Reflexionar sobre la participación de la mujer en los medios de comunicación desde una perspectiva de género. Ese fue el objetivo del foro ‘Mujeres en los medios de comunicación’, coorganizado por FUNDAMEDIOS, el Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información y Comunicación (Cordicom) y la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE); desarrollado la tarde de este 4 de marzo.  

En el diálogo participaron: Desirée Yépez, directora de Contenidos de FUNDAMEDIOS y Ecuador Chequea; María Isabel Cevallos, periodista y consultora en Comunicación Política y de Crisis; y Ana Gabriela Dávila, periodista y catedrática de la Escuela de Comunicación de la PUCE.

La periodista Desirée Yépez dio un recuento en cifras de la situación laboral de las mujeres en los medios de comunicación. “En las redacciones existe supremacía de hombres. Y, además, son muy pocas las mujeres que ocupan cargos directivos en medios de comunicación”, indicó. También recalcó la importancia de los nuevos espacios digitales que surgen como alternativas al hermetismo de los tradicionales.

María Isabel Cevallos enfatizó en los retos que enfrentan las mujeres en los medios. Para la comunicadora, el rol de la mujer ha evolucionado. Ha pasado de posiciones secundarias que valoran la estética femenina al protagonismo en espacios de opinión en que se puede evaluar su criterio. Expresó que todavía existen retos. Por ejemplo, los medios ecuatorianos deben pasar de los «rostros bellos» que dan las noticias a una verdadera irrupción de la mujer en el periodismo.

La profesora Ana Gabriela Dávila analizó, usando un trabajo académico en desarrollo, los vínculos que existen entre la maternidad y la tarea de las mujeres empleadas en medios de comunicación. En su ponencia usó el concepto de maternidad como una construcción social. Es decir, un cúmulo de experiencias normadas por el sistema dominante. La experta acotó que las empresas mediáticas tienen una normativa regulada por el Código del Trabajo que da a las periodistas 85 días de licencia; lo que es difícil que se cumpla por la dinámica periodística. Las periodistas tienen menos tiempo para pasar con sus hijos o, en muchos casos, son limitantes para vencer el techo de cristal laboral y adquirir cargos gerenciales.

El encuentro, abierto a la comunidad, sirvió como un espacio de reflexión del rol de la mujer en el mundo periodístico, de cómo se las percibe en el espectro público y el papel que los roles de género históricamente aceptados juegan como limitantes para un mayor protagonismo de las mujeres en los medios de comunicación.