Articulista ecuatoriano recibe amenazas por comentar una intervención de un asambleísta

Articulista ecuatoriano recibe amenazas por comentar una intervención de un asambleísta



Gabriel Hidalgo subió a su cuenta de Twitter un video donde el asambleísta Ronny Aleaga, en una intervención ante el pleno de la Asamblea Nacional, aseguró ser un “orgulloso Latin King” e hizo un análisis de la actual crisis carcelaria por lo que fue amenazado, incluso de muerte y agredido a través de mensajes en su cuenta Twitter.

El analista político ecuatoriano y docente universitario Gabriel Hidalgo Andrade fue objeto de amenazas de muerte, agresión verbal y descalificaciones a través de la red social Twitter tras subir un video donde el asambleísta por UNES Ronny Aleaga aseguró ser un «orgulloso Latin King” como análisis de la actual crisis carcelaria.

Hidalgo opinó en su cuenta Twitter sobre este video del asambleísta Aleaga quien se autodefine como Latin King que “el bloque de la UNES lo aplaudió con euforia. Rafael Correa les dio «atención prioritaria». Hoy mandan en las cárceles. ¿Los Choneros eran los siguientes en la lista de la legalización?”.

Esto produjo un Twitter por parte del asambleísta de UNES, Fausto Jarrín, abogado de Rafael Correa y vocero del correísmo,  que tildó de “idiota” a Hidalgo Andrade e inmediatamente se reprodujo una serie de amenazas de muerte e insultos en contra del también profesor universitario. 

La publicación hecha en medio de la crisis carcelaria, que entre finales de septiembre y el mes de noviembre ha dejado un saldo de por lo menos 170 muertos solo en la Penitenciaría del Litoral, le causó a Hidalgo amenazas de muerte contra él y contra su madre, además de múltiples insultos contra su persona y su trabajo como docente y escritor. 

Hidalgo Andrade explicó a Fundamedios que “lo que a mí más me preocupa del asunto es que se trata de un alto funcionario, alto representante del Estado y un dirigente del correísmo. Este legislador Jarrín es abogado del ex presidente Correa y es una voz autorizada del correísmo, lo que él opine se convierte en una prolongación del partido del expresidente Correa, de sí mismo y de su bloque legislativo y eso demuestra la vocación antidemocrática de estos sectores de la política que están empeñados en desmoralizar a los ciudadanos para que no critiquen libremente las contradicciones del poder. En mi Tweet no hay insultos contra nadie, ni en contra del Asambleísta, ni en contra de su organización pandillera, ni en contra de la otra organización comparada. ¿Por qué? Porque ambas organizaciones pandilleras mandan en las cárceles y ambas organizaciones pandilleras están señaladas en el mundo entero como organizaciones narco-criminales”.