fbpx

Fundamedios

Agresiones físicas

Materiales periodísticos de una revista son embargados en aparatoso operativo policial

por | Dic 17, 2010

ENGLISH VERSION 

El viernes 17 de diciembre, sobre las 17:45 (hora local), las oficinas de revista Vanguardia, matriz en Quito, fueron desalojadas y embargados sus bienes, que incluyen; servidores, computadoras y equipo de diseño, tras una orden de secuestro preventivo de bienes debido a que el inmueble que ocupa la revista se encuentra bajo un litigio de arrendamiento y es un bien incautado a la banca cerrada.

La medida policial se ejecutó con un aparatoso operativo dónde intervinieron los miembros del GIR, (por su siglas Grupo Intervención y Rescate) quienes irrumpieron en la redacción con cascos, chalecos antibalas y metralletas.

Juan Carlos Calderón, director de la revista aseguró a Fundamedios  que contabilizó hasta 15 miembros del GIR (un grupo de élite de la Policía), cuatro patrulleros de Policía y las cámaras de dos canales de TV en manos del Estado.

 «Además de llevarse nuestros servidores, CPUs y equipo de diseño, los policías requisaron las carteras de los periodistas… hasta a mí me requisaron», dijo Calderón.

Para este directivo la medida tomada por la policía fue desproporcionada y representó un verdadero «atropello» para quienes hacen Vanguardia.

Según Calderón, a pesar de que la policía llegó a las oficinas de la revista con una notificación que ordenaba pagar las deudas por concepto de canon de arrendamiento dentro de tres días, se llevaron todo en ese mismo instante.

El gerente de la Revista, Luis Zumárraga, aseguró que los valores del arriendo habían sido depositados en un juzgado de inquilinato y que, por lo tanto, la medida era totalmente ilegal.

«Espero por el bien del país que esto no sea una represalia contra nosotros y nuestra línea editorial», dijo Calderón, quien, además, informó que la orden estaba firmada por Pedro Delgado, presidente de la Junta del Fideicomiso AGD-CFN.

El directivo aseguró que por suerte la próxima edición de la revista ya había sido enviada para su impresión .

En la noche del 17 de diciembre, los directivos de la revista intentaron ofrecer una rueda de prensa en un hotel de la capital, pero fueron impedidos, por lo que se vieron obligados a cambiar de hotel.

En ocasiones anteriores, la revista Vanguardia ha sido criticada por el Presidente de la República en sus enlaces sabatinos por su manejo editorial.

Cabe resaltar, además, que su director, Juan Carlos Calderón es también co autor del libro «El Gran Hermano», que cuestiona los millonarios contratos celebrados por el hermano del Presidente, Fabricio Correa.

Magazine´s journalistic equipment seized during dramatic police operation

On Friday 17 December, at approximately 17:45 (local time), the Quito headquarters of the magazine Vanguardia were evicted and its equipment seized. This included servers, computers and design equipment. The raid followed an order for a preventive seizure of assets because the lease of the building that houses the magazine is being disputed and the building itself has been impounded.

The police intervention was a dramatic affair with members of the Intervention and Rescue Group (GIR, in Spanish) bursting into the newsroom wearing helmets and bulletproof vests and carrying machine guns.

Juan Carlos Calderón, the magazine’s editor in chief, stated to Fundamedios that he counted up to 15 members of this police elite squad, 4 police cars and the cameras of 2 State owned TV stations.

«As well as taking our servers, central processors and design equipment, the policemen searched the journalists’ bags… even I was searched», he said.

He stated the police’s measure was disproportionate and a real «outrage» against the producers of Vanguardia.

According to Calderón, even though the Police arrived at the building with a notice ordering to pay all lease related debts within three days, they took everything there and then.

The magazine’s manager, Luis Zumárraga, stated that the money for the lease had been deposited at a tenancy tribunal, so that the measure was totally illegal.

«I hope for the good of the country that this is not some kind of reprisal against us and our editorial line», said Calderón, who went on to report that the order had been signed by Pedro Delgado, president of the AGD-CFN Trust.

The editor pointed out that luckily the magazine’s new issue had already been sent to the printers.

On the evening of 17 December, the magazine’s directors attempted to offer a press conference in one of the capital’s hotels, but were forced to move.

Vanguardia has been criticized by the President of the Republic in different occasions during his Saturday radio (TV?) programs because of its editorial line.

It is also worth mentioning that its editor in chief, Juan Carlos Calderón, is one of the authors of the book «El Gran Hermano», which questions contracts celebrated by the president’s brother, Fabricio Correa, which involve millions of dollars.

LO MÁS RECIENTE

El ataque a periodistas y activistas no cesa en el paro en Ecuador

Ecuador, 25 de junio de 2022· En el décimo tercer día de movilización indígena convocada por el movimiento indígena en Ecuador, continúan los reportes de ataques a la libertad de información a través de varios mecanismos y plataformas.  El viernes 24 de junio fue...

SUSCRÍBETE AHORA

Manténgase actualizado con nuestro boletín semanal.

EN TIEMPO REAL