fbpx

Fundamedios

Casos Emblemáticos

Una voz se apagó en la frontera norte con la aplicación de la Ley de Comunicación

por | Jun 30, 2021 | Casos Emblemáticos

La aplicación de una Disposición Transitoria de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) en contra de Radio Antena Libre, del Vicariato de Esmeraldas, provocó el retiro de su frecuencia, cinco años después de haber sido aprobada dicha normativa. De este modo, el hostigamiento que inició durante el gobierno de Rafael Correa se concretó durante el gobierno de Lenin Moreno, con la intervención de Arcotel como herramienta de persecución para silenciar a una voz comunitaria con el desfiguramiento de la LOC. Esta es su historia…

 

El 14 de junio del 2013 la mayoría legislativa de Alianza PAIS aprobó la Ley Orgánica de Comunicación.  El discurso oficialista fue que ningún proyecto de ley había sido tan debatido y tan socializado. Sin embargo, para algunos sectores de la comunicación, la normativa no fue conocida en su totalidad, al contrario, fue utilizada por el correísmo para sancionar y perseguir a los opositores. 

El 1 de julio del 2013, la secretaria de Radio Antena Libre, Luz Marina Cifuentes, recibió una llamada del Consejo Nacional de Telecomunicaciones, en la cual le informaron que debía presentar de forma inmediata, ante ese organismo, el documento notariado del representante legal de la Radio. Precisamente, la disposición transitoria tercera de la Ley Orgánica de Comunicación estableció que las personas que consten como concesionarios de frecuencias del servicio de radiodifusión sonora y de televisión abierta, en el plazo de treinta días a partir de la publicación de esta Ley en el Registro Oficial, “deberán presentar a la Autoridad de Telecomunicaciones una declaración juramentada en la que conste que la persona natural o jurídica concesionaria es quien utiliza la concesión por lo menos en los dos últimos años”. 

La disposición transitoria estableció que el incumplimiento a esta dará lugar al “inicio del proceso de reversión de la concesión de frecuencia por la Autoridad de Telecomunicaciones». Asimismo, que las declaraciones juramentadas serán entregadas ante la Autoridad de Telecomunicaciones y al Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación, en cuanto éste entre en funcionamiento.” 

Para esa fecha, el Obispo Eugenio Arellano, quien figura como concesionario de Radio Antena Libre (105.9 FM) de Esmeraldas se encontraba de viaje por España, por lo cual, obtener el documento notarizado era imposible, hasta su regreso a Ecuador. 

Luz Marina Cifuentes mantuvo conversaciones telefónicas con personal de la Autoridad de Telecomunicaciones en las que explicó la situación que atravesaba el Vicariato de Esmeraldas. A su vez, los funcionarios le informaron sobre la urgencia del documento y le dieron la opción de enviar los papeles de la persona que estaba encargada del Vicariato en la ausencia del obispo Arellano y que, apenas regresara el Obispo, podrían hacer la rectificación y cambio del documento.  

Si bien, todas las dependencias de Vicariato Apostólico están bajo la responsabilidad del Obispo Eugenio Arellano, dentro de lo canónico, el Vicario General asume las funciones al momento que el obispo sale del país. El 24 de julio de 2013, el sacerdote encargado del Vicariato de Esmeraldas fue el Padre Silvino Mina Corozo (foto). Él envió al Consejo Nacional de Telecomunicaciones la escritura de declaración juramentada otorgada en donde comparecía en calidad de concesionario y representante legal de Radio Antena Libre.  

“El Vicario General es nombrado por el Obispo y cuando él no está yo asumo las obligaciones” explicó el sacerdote Silvino Mina Corozo. Además, adjuntaron  en la documentación enviada al Organismo de Control una Escritura de Protocolización de nombramiento de Vicario General a su favor, vigente desde 2005.

El Padre Mina Corozo recordó que cuando llegó el Obispo Arrellano enviaron un nuevo documento donde adjuntaron el pasaporte, los pasajes y todos los justificativos. “Apenas llegó Monseñor se procedió a enviar el documento notarizado pero cuando llegamos a las oficinas de Quito el funcionario público con el cual me había contactado telefónicamente fue removido y se quedaron los dos documentos dentro: los del Padre Silvino Mina Corozo y los de Monseñor Eugenio Arellano”, contó Luz Marina Cifuentes. El 20 de abril de 2015, el Obispo Eugenio Arellano envió una declaración juramentada voluntaria donde indicó que es él único representante legal del Vicariato Apostólico de Esmeraldas y, por consiguiente, de la radio Antena Libre, que pertenece al Vicariato. 

DECLARACIÓN MONS. EUGENIO REPRESENTANTE LEGAL

Para el Vicariato de Esmeraldas, el envió de los documentos había quedado subsanado ya que no recibieron noticia alguna, por lo cual asumieron que no existiría futuros problemas con la frecuencia. No obstante, cinco años después, la Agencia de Regulación y Control de las Telecomunicaciones (Arcotel), a cargo del Gobierno de Lenín Moreno, se valdría de la documentación enviada inicialmente por el Padre Silvino Mina Corozo y de la aplicación de la Transitoria Tercera de la Ley de Comunicación, para quitar la voz a Antena Libre. 

 

Un discurso incómodo y el final de una persecución

El 2018 fue un año particular para el Ecuador: el atentado contra el cuartel de Policía en San Lorenzo (enero), la muerte de tres marinos con una bomba artesanal (marzo), el secuestro y asesinato de los tres periodistas de El Comercio (marzo) y de una pareja de ciudadanos (abril), fueron algunos de los temas tratados en el medio de comunicación. 

El 4 de mayo de 2018 la Arcotel, a través del Oficio CTHB-2018-0431-OF, notificó al Vicariato Apostólico de Esmeraldas sobre el inicio del proceso de terminación del contrato de concesión de la frecuencia por el “incumplimiento” de la Disposición Transitoria Tercera de la Ley Orgánica de Comunicación. Arcotel se valió de la documentación enviada hace cinco años y mantenía el argumento de que “no era el Vicariato Apostólico de Esmeraldas quien utilizaba la frecuencia 105.9 sino que era el Padre Silvino Mina Corozo”, quien en los últimos años “hizo uso de la concesión y operó dicha frecuencia”. 

A su vez Arcotel se le otorgó 15 días para que el Vicariato Apostólico de Esmeraldas presente su contestación expresa, junto con los justificativos y documentos para la defensa de sus derechos. 

Oficio ARCOTEL 4 de mayo 2018

Desde el Vicariato explicaron que se trató de un error administrativo del extinto Consejo Nacional de Telecomunicaciones y que la información fue subsanada apenas el  Monseñor Eugenio Arellano regresó al Ecuador. 

Radio Antena Libre no podía ser ajena a la ola violencia que vivía la zona fronteriza del litoral norte y en sus espacios se reflexionó sobre los acontecimientos ocurridos.  Uno de los discursos difundidos, previos a la ratificación del retiro de su frecuencia, ocurrió el 11 de junio del 2018. El presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE), Monseñor Eugenio Arellano (foto), durante una homilía ofrecida en la Universidad Católica de Esmeraldas lanzó un mensaje contra el abandono y la corrupción que vivía la zona:  

“Los acontecimientos de violencia que estamos viviendo en nuestra zona norte me dan mucho que pensar, mucho que pensar. Ustedes saben mejor que yo que la violencia es un fruto que solo nace, solo se cría en el árbol de la injusticia, otro árbol no da violencia, solo el de la injusticia. Y la violencia que estamos cosechando en la frontera norte nace de la injusticia y del abandono al que ha sido sometido por muchos gobiernos que han ido pasando uno tras otro, y que han ignorado esa facción del pueblo negro”.

Agregó que algunos jóvenes después de años de sacrificio y de estudio “tienen que sucumbir a la corrupción para conseguir un puesto de trabajo (…) Tiene que dar $4.000, $10.000, $12.000 si quiere trabajar en una empresa pública en Esmeraldas. Todos lo sabemos y nos callamos”. 

Una semana después del sermón, el 19 de junio de 2018, Arcotel envió a Monseñor Eugenio Arellano la notificación de la Resolución ARCOTEL-2018-0521 en la cual rechazaron los argumentos de defensa presentados por el Vicariato de Esmeraldas y procedieron a declarar la terminación unilateral y anticipada del contrato de concesión de la frecuencia 105.9 FM, dejando así a la radio fuera del aire.

Resolución ARCOTEL

“De inmediato nos llegó el documento de cierre de la radio luego del discurso de Monseñor Arrellano, nos quedamos con la sensación que fue una dedicatoria” dijo el Padre Silvino Mina.

Así, el 20 de junio de 2018 Radio Antena Libre (105.9 FM) de Esmeraldas quedó fuera del aire por la aplicación de la Transitoria Tercera de la Ley de Comunicación aplicada por la Arcotel, cinco años después de haber sido aprobada dicha normativa y en un gobierno que se vanagloriaba de defender la libertad de expresión. 

El constitucionalista Gabriel Hidalgo calificó de “absurdo” el proceso de reversión de una frecuencia emprendida por Arcotel, pues la frecuencia fue concesionada antes del 2013 cuando fue aprobada la Ley Orgánica de Comunicación y ya existen derechos generados. Desde su visión, la sanción adoptada y la reversión de la frecuencia fueron “medidas exageradas” ya que derechos fundamentales como el ejercicio de la profesión, la libre asociación y los derechos de la comunicación y libre expresión no pueden estar por debajo de una una transitoria, que resulta finalmente en una disposición administrativa que lo que permite es una transición, pero en algún punto se agotan y dejan de existir. 

“No es posible que normas de índole transitoria, que se agotan con el tiempo y que están debajo de la norma, estén por encima de derechos constitucionales y de normas fundamentales, eso no tiene sentido”, señala el constitucionalista. Hidalgo insiste en que “no puede ser que los derechos fundamentales como el de la libre expresión y comunicación estén subordinados a una norma administrativa de carácter perentorio.”

Sin embargo, este acoso sistemático que se concretó con la aplicación de la Ley de Comunicación, durante el gobierno de Lenín Moreno, inició hace una década con Rafael Correa al poder. Durante ese gobierno existió “un accionar permanente  para atacar a la radio”, aseguró el Padre Silvino Mina . 

Según la Dirección General de Gestión del Espectro Radioeléctrico de Arcotel la frecuencia 105.9 tenía como zona de cobertura toda la provincia de Esmeraldas, con su transmisor ubicado en el Cerro Gatazo, con una potencia de la antena de 2000 watts.  El padre Mina Corozo aseguró que la señal de la radio llegaba a toda la provincia Verde incluido Tumaco, al sur de Colombia. sin embargo una de las  estrategias sutiles de este hostigamiento fue la disminución del alcance de su señal: “Desde la llegada del expresidente Rafael Correa al Gobierno nuestra radio fue poco a poco siendo mutilada, a tal punto que, en un momento, no podía llegar más allá de Atacames al sur y hacia el norte hasta Río Verde. La razón es que a Río Verde y Tonchigüe empezó a llegar Radio Pública”, recordó el Padre Mina Corozo. Asimismo, aseguró que tampoco recibieron una comunicación oficial sobre la disminución de la potencia de la señal: “por más que nos comunicamos con las autoridades, nunca recibimos una respuesta, nos fueron mutilando como quisieron”.

 

Pasado y futuro

Antena Libre fue fundada el 12 de diciembre de 1978 y su cierre se dio luego de cuatro décadas de transmisión al servicio de los esmeraldeños y, precisamente, durante uno de los momentos más violentos que vivió la frontera norte del Ecuador. 

Desde Antena Libre contemplaron en algún momento la emisión de su transmisión por Facebook. No obstante, declinaron en el intento pues no es una opción para una difusión certera en Esmeraldas, una de las provincias con un bajo acceso a internet en el país. Según una encuesta realizada en diciembre del 2017 por el Instituto Nacional de Estadística y Censos el 30.1% de personas utilizan la computadora mientras que el acceso a internet llega al 25%.

El Vicariato solicitará a Arcotel que revise su caso, pues insisten en que las causales para quitarles la frecuencia fueron insuficientes. “Hay la necesidad de un medio de comunicación del Vicariato que preste ayuda a la comunidad”, sostiene el Padre Silvino Mina Corozo. 

SÍGUENOS EN REDES

LO MÁS RECIENTE