Tags Posts tagged with "paro nacional"

paro nacional

91

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que visitó Ecuador entre el 28 y 30 de octubre de 2019, presentó observaciones respecto a los hechos ocurridos durante el paro nacional y a la vulneración de los Derechos Humanos. Su informe se enmarca en las las protestas sociales en rechazo al Decreto Ejecutivo 883 que eliminaba el subsidio a la gasolina.

La CIDH y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión expresaron “su condena y preocupación respecto a los actos de violencia perpetrados hacia la prensa”. El organismo internacional afirmó que “la obstaculización en coberturas y la falta de garantías para el trabajo periodístico primó durante los días del conflicto”.

De acuerdo al comunicado, publicado el 14 de enero en el sitio web de la CIDH, durante los 11 días de paralización se produjo más de un centenar de ataques contra los trabajadores de la prensa. Las agresiones más recurrentes fueron las amenazas, hostigamientos, detenciones arbitrarias, ataques físicos, impedimentos de cobertura, confiscación de equipos, uso indiscriminado de agentes químicos, vigilancia, suspensión de transmisiones, allanamientos a medios de comunicación y bloqueo de sitios web y redes sociales.

Entre las observaciones destaca la retención de un grupo de periodistas en el Ágora de la Casa de la Cultura, en el centro de Quito, donde algunos denunciaron haber estado en el sitio “en contra de su voluntad”. Hubo otros reporteros, indica el documento, que negaron la figura de secuestro.

Según la información proporcionada por el Estado ecuatoriano y el Gobierno Nacional, se solicitó la intervención de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para “negociar” la liberación de los comunicadores. Para ello, se instaló el Comité Interinstitucional de Protección a Periodistas y Trabajadores de la Comunicación. Además, se negoció la liberación de ocho policías que también estaban retenidos.

“Las Naciones Unidas y la Conferencia Episcopal del Ecuador actuaron como facilitadores del diálogo entre las organizaciones indígenas y el Estado. Como resultado, se logró que, alrededor de las 15:00 del mismo día (10 de octubre), la liberación de los 27 comunicadores”, señaló la CIDH.

La Comisión detalla entre las agresiones más graves, la de Juan Carlos González, reportero del medio comunitario Wambra Radio, impactado por una granada de gas lacrimógeno en el rostro; el atropello por parte de la Policía Nacional al reportero guayaquileño Ronald Cedeño; los toletazos de 12 uniformados antimotines en contra de las reporteras Adriana Noboa y Yadira Trujillo, de Primicias y El Comercio, respectivamente, mientras filmaban con sus celulares; la agresión contra el periodista de Teleamazonas, Freddy Paredes, quien presentó una denuncia penal en contra de su agresor.

La CIDH y La Relatoría aseguran que los ataques vinieron desde las fuerzas del orden, pero también de manifestantes, miembros de sindicatos y movimientos sociales. “La CIDH reitera que el Estado tiene la obligación de proporcionar la seguridad de los periodistas y comunicadores que se encuentran realizando su labor informativa en el marco de una manifestación pública, así como garantizar que estos no sean detenidos, amenazados, agredidos, o limitados en cualquier forma en sus derechos por estar ejerciendo su profesión”, sentencia.

Sobre el ataque a los medios, se mencionan los incidentes ocurridos con Diario El Comercio y Teleamazonas, en Quito, que fueron atacados por grupos violentos; el allanamiento de Radio Pichincha Universal por presunto delito de “incitación a la discordia entre ciudadanos”, ocurrido el 8 de octubre, así como la suspensión de su señal durante 16 días.

De acuerdo a información recibida por la CIDH, la Convergencia de Medios Alternativos, Comunitarios, Indígenas e Independientes -integrada por 23 medios- denunció ataques tecnológicos con el bloqueo de señal telefónica y de Internet en las inmediaciones del parque El Arbolito y la Casa de la Cultura, en la capital.

La organización NetBlocks informó que desde el 9 hasta el 12 de octubre “se habrían registrado cortes severos del Internet en diferentes momentos y durante varias horas, coincidiendo con los picos más altos de represión y violencia de las protestas y manifestaciones en Ecuador”.

Fundamedios no pudo verificar de forma independiente esas restricciones o cortes para el acceso a Intenet durante los días del paro.

La CIDH recomendó al Estado ecuatoriano garantizar el derecho a la libertad de expresión, la protección de periodistas, la independencia de los medios y el cese de la censura directa e indirecta a los contenidos expuestos en medios de comunicación.

Se espera un informe definitivo y más exhaustivo para más adelante.

 

 

58

César Ricaurte, director ejecutivo de FUNDAMEDIOS (FDM), comparecerá ante la Comisión Especial Ocasional Multipartidista de Investigación de los hechos relacionados con el Paro Nacional para  explicar los ataques ocurridos contra periodistas y medios de comunicación durante las jornadas de violentas protestas del 2 al 13 de octubre. La cita está convocada para este martes 5 de noviembre a las 17:00.

Ricaurte contará con 30 minutos para explicar a detalle los hechos ocurridos durante este periodo con la finalidad de que la Comisión investigue y fiscalice la agresión a la que se vieron sometidos periodistas y comunicadores en el país; así como la falta de garantías y seguridad para la prensa en coberturas de alto riesgo.

Durante 12 días, FUNDAMEDIOS monitoreó agresiones en el marco del paro nacional. En total se registraron 116 actos violentos contra la prensa y 138 agresiones a periodistas, la mayoría cometidos por manifestantes y la Fuerza Pública. Entre los casos más graves está la agresión física al periodista Freddy Paredes, la retención de más de 30 periodistas en el Ágora de la Casa de la Cultura, un ataque con bala de goma al reportero riobambeño David Aguiar, la detención arbitraria de ocho comunicadores en todo el país, entre otros.

La Comisión Especial Ocasional de la Asamblea fue creada el pasado 24 de octubre para “ejecutar el control político y fiscalizar las medidas adoptadas durante las jornadas de protestas sobre los hechos de violencia que constituyen delitos contra la seguridad pública”.

277

Al concluir una lamentable jornada de violencia contra la prensa, el décimo día de Paro Nacional, FUNDAMEDIOS mira con mucha preocupación que el discurso de odio en contra los medios y los periodistas ha ido en aumento.

Nuevamente rechazamos la violencia y los actos vandálicos. Queremos dejar en evidencia la poca garantía y seguridad que tienen los comunicadores que salen a las calles a reportar lo ocurrido para informar a la ciudadanía y aquellos que lo hacen desde las sedes de sus medios de comunicación.  

Desde el inicio de la protesta el 03 de octubre hasta el 12 de octubre a las 22:00, contabilizamos 101 agresiones, es decir 18 más que las registradas ayer. Los principales agresores son los manifestantes con 49 casos, la Fuerza Pública con 36, desconocidos con 14 casos y el Estado con 2. Además sumamos 126 periodistas agredidos. 

David Bárcenas, camarógrafo de Telediario de Ecuador TV, resultó herido en su ojo mientras cubría la protesta en la zona de la Casa de la Cultura Ecuatoriana. El comunicador fue atendido y la herida que tenía pudo ser suturada. Andrea Bernal, periodista de NTN24, también denunció hostigamiento, amenazas y agresiones en su cuenta de Twitter.

Un equipo de FUNDAMEDIOS, que estuvo en las inmediaciones de la Contraloría, en donde se desarrollaron fuertes protestas, incluso constató que la prensa se autocensura al momento de cubrir las manifestaciones. Muchos de Los reporteros deben ocultar su condición de tales para evitar ser identificados por manifestantes y vándalos desconocidos, principales agresores de la prensa

Las instalaciones de dos medios de comunicación fueron atacadas por grupos vandálicos. Pasada las 15:00, ingresaron a la fuerza a Teleamazonas. Gritaban consignas contra el medio, lanzaban pedradas y quemaron un bus que se encontraba al interior.

Milton Pérez, productor ejecutivo del noticiero, aseguró que más de 20 compañeros se refugiaron en el tercer piso mientras llamaban a la Policía. Aclaró que la gente que ingresó al medio no eran indígenas ni manifestantes, sino “encapuchados”. Tras una hora, el personal pudo salir. “Estábamos aterrorizados”, aseguró.

La sede de Diario El Comercio, al sur de Quito, también fue atacada por desconocidos, quienes quemaron llantas en la entrada del medio. La señal de Telesur fue retirada por dos plataformas de televisión pagada de su oferta de programación, mientras que Ecuavisa y los medios públicos evacuaron al personal por amenazas y temor a represalias.

El Gobierno decretó el toque de queda a partir de las 15:00 en Quito. Un equipo de La Posta, quien portaba con un salvoconducto para circular y se movilizaba en un vehículo, fue atacado por una turba de desconocidos cuando se dirigían a sus hogares. Hombres con palos atacaron el auto donde se encontraban.

A las 20:30, se dio un ‘cacerolazo’ ciudadano. A esa hora cientos de personas salieron a las calles del centro, norte y sur de la Quito para exigir la paz.

197

FUNDAMEDIOS vuelve a condenar, como lo hicimos en el momento de los hechos, esta “retención” ilegal, la agresión, coacción y presión ejercida por un sector de la dirigencia indígena y exigimos que se tome rápidamente distancia de actos ilegales y atentatorios a los Derechos Humanos fundamentales.

Así mismo, exigimos que cese de forma inmediata la vigilancia por parte de un sector de la dirigencia indígena en contra de corresponsales extranjeros que han llegado al Ecuador a realizar la cobertura del conflicto social. 

La mañana del 10 de octubre, varios equipos de prensa que cubrían una concentración indígena en el Ágora de la Casa de la Cultura ecuatoriana, al centro norte de Quito, fueron “retenidos”, muchos contra su voluntad, por un sector de la dirigencia indígena encabezado por Leonidas Iza, presidente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), que les exigía transmitir en vivo un acto de aplicación  de “justicia indígena” en contra de 8 policías, también “retenidos”.

Pasada las 10 de la mañana, Teleamazonas y Ecuavisa interrumpieron su programación para informar y transmitir, a manera de flash informativo, la postura de este sector de la dirigencia indígena. 

Leonidas Iza y otros líderes indígenas exigían que el Gobierno derogue la aprobación de una medida que elimina el subsidio a la gasolina, pedían que los ministros de Gobierno y Defensa depongan su cargo y exigían a los medios presentes que se queden en el sitio cubriendo sus demandas, pues aseguraban que, desde que empezó el Paro Nacional el pasado 3 de octubre, la prensa ha trabajado de forma parcial y poco ética, cubriendo solo los intereses del Gobierno.

Juan Carlos Calderón, director del portal Plan V y Presidente de la Junta Directiva de FUNDAMEDIOS, ofreció su testimonio de que hubo retención, presión e intimidación para la prensa. Si bien el trabajo periodístico pudo hacerse, explicó que habían restricciones  de acceso y salida por una guardia comunitaria y que “fueron prácticamente obligados a permanecer cubriendo los hechos”.

“La actitud de la mayoría de los periodistas fue estoica, decididos a permanecer en el sitio porque ahí estaba la noticia”, señaló Calderón.

En las últimas hora se pudo conocer el testimonio del Periodista argentino Nelson Castro de la cadena TN, Todo Noticias, que ratifica “la retención” contra su voluntad de equipos periodísticos y la vigilancia permanente a la que están sometidos los reporteros extranjeros que han llegado al Ecuador a vivir el conflicto social. Este último hecho será ampliado por FUNDAMEDIOS, en las próximas horas. 

El periodista de Teleamazonas Freddy Paredes, quien al salir del recinto, fue atacado con una piedra en la cabeza y presentó una fractura de la clavícula y un golpe en la cabeza con herida abierta, condenó lo sucedido. Quiero responsabilizar a la alta dirigencia de la CONAIE, al señor Jaime Vargas por la seguridad mía y por la seguridad de todos los periodistas que estamos cubriendo las manifestaciones y este paro (…)”, aseguró.

Una reportera, quien prefirió no identificarse, comentó que ella y otros colegas fueron amenazados, hostigados y tildados de prensa corrupta y mediocre.

José Daniel Acosta, periodista de la UCSG TV, salió junto a otros colegas pasadas las 16 horas. El reportero sostuvo que al interior del recinto se arremetió contra los medios de comunicación y no se quería dejar salir a la prensa, pues todas las puertas de acceso permanecieron cerradas.

También hubo otro grupo de periodistas que afirmaron que fueron tratados bien y negaron que hayan sido retenidos, pues dijeron que pudieron salir por sus propios medios y sin presión alguna. Algunos cubrieron el homenaje a Inocencio Tucumbio, indígena que falleció en las violentas protestas.

«Bajemos las tensiones. No me siento secuestrada. Todos los periodistas hemos sido bien tratados. Nos acaban de dar de comer. Nos han facilitado la cobertura», señaló Susana Morán.

FUNDAMEDIOS no ha revelado la identidad de todos los comunicadores que estuvieron durante horas en el Ágora de la Casa de la Cultura, por razones de seguridad de los propios periodistas quienes temen represalias futuras en sus coberturas diarias.

131

La Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (FUNDAMEDIOS) rechaza enérgicamente la agresión que sufrió Freddy Paredes, periodista de Teleamazonas, quien fue golpeado brutalmente con una piedra en su cabeza, después de salir del Ágora de la Casa de la Cultura, en donde fue retenido por el movimiento indígena.

Vemos con gran preocupación la violencia a la que ha sido expuesta la prensa. No podemos permitir que una agresión tan vil como la que sufrió el periodista de Teleamazonas pase desapercibida. Exigimos a las autoridades pertinentes que se de con el autor de la agresión y sea castigado conforme la Ley. Llamamos a la dirigencia indígena y a los movimientos sociales que frenen con la estigmatización y las agresiones contra la prensa.

Hacemos un llamado al respeto, la defensa de la democracia y la paz para que actos como este nunca vuelvan a repetirse. Nos solidarizamos con Freddy Paredes, quien actualmente se recupera en un hospital de la capital, con una fractura en la clavícula y un golpe en la cabeza con herida abierta.