El número de cédula de identidad del asambleísta Jorge Yunda aparece en el informe borrador de Contraloría, al igual que el de sus familiares cercanos como su hermana Lilian Yunda y su madre Enriqueta Beatriz Machado. Así lo reveló este 5 de junio de 2018 César Ricaurte, director ejecutivo de FUNDAMEDIOS y el abogado Juan Carlos Solines, vocero del Observatorio de Frecuencias, durante una rueda de prensa.

Tras la revelación que hizo Contraloría, de la existencia de tres grupos mediáticos y empresariales que pretendían acaparar frecuencias para el concurso, a través de la formación de tramas societarias, se conoció que el grupo de Yunda solicitó 46 frecuencias de radio y TV a través de 12 empresas que se enumeran a continuación:

  1. Telecanela S.A
  2. Canela Piel del Ecuador Aspengtas S.A
  3. Cia Ltda Komunikest Comunicación estratégica S.A
  4. Radiodifusora Paraiso Radialpa S.A
  5. Ecuaenlace S.A
  6. Sonido y Energía “Sonoenergia”
  7. Cia Ltda Komunikest Comunicación estratégica S.A
  8. Radio Ibarra Factualti S.A
  9. Radio Colón C.A
  10. JH Radio FM Pintractu S.A
  11. Gamboa Comunicacion Total Cia. Ltda
  12. Radioeventos S.A

Ricaurte reveló que, tras un cruce de información bancaria que hizo Contraloría en 10 de las empresas citadas, las firmas de responsabilidad que aparecen, corresponden a la de la madre y hermana del Asambleísta, quien ha negado ser concesionario o haber participado en mencionado concurso.

Según los documentos que fueron entregados a los periodistas, los tres personajes (Asambleísta, su madre y su hermana) están asociados en la empresa Radio Canela SA, una empresa que no es concesionaria de frecuencias, pero que actúa como la matriz del grupo, con un capital de 110 mil dólares y cuya dirección es compartida por todas las empresas citadas. Estas se ubican en el Pasaje Batallas E9 53 y 6 de Diciembre, en Quito, según los registros de la Superintendencia de Compañías.

Solines apuntó que el informe borrador de Contraloría es un documento oficial que determina que tres grupos, uno de los cuales es de Jorge Yunda, utilizó una serie de mecanismos para estructurar un conglomerado empresarial con la clara intencionalidad de engañar a la autoridad y al Estado, que tiene limitaciones para el otorgamiento de frecuencias. “A través de esta estructura societaria se ha buscado burlar a la autoridad accediendo a un gran número de frecuencias, no solo las que están solicitadas en el concurso, sino que habrá que hacer exámenes para determinar las que actualmente posee este grupo empresarial encabezado por Yunda.

Parte de los hallazgos revelan que estas empresas compartían contadores, así como una serie de cesiones de acciones que Yunda entregaba, incluso sin autorización de la ARCOTEL. “Aunque haya dicho que no está solicitando frecuencias a título personal, con esta documentación se evidencia que son empresas relacionadas y que tienen un mismo hilo conductor y la misma firma dentro de los bancos con los que operan”, dijo Solines.

Ricaurte precisó hechos como el que nueve de estas compañías ya tienen concesiones de frecuencias de radio y son empresas que conforman el conjunto de la marca Radio Canela. También, que cuatro contadores prestan sus servicios a las 12 empresas del grupo y que varios gerentes presentan relación de dependencia con otras empresas del mismo grupo.

También citó un caso que considera paradigmático como es el de la empresa LESOTHO SA que tiene un capital de más de 280 mil dólares y que es la concesionaria actual de Canela, en Guayaquil. En ella, aparecen los nombres de Jorge, Lilia Yunda y Enriqueta Machado en donde se evidencia que Jorge Yunda ha cedido las acciones a un tercero y a su vez, su madre y hermana le ceden las acciones en un modus operandi que se repite.

También hay casos como el de Sebastián Guerra, Gerente de Radio Colón, cuyo nombre comercial es Armónica, quien a su vez es un productor en radio La Redonda, o el de la gerente de Lesotho SA, Mabel Obando, quien se graduó con una tesis sobre un plan de negocios para radio Armónica. “Hay muchísimas evidencias sobre la vinculación de las empresas entre sí y de de la vinculación de Yunda”, apuntó Ricaurte .

Para concluir, se precisó que hay por lo menos un caso, que se señala en el informe, en el cual el actual asambleísta Yunda contaría con acciones en una empresa concesionaria de radio. Se trata de la empresa JH Radio FM Pintractu S.A en donde se evidencia que el legislador cedió el  pasado 28 de diciembre de 2016 esas acciones a favor de una tercera persona que tiene un ingreso de 760 dólares.

Hasta mayo de 2017, Yunda aún constaba como accionista de esa empresa, lo que lo habría inhabilitado ser asambleísta. “La ley es clara en ese sentido y un contratista del Estado no puede ser candidato o funcionario.