional y ser necesarias para alcanzar dicha finalidad”.

Juan Carlos Solines, abogado experto en telecomunicaciones, en una entrevista reciente para Rayuelaradio.com aseguró que ahora, “el acceso a la información se ha democratizado, hay muchas fuentes de información y los ciudadanos se han convertido en productores de información,  entonces los paradigmas de Ciudadano -Estado han cambiado gracias a la tecnología y las redes sociales. Esto incomoda al poder y se comienzan a desarrollar una serie de estrategias, políticas públicas para tratar de restringir ese proceso de empoderamiento de los ciudadanos del siglo XXI con excusas múltiples como la lucha contra el crimen organizado,  seguridad del Estado, temas de terrorismo, de carácter moral o por conceptos religiosos, que también son restringidos. Pero más allá de las excusas que pongan un determinado gobierno o Estado, el dominador es que se trata de restringir de alguna forma el libre flujo de ideas y contenidos, entonces en esa lógica las sociedades tienen que adaptarse a nuevos paradigmas y frente y  frente a ellos estamos viviendo estos achaques, los altibajos o ataques en internet”, comentó Solines.


Restricciones a la libertad en internet y métodos de control, en aumento

En un estudio realizado por Freedom House en su informe denominado “Libertad en la red 2012” se resalta que las restricciones a la libertad de Internet en muchos países han ido incrementándose y con ellas también los métodos de control, siendo cada vez más sofisticados y menos visibles. El informe se refiere a ataques contra blogueros, vigilancia por motivos políticos, manipulación dinámica de contenidos web y leyes restrictivas que regulan la expresión en línea, como algunas de las diversas amenazas a la libertad de Internet emergentes entre enero de 2011 y mayo de 2012, en 47 países del mundo.

El estudio encontró que países como: Irán, Cuba y China recibieron los puntajes más bajos por tener menor libertad en Internet, mientras que 11 países recibieron una clasificación de No Libre, en los que se incluyó a Bielorrusia, Arabia Saudita, Uzbekistán y Tailandia. Un total de 20 de los 47 países examinados experimentaron una trayectoria negativa en la libertad en Internet desde enero de 2011, con Bahrein, Pakistán y Etiopía, que registraron los mayores descensos.

El informe detalla además, casos como el de Cuba y China en donde los gobiernos interrumpen deliberadamente la conexión y pagan un ejército de comentaristas y blogueros que manipulan el debate en las redes, así como casos de censura, arrestos y violencia contra blogueros, sobretodo en Oriente Medio, en donde las autoridades intentan sofocar las convocatorias públicas para la reforma. Por ejemplo, en Arabia Saudita, Etiopía, Uzbekistán y China, las autoridades impusieron nuevas restricciones después de observar el papel fundamental que los medios sociales desempeñaron en los levantamientos en Egipto y Túnez.

Según esa organización, en América Latina, Cuba está entre los países con menor libertad de internet. A su vez, Argentina y Brasil se encuentran en la categoría de “libertad”, mientras que México y Venezuela están ubicados en “libertad parcial”.

En el caso mexicano, se resaltó la inhibición que han generado los grupos de la delincuencia organizada sobre la libertad de la población y se relató que “por primera vez en ese país, las personas que habían circulado información en línea sobre el crimen organizado y la corrupción fueron brutalmente asesinadas, con los agresores a menudo dejando notas que citan las actividades en línea de la víctima”, denunció el informe.

Entre enemigos del Internet y cyber-escándalos

Internet es un arma para la libertad, según la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) “en países donde los medios tradicionales son controlados por el gobierno, las únicas noticias e informaciones independientes pueden ser encontradas en internet, que se ha convertido en un foro para la discusión y un refugio para aquellos que quieren expresar sus opiniones libremente”. Sin embargo, para RSF los gobiernos represivos se están dando cuenta del poder liberador de internet y cada vez más intentan controlar este medio con leyes, arrestos, amenazas y mecanismos de censura.

Esta organización, publicó el 12 de marzo de 2013, con motivo del Día Mundial contra la Censura en Internet, una lista de cinco Estados enemigos de Internet en los que se encuentran: Siria, China, Irán, Bahréin y Vietnam, por “practicar una vigilancia activa e intrusiva que permite graves violaciones de la libertad de información y de los derechos humanos”.

Junto a estos países, el Informe muestra además una lista de cinco empresas enemigas de Internet, también llamadas “mercenarias de la era digital” como: Gamma, Trovicor, Hacking Team, Amesys y Blue Coat porque “sus productos son utilizados por las autoridades de diversos países para cometer violaciones de derechos humanos y de la libertad de información”. De acuerdo a este estudio, “estas empresas no podían ignorar, en el mismo instante en que aceptaron comerciar con regímenes autoritarios, que sus productos podían ser utilizados para vigilar a periodistas, disidentes e internautas”.

Un tema que se ha puesto sobre el tapete y ha destapado críticas es el cyber-espionaje en países como China y Estados Unidos. Del primero, la prensa del mundo reveló en el mes de mayo de 2013, que ese país asiático había recurrido al espionaje cibernético para acceder a información de casi 40 programas de armas del Pentágono, de los Estados Unidos, y casi 30 tecnologías más de defensa, incrementando la presión a las autoridades estadounidenses para que adopten medidas más decididas para frenar esta conducta de Beijing. Esta información trascendió a raíz de un informe que difundió a principios de año la Comisión de Ciencia del Departamento de Defensa de EE.UU.

Mientras que el caso más reciente se conoció hace pocas semanas, cuando periódicos como The Washington Post y posteriormente The Guardian informaron que la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y el FBI tendría, a través de un programa PRISM, el acceso directo a los servidores de grandes grupos de internet, lo cual les permite rastrear la presencia web de un ciudadano a través de audio, video, fotos, correos electrónicos y registros de conexión y que empresas como: Microsoft, Yahoo, Google, Facebook, Apple, PalTalk, AOL, Skype y YouTube estarían involucradas.

La fuente de estas revelaciones fue el exagente estadounidense de la NSA Edward Snowden quien ahora se encuentra prófugo de la justicia de su país en la zona de tránsito de un aeropuerto ruso y ha solicitado asilo a 21 Estados, incluyendo el Ecuador, siguiendo el camino del australiano responsable de las filtraciones de Wikileaks; Julian Assange, quien desde hace más de un año reside en la embajada ecuatoriana en Londres.

En Ecuador, el menos tres ‘tuiteros’ han sido apresados y cuatro mandados a investigar por la SENAIN

En el Ecuador se conocen tres casos de ‘tuiteros’ y blogueros que fueron detenidos por expresarse en esa red social y de otros cuatro que fueron ordenados a investigar por la misma razón.

El pasado 19 de abril de 2011 el Juzgado Decimocuarto de Garantías Penales de Pichincha dictó una orden de detención del guayaquileño Víctor Vizcaíno Luzuriaga por supuestas ofensas al en ese entonces fiscal general Washington Pesántez para fines de investigación. Esto por supuestas injurias vertidas contra Pesántez en el blog «La plegaria de un pagano». Sin embargo, el acusado se defendió afirmando que él no escribió dichas ofensas y que su identidad fue suplantada, por lo que fue liberado un día después de su apresamiento.

En otro caso el 24 de noviembre de 2011, fue detenido un ciudadano sospechoso de haber amenazado de muerte a Rafael Correa mediante Twitter. La noticia se conoció por esa misma red social, después de que José Serrano, ministro del Interior, publicara en su cuenta: “Javier Genovez Solano, de 44 años de edad, es quien amenazó al Presidente, vía Twitter, acaba de ser aprehendido ya en la ciudad de Cuenca”. Genovez estuvo preso cerca de 24 horas, fue liberado la tarde del 25 de noviembre, tras concluir la audiencia de Control de Flagrancia. En ella, el ciudadano admitió haber sido el autor de los mensajes bajo el usuario @wacker600  y se disculpó públicamente: «Fue un exabrupto, un error por parte mía”.

Asimismo, el 30 de noviembre de 2012 el bloguero Paúl Moreno, más conocido en Twitter como @PaulCoyote, fue detenido en la ciudad de Riobamba -ubicada en la sierra central del Ecuador- a pedido de la Dirección Nacional de Registro de Datos Públicos (Dinardap) por “acceso fraudulento a sistemas informáticos y bases de datos”.

El bloguero fue detenido tras develar en su blog personal que el sistema de Registro de Datos Públicos implementado por el gobierno ecuatoriano es vulnerable, pues él pudo acceder a los datos del presidente Rafael Correa. Sin embargo, el 3 de diciembre fue liberado, después de que el Mandatario pidiera que se lo ponga en libertad durante su Enlace Ciudadano N 299.

En otro caso, el pasado 22 de agosto de 2012, a las 22:14, el presidente Rafael Correa, por medio de Twitter, pidió a la Secretaría Nacional de Inteligencia (SENAIN) investigar al tuitero @GSanAndres, tras un mensaje insultante que le envió este usuario en la red. En su tuit, Correa pidió: “SENAIN: favor investigar estos insultos al Presidente y proceder judicialmente. Dicho tuitero, tras llamar “mitómano y ladrón” al Jefe de Estado, eliminó su cuenta en la red social.

También, el 13 de abril de 2013, el presidente Rafael Correa, durante su Enlace Ciudadano No 317 aseguró que «mandó a investigar» con la Secretaría Nacional de Inteligencia (SENAIN) a la tuitera @basoledispa por los comentarios vertidos a través de esa red social. La tuitera cuestionó al Primer Mandatario por un comentario escrito por Correa, quien afirmó sentirse consternado por el fallecimiento del periodista Fausto Valdiviezo y lo llamó “hipócrita”. Durante ese mismo enlace, el Primer Mandatario aseguró que no tolerará insultos.

Finalmente, el caso más reciente ocurrió el 28 de mayo de 2013, cuando el tuitero Danny Ayala, conocido en la red social como @DayalaEc, fue notificado de un acto urgente que solicitó el presidente de la república Rafael Correa a la Fiscalía por, presuntamente, “instigar a atentar en contra de su vida”. Esto por un ‘tuit’ publicado por Ayala el pasado 5 de marzo en el que decía: “RT si ahora quieres que se muera Correa”.En el documento, en el cual el Jefe de Estado pide que se realice un peritaje, también se asegura que “el mensaje transcrito bien podría ser considerado por algún usuario de dicha red social como una instigación para atentar en contra de mi vida, hecho que en vista de mis actuales funciones, evidentemente constituiría un magnicidio”.

Censura de contenidos y la empresa Ares Rights

En al menos seis ocasiones Fundamedios ha reportado que plataformas como Youtube, Vimeo o Twitter sacaron del aire videos o fotografías cuyo contenido hacía referencia a la gestión del gobierno ecuatoriano.

En todos los casos, la empresa que reclamó supuestos derechos de copyright, en representación del canal del Estado Ecuador TV, o el movimiento oficialista Alianza PAIS, fue Ares Rights, una firma que está en Barcelona (España) y en cuyo sitio web  www.ares-e.com se puede ver solamente un video en el que se promociona como una empresa que lucha contra la piratería. Sin embargo, los casos de censura no han dejado indiferente a los cibernautas ecuatorianos.

  • El primero de ellos ocurrió con el retiro del documental Rafael Correa: Retrato de un padre de la Patria,dirigido por el periodista colombo-americano Santiago Villa, en diciembre de 2012

Por dos ocasiones, las plataformas de Internet como Youtube o Vimeo, decidieron retirar el material periodístico, el mismo que habría sido censurado por el canal estadounidense América TeVe, tras presiones admitidas por parte de funcionarios del gobierno ecuatoriano.

El 5 de diciembre de 2012 Youtube retiró por primera vez el documental de su página, y después de que este volvió a estar al aire el día 13, fue nuevamente des-publicado. En ambas ocasiones la razón del retiro del material fue debido a “una reclamación de copyright realizada por Ares Rights”, según consta en los enlaces que dirigían al documental. Según un documento que fue difundido a través de las redes sociales, la empresa española Ares Rights fue la que solicitó la remoción del documental por supuestamente contener «imágenes no autorizadas”, que fueron tomadas de la estación televisiva del Estado, Ecuador TV.

En diálogo con Fundamedios, Villa había mencionado que el documental -que expone temas como la supuesta financiación de las Farc a la campaña presidencial de Rafael Correa, los hechos del 30 de septiembre del 2010 y la lucha del gobierno contra la libertad de expresión, entre otros- generaron temor por parte del gobierno ecuatoriano.

  • Sobre este mismo documental el pasado 23 de enero de 2013 el exeditorialista de diario El Universo, hoy asilado en los Estados Unidos, denunció que en diciembre del año pasado fue bloqueada su cuenta del canal de videos Youtube tras subir el documental de Santiago Villa, igualmente por reclamo de la firma española.
  • El segundo caso ocurrió el 02 septiembre de 2013, cuando YouTube retiró un video dónde se cuestionan afirmaciones del Presidente Correa respecto a un incidente que tuvo con el cantautor Jaime Guevara, así como las contradicciones de la versión oficial respecto a la represión policial a las protestas del pasado 27 de agosto contra la explotación petrolera de una parte del parque Nacional Yasuní, entre otros sucesos.

El material audiovisual, de autoría del portal EcuadorLibreRed, fue eliminado de la red por “una reclamación de derechos de copyright” de la referida empresa catalana.

  • El 9 de octubre de 2013, YouTube se dio un nuevo caso de censura. En esta vez, por el retiro del video titulado “Acoso a Intag”, del documentalista Pocho Álvarez, el cual narra los problemas de contaminación y el hostigamiento sufridos por los pobladores de la comuna de Intag, ubicada aproximadamente a 90 Km al norte de Quito,en su resistencia a la explotación minera en la zona.

El material audiovisual fue retirado de la cuenta personal de YouTube de Álvarez, así como de un blog de comuneros de Intag, en respuesta a una “reclamación de derechos de copyright” de Ares Rights. Esto, por haber utilizado imágenes del Enlace Ciudadano No 341 del Presidente. Un argumento que para Álvarez es “peregrino”porque se supone que el informe del mandatario a sus mandantes es público y se supone que como es público no tiene copyright. Allí hay una contradicción”, apuntóel autor quien afirmó que el video removido de la red fue su respuesta frente “al ataque injustificado” del Presidente, a las personas que se han resistido a la explotación minera, pues quienes se oponen a la minería “no son tirapiedras y no vienen resistiendo desde hace quince días a la minería, sino desde hace quince años”.

  • El 13 de enero de 2014, el portal digital de noticias www.LaRepública.ec denunció el cierre de uno de sus dos canales de Youtube, tras una notificación de infracción de derechos de copyright planteada por Ares Rights en representación de la estación televisiva del Estado, Ecuador TV. La cuenta LaRepublicaenlinea, en la cual se publicaba ocasionalmente videos que contenían imágenes de los enlaces ciudadanos del Presidente Rafael Correa fue cancelada.
  • Finalmente, El 14 de febrero de 2014, la tuitera Diana Amores (@Diana_Amores) denunció que fue víctima de censura en la red social Twitter, ya que se eliminaron dos fotografías contenidas en dos ‘tuits’, referentes a candidatos aliados al oficialismo. Esto ocurrió después de que la red social recibió una notificación de infracción de derechos de copyright, planteada por la empresa española Ares Rights, en representación del movimiento oficialista Alianza PAIS. Este hecho fue cuestionado por la tuitera quien criticó que se ignora por completo la noción de fair use de imágenes públicas.  Dos meses más tarde, la misma tuitera volvió a ser víctima de Ares Rights, pues el 10 de abril de este año Twitter suspendió su cuenta después de un reclamo planteado por esta empresa por el uso del logo de su cliente, Alianza PAIS y por ser reincidente. Dicha cuenta fue restituida luego de 24 horas. Sin embargo, la tuitera aseguró a Fundamedios que ha sido una lucha constante contra los abusos de la firma española, pues anteriormente ya recibió tres reclamos por supuesto uso del logotipo del movimiento oficialista. La gota que derramó el vaso, según la tuitera, fue publicar el enlace de una carta abierta que envió el Presidente a las bases de su partido con la foto de dicha carta que contenía el logotipo del movimiento. Pero, para Amores es legítimo utilizar dicho logo bajo el concepto de fair use el cual permite utilizar imágenes con copyright siempre y cuando sean para publicaciones sin fines de lucro, la parodia, el comentario o la crítica.

Sobre Ares Rights, el bloguero y experto en tecnología Adam Steinbaugh,  reveló en su blog que la firma española trabaja para los gobiernos de Ecuador y Argentina, en varias ocasiones ha logrado retirar material de la red concerniente a ambos países, con un claro interés por eliminar u ocultar ciertas situaciones, antes que por un legítimo reclamo de los derechos  de autor.

Asimismo, el autor, en su artículo titulado “Spanish Firm Abusing Copyright to Censor Spying Documents Has Ties to Ecuador’s Government” reveló que la empresa también retiró del sitio de descarga de archivos scribd.com, una serie de documentos que habían sido publicados por el portal Buzzfeed, sobre una supuesta compra de equipos de monitoreo de comunicaciones, por parte de la Secretaría Nacional de Inteligencia ecuatoriana, entre otros casos.

En una investigación publicada por diario El Universo, se afirmó que Ares Rights también actúa con Google, Twitter, Scribd y otras empresas de EE.UU., donde está vigente la Ley de Derechos de Autor Digitales del Milenio (DMCA por sus siglas en inglés) y que protege los derechos de autor en Internet.

El rotativo cita una página web de Estados Unidos llamada Chilling Effects (Efectos Intimidatorios), manejada por la Fundación Electronic Frontier y los consultorios legales de siete prestigiosas universidades norteamericanas. Su objetivo es dar a conocer y defender los derechos de las personas en la Internet y por ello mantiene una base de datos con los reclamos de derechos de autor digitales. Según esta base, Jonathan Palma Ruiz y/o Ares Rights han presentado 40 pedidos desde septiembre del 2010 hasta la fecha, es decir, casi tres años, solo contando los proveedores Google y Twitter.

En todos esos pedidos, Palma y/o Ares Rights firmaron un formulario vía electrónica en el que aseguraron bajo juramento que ese material era suyo o del cliente al que representan, y afirmaron que se estaban violando los derechos de autor. Según ese registro, de los 40 reclamos de Ares Rights, solo 19, menos del 50% están relacionados con películas piratas. Doce de los 40, es decir el 30%, tienen relación con instituciones, funcionarios o proveedores del Gobierno ecuatoriano y con el Movimiento Alianza PAIS.

Es más, según el registro de transparencia de Google.com, solo en el 2013, uno de los principales clientes de Ares para pedir que se bloquee material de la web es el secretario de Comunicación del Ecuador, Fernando Alvarado. Otros clientes de la compañía han sido, en el 2012, Juan Manuel Abal Medina jr, exsecretario de Comunicación de la presidenta argentina Cristina Fernández. Y en el 2011, los políticos mexicanos Eruviel Ávila  y Miguel Ángel Osorio Chong, ambos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Otro cliente de Ares Rights fue la argentina Illuminati Lab, para retirar documentos que contenían una propuesta para monitoreo e inteligencia de redes sociales en el Ecuador durante la campaña electoral de principios de este año. En septiembre pasado se puso otra queja a nombre de Business Initiatives Directions, para bloquear algunos blogs que denunciaban que esta firma española entregaría premios a cambio de contribuciones.

Según el rotativo, Ares aparece como parte del Grupo Microsat de Barcelona, con servicios de “control de contenidos y reputación en Internet” y  un capital de 3.100 euros. Según bases de datos abiertas españolas, su administrador, desde abril pasado, es Juan Casals Casals, quien reemplazó a Juan José Nos. Estas dos personas, junto a Ricard Soler Kopp y María Teresa Losada Pérez aparecen indistintamente y reemplazándose unos con otros, como administradores o apoderados, en más de una veintena de empresas cuyas actividades van desde la construcción hasta la venta de software. Dieciséis de las 25 firmas tienen sede en la calle Marina, en Barcelona.

En su investigación, El Universo llamó a esas oficinas y ahí se informó que ni Ares Rights ni Palma Ruiz formaban parte del Grupo desde hace dos años. Ante la insistencia de por qué aún aparece en su página web, Raimon Santamaría, de Oyster Technologies, indicó vía telefónica que era porque en ocasiones se daba algún servicio a algún cliente.

El Universo detalla además que la marca Ares Rights fue registrada por la firma española Wikipiedra, uno de cuyos administradores solidarios es Palma. En el 2010, la Organización Mundial de Propiedad Intelectual ordenó a Wikipiedra y a Palma pasar un dominio a la multinacional Vodafone. Según la OMPI, Vodafone probó que la dirección creaba confusión, que Wikipiedra no tenía derecho sobre el nombre y que lo había registrado de mala fe. Wikipiedra funciona en Sant Boi de Llobregat, zona industrial en las afueras de Barcelona. Precisamente en el reclamo de junio pasado por la foto de Twitter aparece una dirección en el mismo sector y ya no en la calle Marina.

Descargue este informe en PDF

209
La construcción de ciudadanía está relacionada a los individuos que participan en el debate público. De acuerdo a Cheresky, específicamente a “la vida asociativa política y político-social”. Esta definición está íntimamente ligada a la concepción de ciudadano que se reconoce en los asuntos de interés público y los permea, aunque incluso solo suceda en la emisión de sus opiniones. Esta potencialidad de comentar lo que afecta su entorno construye la opinión pública.  Su relevancia como objeto de sondeo para los líderes políticos ha sido re-actualizada en las redes sociales tal y como se ha patentizado en las últimas campañas electorales en el continente.

La injerencia de la opinión mediática es variable en cada sociedad, pero lo que es común es el acceso de forma directa a la información política y al espectáculo público, lo que permite un espacio de deliberación, antes delimitado y reducido para actores políticos, un espacio de intercambio entre la sociedad y el Estado (Habermas, 1996). Las redes sociales se asocian entonces como la nueva ágora de interacción social, principio de activismo, participación redomada en el debate público, pero también plataforma de lo efímero de su representatividad.

Los datos estadísticos muestran cifras insólitas de esta posibilidad de acceso a la posibilidad de opinar en términos de movilidad y bajos costos -claro está con el lenguaje de lo lúdico y efímero-. México, con casi 15 millones, se ubica entre los países latinoamericanos con mayor penetración de Facebook, luego de Brasil, Chile y Venezuela (El Universal, 2011). Estos también son los países que lideran el mayor número de tweets en América Latina (Next Generation On Line, 2010). El Ecuador muestra un crecimiento en el último lustro y cuenta con alrededor  de 5,5 millones de usuarios a nivel nacional según el INEC (Andes, 2011). Sin embargo, ¿qué involucra esta posibilidad de acceso, cómo se construyen los usuarios de las redes sociales?

 

Según Martín Hopenhayn, las redes sociales no fomentan consensos, por el contrario, evidencian una comunidad necesitada de sobre-exposición del yo e insuflada en el vouyerismo. Este analista indica que hay una caída del hombre público debido a su reflejo narcisista (Hopenhayn en Barbero, 1999). Twitter responde a las necesidades de un sujeto individual en un gesto de simulacro aparentemente dirigido al otro, pero que en realidad se destina hacia sí mismo. Aquí la identidad se afianza en la ilusión de pertenecer a una comunidad gregaria de intereses mutuos, ya que la interacción con diferentes actores es un hecho fundamental para la articulación del sujeto en el entramado social de cualquier organización política (Blumer, 1982).

 

En ocasiones, las opiniones y los mensajes en redes como Twitter muestran la disconformidad o proyecciones individuales sobre momentos políticos que suceden en aquel instante y fugan con la inmediatez con que son emitidos(Casas, 2013) porque escasamente modifican o desnivelan la situación de representatividad política. Su gesto es especulativo, porque busca su autosatisfacción en la visibilidad y seguimiento del otro. En un sondeo de Pear Analytics se concluye que el 40.55% de los tuits son “balbuceos sin sentido”, 37.55% son conversaciones, 8,7% carecen de valor; 5.85% son auto-promocionales; 3.75% spam y solo el 3.6% son noticias.

 

La probabilidad de medir y jerarquizar los contenidos de las conversaciones para cuantificar su incidencia en el debate público es intangible. Los estudios sobre las redes sociales carecen de rigurosidad científica y en su movimiento constante no producen las evidencias necesarias para medir la magnitud del fenómeno (Luis Torres Nabel, 2013), sin embargo nos permiten inferir sobre sus campos de acción e incidencia en los modos elocutivos de generar opinión pública.

 

La red y la calle

 

Internet genera la posibilidad de esferas públicas alternas (Castells, 2008, 2009), donde pervive un conjunto finito de actores y de relaciones definidas sobre ellos (Wasserman, 1995), cuya interacción también produce consecuencias y activismo fuera de la esfera. La pregunta aquí es saber cuáles son los elementos adicionales que, sumados a una presencia activa en redes sociales, hacen que un colectivo se manifieste físicamente en las calles, es decir que las esferas públicas alternas converjan con las más tradicionales.

 

En 2009 en las elecciones intermedias de México el movimiento “anulista”, en sus diversas expresiones  -“Voto nulo”, “Esperanza Marchita”, “Anula tu voto”, etc.-, usó Facebook como su principal plataforma para evidenciar la desilusión y desconfianza ante el proceso electoral y un abanico político en el que la gran parte de los ciudadanos no se veían representados. En el mismo año, en otra región del mundo,  las redes sociales fueron un vehículo de protestas ante las elecciones iraníes. Las esferas públicas alternas han sido ejes del foro de discusión, denuncia y participación en conflictos en Egipto, Siria, y derroteros de debate público ante decisiones legislativas de diferentes gobiernos.

 

La influencia de las redes sociales es también aprovechada de parte de las instituciones estatales con propósitos de control, de modo que esto contribuye a su carácter paradojal: fomentan la libertad de opinar masivamente, pero por esa misma razón están cada vez más expuestas a la censura y la cultura del miedo. En temas de seguridad pública, la policía de Richmond en EEUU, utiliza estas plataformas para detectar reuniones y fiestas de concentración masiva con el fin de adoptar medidas de prevención de delitos (Economist 2010). Esto también nos hace reflexionar sobre el enorme poder que ostentan organismos de control si esta información se canaliza como objeto de observación y registro de las actividades que cotidianamente cumplen sus usuarios.

 

El político no sabe tuitear

 

Si bien los medios de comunicación masivos tradicionales han  contribuido a consolidar imaginarios –narrativas- de identidad regional, citadina, e incluso local (Barbero, El miedo a los medios), por su parte las redes sociales han ido más allá:  aportan a la creación de narrativas de reconocimiento y pertenencia, exponen la multiculturalidad y polarizan la construcción de referentes de identidad. Esto ocurre porque en las redes sociales el emisor es mucho más diverso que lo que solía ser en medios tradicionales como la radio y la televisión. Las redes sociales posibilitan la emisión de criterios que se difunden, amplifican u oscurecen en el entramado vertiginosamente creciente de Internet, y desde esa instancia también crean opinión pública.

 

La ausencia de un emisor central, para el caso de las redes sociales, permite construir la opinión desde puntos periféricos. La investigadora María de la Luz Casas define a Twitter como un “no espacio”, este no lugar potencia los puntos de vista divergentes. El poder y medios han estado históricamente habituados a ocupar un rol central en la emisión de discursos que lleguen a la audiencia, sin embargo, al carecer la red de un centro, los representantes del poder oficial no logran habituarse a esta situación, no se sienten cómodos porque no logran identificar cuál es la voz protagonista de una posible crítica. Es entonces, que esta esfera genera posibilidades a los sujetos que interpelan desde cualquier espacio físico del globo, y los reúne en una plataforma virtual de diálogo y debate.

 

La participación de diferentes actores sociales es necesaria como búsqueda de producción de sentido en una sociedad (Blumer, 1982); pero si las entidades políticas utilizan las redes sociales como canales meramente enunciativos y unidireccionales, el sentido se vacía. El político no sabe tuitear, y deja las respuestas de mensajes a sus asesores porque está harto de recibir insultos (Trecho, 2010).

 

Por eso, el uso principal de los políticos en las redes sociales se verifica en épocas de campaña, como ampliamente lo comprobamos en las últimas elecciones, donde el oficialismo utilizó una propaganda agresiva y sostenida para perpetuarse, y no para ejercer la interacción o crear espacios de diálogo. Iván Garzón, director del programa de Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana sintetiza: «Las cuentas oficiales, gubernamentales y de personajes políticos, tienden a ser meramente propagandísticas. Y ahí se pone en entredicho su influencia en las mismas redes, porque el componente de interacción es muy precario”.

 

Debemos entender que el poder no le teme a las redes sociales sino a todo lo que escapa de su control. Y las redes sociales se configuran como uno de los últimos derroteros de libertad de expresión para la opinión pública. Son emblemáticos ciertos intentos oficiales de desvirtuar el derecho a ejercer la opinión de los ciudadanos, como la desconexión de Internet mientras se producía el conteo de votos en las últimas elecciones en Venezuela, y las desatinadas intervenciones del secretario jurídico de la presidencia, Alexis Mera, que busca penalizar la injuria en sitios como Twitter o Facebook.

 

Si el Presidente de la República decide protagonizar una persecución contra determinado periodista, lo hace en un proceso normal de identificación, pero ¿cómo se puede combatir contra una red que interactúa a una velocidad insospechada, inconmensurable e identificar a las voces que desataron la crítica y discusión? Ante la impotencia de distinguir, este gobierno ha encontrado el modo de, por lo menos individualizar, a quien insulta a la majestad presidencial. Ciudadanos como: Henry Alcívar, Félix Macay y Sandra Quintana fueron denunciados ante la SENAIN para ser investigados por proferir improperios o acusaciones. Sobre el primero, dijo Correa: “SENAIN: favor investigar a este malcriado que insulta al Presidente con licencia” . Sus cuentas ya no figuran en la red.

 

La estrategia de los “desobedientes civiles” para deslegitimar 

 

Las redes sociales han promovido acciones públicas y manifestaciones contra el poder en varios caminos del mundo. Las marchas a favor de proteger el Yasuní son un ejemplo de su poder de convocatoria y la congregación de diversos actores sociales. Tom Hayden, activista pacifista norteamericano, recuerda estrategias que históricamente utiliza el poder para perpetuarse y combatir el disenso: acusar a los participantes en manifestaciones de marginados, desobedientes civiles, violentos, desestimar su número y crear fricciones internas. Esto intenta mostrar a los manifestantes como grupos no representativos, deslegitimar a una parte de la población crítica e invisibilizar su acción. Inferimos entonces que las estrategias mediáticas en las redes sociales deben estar acompañadas por proyectos políticos alternativos.

 

La constante discusión sobre regular la injuria en las redes sociales –no contemplada en la Ley Orgánica de Comunicación–, y la advertencia de quitarles el cupo a los estudiantes de colegios públicos que salgan a protestar, muestra  el temor que generan estas plataformas como terreno instaurado de construcción de la opinión pública disidente, y espacio discursivo desde la polarización de sus voces que afecta al poder central con actos concretos. Sin embargo, quedan planteadas las siguientes interrogantes: ¿las tecnologías son suficientes para un cambio estructural? ¿Qué alcance tienen estas redes? ¿Pueden generar una respuesta y movilización contundente contra el poder?

 

Entendemos que se debe estudiar y sistematizar toda información y experiencias que arrojen las redes sociales, y generar contenidos que produzcan debate y amplificación de la opinión pública. Es también una tarea nuestra reinventar el discurso comunicativo en estas esferas y explotar recursos retóricos para potenciar su alcance.