Tags Posts tagged with "Fantasma González"

Fantasma González

559

image1

Varias empresas de cartón, dos televisoras, un magnate de medios y un binomio presidencial, son los componentes de un caso de corrupción que relaciona al expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina y al mexicano Remigio Ángel González, conocido como “El Fantasma”, dueño de cinco estaciones de TV, diez de radio y dos periódicos en Ecuador, quien habría financiado de forma ilícita las campañas del candidato por el Partido Patriota (PP) de Guatemala, entre 2008 y 2011.

Detrás de esta movida ilegal de dineros hay todo un entramado que forma parte del caso llevado por la Fiscalía Especial contra la Impunidad de dicho país como “Cooptación del Estado”, en el que gracias al trabajo de la Comisión Internacional en Contra de la Impunidad en Guatemala (CICIG), se develó un esquema de sobornos y coimas para favorecer con contratos del Estado a varias empresas.

Pérez Molina ha sido acusado de liderar junto con su ex Vicepresidenta, Roxana Baldetti, una estructura criminal que se encargó de cooptar financiamiento ilegal para su campaña, cuyo beneficio para los financistas se traducía en posteriores contratos con el Estado, una vez ganada la Presidencia; además de subsiguientes millonarias coimas para la continuidad en la adjudicación de tales contratos. Este proceso se suma a otro juicio que libran por el caso de “La Línea”: una red criminal que involucra a varios funcionarios estatales, quienes recibieron sobornos a cambio de la reducción de impuestos para empresas importadoras entre 2012 y 2015, año en el que los dos funcionarios renuncian y son apresados.

Ambos casos se traducen en el escándalo de corrupción más grande que se ha registrado en varias décadas en Guatemala y que podría dar pistas de cómo funcionan estas organizaciones criminales desde el poder. Además de traspasar fronteras, ya que su desentramado también podría revelar la forma de operar de un tipo de actividad fácilmente replicable en otras latitudes.

Las pruebas

Durante la etapa procesal del juicio en contra de Pérez Molina por dicho caso, la CICIG presentó en junio de 2016 una serie de pruebas entre las que constan los documentos que confirmarían el esquema de corrupción con el que operó la financiación ilícita de la campaña del binomio Pérez Molina/Baldetti, por parte de “El Fantasma”. Estas pruebas involucran al exfuncionario en los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo, lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Según el art.21 de la Ley Electoral de Guatemala, las contribuciones a candidatos no pueden ser anónimas y deberán canalizarse por medio de las organizaciones políticas, las cuales tendrán que llevar un registro público de todas las contribuciones que reciban. El financiamiento desde las empresas del Fantasma no fue declarado, ni público, ni canalizado por el PP.

El hoy develado esquema de financiación ilícita es simple: Roxana Baldetti, candidata en 2011 a vicepresidenta por el PP, conformó cuatro empresas de cartón (que no tienen actividad comercial real): Comercial Urma, Publicmer, Publiases y Serpumer. A través de ellas, recibió entre 2008 y 2011 supuestos contratos de publicidad por USD 2,3 millones de Radiotelevisión Guatemala Canal 3 y Televisiete Canal 7, ambas televisoras propiedad de Ángel “El Fantasma” González.

Emisión de cheques
Lista de cheques emitidos entre 2008 y 2011 por Radio Televisión Guatemala y Televisiete a favor de las empresas Urma, Publicmer, Publiases y Serpumer, por montos que suman una cantidad idéntica en cada documento y dan un total de USD2.3 millones.

El pago por servicios falsos es fácilmente determinable analizando los montos de los cheques emitidos por ambas televisoras, pues son exactamente iguales durante los cuatro años: 215.600 quetzales o 205.975 quetzales, y cuyos beneficiarios son siempre una de las cuatro empresas de Baldetti, cuyos únicos clientes son Televisiete y Radio Televisión Guatemala. Además, fueron expedidos los mismos días de cada mes en ambos canales.

cheque RTVGuatemala-Urma dorso
Cheque de 215.600 quetzales expedido por Radio Televisión Guatemala, cuyo beneficiario es Comercial Urma.
Cheque de 215.600 quetzales expedido por Televisiete, cuyo beneficiario es Publicmer.
Cheque de 215.600 quetzales expedido por Televisiete, cuyo beneficiario es Publicmer.

La investigación determinó varios patrones que se repiten en las facturas emitidas por tales empresas: el registro con datos idénticos en cuanto a cliente, descripción del servicio y valor, con una periodicidad y valores constantes.

Factura Publicmer-Televisiete Factura Publicmer-RTVGuatemala 2Factura Publicmer-Televisiete 3

Incluso servicios distintos tienen el mismo valor el cual ha sido calculado para recibir mes a mes la misma cantidad.

factura Urma-RTVGuatemala Factura Urma-Televisiete 4

Cuando el binomio del PP asume el poder,  los dos canales de televisión son beneficiados con contratos con el Estado por más de USD 13.5 millones por pautaje entre 2012 y 2015, de un total de USD 15.9. Es decir, más del 69% del total de la publicidad estatal.

contratacion con televisoras

Con el dinero ingresado a las empresas de Baldetti por supuestos servicios contratados por los canales de TV del Fantasma, se compraron varios automotores y se cubrieron gastos diversos, con lo que se cierra el círculo del lavado.

Tabla de compra de vehículos. Fuente: CICIG.
Tabla de compra de vehículos. Fuente: CICIG.
gastos dinero financiamiento
Tabla de gastos realizados con dinero Televisoras. En el cuadro naranja se observa que la mayor parte de gastos se realizaron entre 2008 y 2011. Fuente: CICIG.

Dado que el modus operandi de “El Fantasma” es tener sus empresas a nombre de testaferros, dichas televisoras estaban a nombre de su esposa Alba Lorenzana. Por ello es que luego de abrirse el caso, la Interpol emite una orden de captura internacional en contra de Lorenzana, quien hasta la actualidad se encuentra prófuga.

Para el periodista guatemalteco Gustavo Berganza, según narra el diario Reforma, “el éxito del empresario mexicano (El Fantasma) se explica por el apoyo financiero que brinda a los candidatos que se perfilan ganadores a la presidencia guatemalteca, así como a las relaciones que históricamente ha construido con el poder”.

Desde los años 80, González trabajó en la venta de contenidos de Televisa desde Guatemala, en donde basó su imperio mediático con cercanos vínculos al poder de turno. Ya en los noventas, poco a poco compró todos los canales de televisión abierta guatemaltecos, y se dedicó a financiar campañas presidenciales. El siguiente paso fue expandir su monopolio por Centroamérica y posteriormente, a Sudamérica.

Pese a los visibles tentáculos del Fantasma González en este caso, nada se sabe de él -como es usual- aunque en una entrevista reciente a Otto Pérez Molina, durante el receso del juicio por el caso “La Línea” en febrero pasado, declaró que lo conoce desde que fue jefe del Estado Mayor en el Gobierno del presidente Ramiro León, es decir, desde 1993.

En la misma entrevista negó conocer acerca de las empresas de Baldetti, sin embargo aclaró que “lo que ahí está facturado es por pago de unos servicios que supuestamente le están prestando a ellos y eso habrá que demostrarlo, pero eso tendrá que ser en el juicio, yo no puedo adelantar nada, porque esto está ligado al proceso como uno más de los grupos que fueron señalados como financistas del partido en la campaña del 2011”.

También expresó que no estuvo cerca de tales empresas, y que “tendrán que responder las personas que son las que estaban en esas empresas y si verdaderamente el dinero iba para el funcionamiento del partido”.

Hasta el momento, por el caso “Cooptación del Estado” están sindicadas 55 personas, entre ellas, varios exfuncionarios del Estado, miembros del PP, contratistas y financistas. La etapa procesal continúa y aún no se ha dictado sentencia.

2816

15978218_10154741620665482_1161941777_n

Todos los medios en Ecuador que conforman la red de Remigio Ángel González, mejor conocido como “El Fantasma, fueron calificados positivamente en la Agencia de Control de las Telecomunicaciones (Arcotel) y pasaron a la siguiente etapa del concurso de frecuencias. Esto convierte al magnate mexicano en el principal postulante dentro de este proceso.

González postuló para este concurso a través de al menos 18 empresas. Algunas de ellas ya formaban parte de la red de medios que él construyó en Ecuador y que Fundamedios reveló en febrero del 2016. Mientras que ocho empresas son nuevas pero pueden ser vinculadas con el emporio del “Fantasma” por sus accionistas o directivos, o por la dirección en la que funcionan.

Andivision S.A. 6
Byrtum S.A. 1
Compañía Radiodifusora Trafalgar del Ecuador S.A. 4
Distribución y Representaciones Yomar S.A. 2
Ecuadoradio S.A. 8
Jaggycorp S.A. 4
Locnom S.A. 6
Manaseijas S.A. 18
Megacomunication S.A. 2
Organización Ecuatoriana de Televisión Ortel S.A. 4
Ozenca S.A. 2
Radiodifusora Ayax del Ecuador S.A. 4
Radiodifusora Kashmir Del Ecuador S.A. 3
Tamaggio S.A. 2
Telecuatro Guayaquil C.A. 27
Televisión Independiente Indetel S.A. 2
Vizcarrondo S.A. 4
Zakarie S.A. 5
TOTAL 104

 

A través de estas 18 empresas, el conglomerado Albavisión en Ecuador está concursando por 104 frecuencias a escala nacional: 60 frecuencias de TV abierta, 43 de radio FM y una de radio AM. En algunos casos, están postulando para frecuencias que ya estaban adjudicadas a medios locales o nacionales.

Algunas de las nuevas empresas que aparecen en la red del “Fantasma” están optando por frecuencias que ya estaban en manos de otras firmas relacionadas con el magnate mexicano. Mientras que hay tres compañías nuevas que optan por nuevas frecuencias, es decir, que se crearían nuevos medios de comunicación.

En el caso de las ocho empresas nuevas, todas aparecen con una misma dirección: Baquerizo Moreno 1119 y Nueve de Octubre, en Guayaquil. En esa dirección funcionan  Byrtum S.A., Tamaggio S.A., Zakarie S.A., Manaseijas S.A., Locnom S.A., Jaggycorp S.A., Vizcarrondo S.A. y Ozenca S.A. Esta dirección corresponde a un estudio jurídico.

González es conocido como uno de los empresarios de medios de comunicación más fuertes del continente, con presencia en México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Bolivia, Perú, Chile, Argentina y Uruguay. Su presencia en Ecuador data de hace 34 años, cuando adquirió su primer medio de comunicación en el país.

 

2089

banner gamaTV

Las pérdidas acumuladas son millonarias. La situación financiera de GamaTV, uno de los canales incautados a los hermanos Isaías, se ha ido agravando. Desde que pasó a manos del Estado, en 2008, va acumulando resultados negativos. La incautación del canal en ese año por parte del Gobierno golpeó duramente las finanzas del canal y, por primera vez en cinco años, reportó pérdidas. Lo cual abre serias dudas sobre la viabilidad de una venta que reporte algún beneficio al Estado, tal como anunció el presidente Correa.

Según una revisión de los estados financieros auditados, disponibles en el portal de la Superintendencia de Compañías, la empresa se encontraba estable hasta el 2008, cuando comienza a tambalearse. Ese año, reportó pérdidas por USD 2,08 millones, y poco a poco, la situación siguió empeorando, hasta que en el 2015 las pérdidas netas suman USD 4,11 millones. Con ese déficit, el patrimonio de la empresa también ha ido decreciendo. 

¿Qué pasó para que un canal que tenía una situación sólida ahora esté tambaleándose? Los balances financieros arrojan varias pistas: por ejemplo, la abultada cartera vencida que acumula GamaTV y que, en el 2015, suma USD 16 millones. Se trata principalmente de deudas que las agencias de publicidad mantienen con el canal, es decir: pautan pero no pagan después de que esta ha sido transmitida. Por esta razón, a pesar de que las ventas se mantienen al alza, la situación financiera de la empresa no mejora.  Fundamedios solicitó una entrevista con Ulises Alarcón, el gerente del canal y funcionario público, el 10 de agosto pasado. También se insistió con su secretaria; sin embargo, no se obtuvo una respuesta. Además hay que sumarle los costos de ventas, que son por ejemplo los costos de operación del canal. Estos también han ido creciendo al mismo ritmo que las ventas han crecido, lo que no permite mejorar las finanzas de la empresa.  Es decir, ¿de qué le sirve a una empresa vender USD 34 millones, como en el 2015, si la producción cuesta USD 24 millones y no se puede cobrar USD 20 millones (cifra acumulada de varios años)?

¿Esta crisis financiera ha hecho más difícil que el canal se venda? Esta es una de las preguntas que fue enviada a Fernando Alvarado, quien está al frente de la Unidad de Gestión de Medios (Ugemed), la principal accionista de los medios incautados, por correo electrónico el 26 de agosto pasado. Sin embargo, no hubo una respuesta hasta el cierre de esta edición.

La realidad es que el ofrecimiento de venta en seis meses que hicieron funcionarios del actual Gobierno en el 2008, en plena campaña por la consulta popular que dio paso a la Asamblea Constituyente, no se ha cumplido: los canales incautados no se han vendido.

Desde entonces, los rumores corren por sus pasillos. Se habla de posibles compradores, de que se está realizando la valorización de la empresa para ponerle un precio de venta… pero oficialmente, solo se conoce lo que el presidente Rafael Correa ha dicho. La última vez que habló sobre la venta de los canales incautados es el 24 de mayo pasado, en su informe a la Nación. Antes, en un sabatina, dijo que siempre han estado a la venta.

“Ustedes saben que estos canales pertenecían a los Isaías. Hay amenazas de que cuando se vaya el Gobierno los van a devolver y van a enjuiciar a los que compraron. Entonces asustan a los interesados, pero están valorados”, aseguró Correa el 30 de abril pasado. Además señaló que GamaTV cuesta USD 25 millones, que según dijo es el valor de su patrimonio, aunque esa cifra no concuerda con los balances a los que se tuvo acceso.

 Ver video desde 2:06:19

El verdadero precio actual de la empresa se desconoce. La cifra que dio Correa en su sabatina es la que se fijó en el 2010. Desde ese año, la situación financiera del canal ha empeorado, los inmuebles y los equipos han envejecido, los problemas se acumulan… Fernando Alvarado dijo en junio pasado a El Universo que se había contratado una empresa “de prestigio internacional” para hacer una nueva valoración.

Las pantallas del canal muestran también su mala situación. La deuda con Televisa, que ascendía a USD 2,3 millones hasta el 2014, hizo que perdiera la programación de esta cadena y los derechos de esta cadena pasaron al grupo de Remigio Ángel González, propietario de RTS y del recientemente aparecido Televicentro. Con esto, GamaTV perdió su principal oferta, las telenovelas mexicanas, que transmitía desde 1995. La razón: esa deuda.

 La crisis del canal hizo que otros programas de alto rating, como “Los Simpsons” y “No-Noticias”, también salieran de su programación.

A esto se suman los despidos y las molestias de los trabajadores, que realizan constantes protestas por la falta de pago de sueldos o de los aportes a la Seguridad Social. Hasta mediados de agosto, la deuda de GamaTV con el IESS ascendía a USD 114 814,87. Además, mantenía pendientes con el SRI pagos por USD 610 043,56.

El ambiente dentro de GamaTV no es cómodo. Entre sus trabajadores hay constante preocupación, pues si se llegara a concretar la venta del canal, no saben si podrán mantener sus puestos de trabajo. Además la crisis es evidente: en el hall del edificio de Quito, que antes estaba siempre lleno de gente, ahora no hay ni siquiera una recepcionista.

IMG_9881

Mientras tanto, las cifras empeoran: las deudas y las cuentas por cobrar se acumulan, haciendo que GamaTV malviva con pérdidas cada año, mientras las negociaciones para una posible venta se mantienen a puerta cerrada.

326

La Superintendencia de Control de Mercado llamó a nuevas reuniones para investigar dos medios de comunicación vinculados con el mexicano Remigio Ángel González. El llamado se hizo después de que Fundamedios y cinco medios digitales publicaran una investigación sobre el nuevo canal de televisión de este emporio, Televicentro.

Por oficios, la Superintendencia citó a entidades públicas y privadas para reuniones, que se desarrollan desde el pasado 19 de febrero. El objetivo es, según señalan los oficios, “tratar el tema relativo a la compra de acciones efectuada por Telecomunicaciones Globales de Entretenimiento Televisivo Teglovisión S.A. a Grupo el Comercio C.A., su posterior inicio de actividades televisivas en la frecuencia en la que operaba Telecuatro Guayaquil C.A.”. Además, la Superintendencia pide abordar la investigación de la ONG y los portales digitales 4 Pelagatos, Focus, Plan V, Rayuela Radio, Wambra Radio, Fundación Mil Hojas y Fundamedios.

El informe publicado la semana pasada revela que, detrás de una cortina societaria, González posee al menos 17 medios de comunicación en Ecuador y tiene concesiones para 87 frecuencias de radio, televisión analógica y televisión digital. También señala que Televicentro, que sale al aire con un noticiero que usa la marca de El Comercio, está operando con frecuencias temporales.

La Superintendencia de Control de Poder de Mercado citó a la Superintendencia de Comunicación, el Consejo de Regulación de la Comunicación, la Agencia de Regulación de las Telecomunicaciones, Telecomunicaciones Globales de Entretenimiento Televisivo Teglovisión S.A., Grupo el Comercio C.A., el diario El Universo ya los partícipes de la investigación de los medios digitales y ONGs.

A través de un boletín de prensa, la Superintendencia señala que investiga desde el 6 de enero del 2015 la transacción de compra de El Comercio. Dice que la convocatoria responde a “la notificación de concentración económica con fines informativos”.

287

El ministro de Telecomunicaciones, Augusto Espín, confirmó que las frecuencias para el funcionamiento de un nuevo canal no se podían otorgar sin un concurso público. Las declaraciones las hizo en torno al aparecimiento de Televicentro, un nuevo canal relacionado con el mexicano Remigio Ángel González, que cinco medios digitales y dos ONG revelaron.

Este 18 de febrero de 2016, en entrevista con GamaTV, el ministro aseguró que no es posible que un canal sea otorgado a medios privados sin un concurso, debido al marco legal que existe en el país. Sin embargo, señaló que en el caso de Televicentro, no se trata de un nuevo canal sino de uno que ya existía y se cambió de nombre. Se refiere a RTS Quito, que dio paso a Televicentro.

El funcionario dijo que, en este caso, no se trata de una concesión sino de una “autorización” que es “un acto administrativo que puede  ser revertido de la misma forma por la autoridad, es decir, es  un acto administrativo precario”.

Las “autorizaciones” temporales otorgadas por la Agencia de Regulación del Espectro (Arcotel) fueron entregadas en agosto del 2015. En las resoluciones se estableció que son repetidoras para realizar pruebas de “nuevas tecnologías de radiodifusión”.

Pero, según el Ministro admitió, las pruebas que se están realizando en las frecuencias entregadas a Televicentro y RTS no son “nuevas tecnologías”. Técnicos consultados por Fundamedios confirmaron que la tecnología de isofrecuencia no es novedosa en el país. Añadieron que incluso resulta extraño que se experimente con ésta en televisión analógica, que supuestamente dejará de existir a fines de este año, cuando comience el apagón analógico y se migre a televisión digital.

De hecho, las investigaciones en el canal 11 ya se habían hecho en dos ocasiones en Quito y Guayaquil. La primera vez fue cuando Ecuador TV hizo su aparición y salió por esa frecuencia; la segunda, en el 2014, por pedido de la estación La Tele, también perteneciente al grupo de Remigio Ángel González. Es decir, supuestamente se está probando una misma tecnología por tercera vez.

¿Qué es la isofrecuencia? Es la capacidad para enviar por una misma frecuencia varias señales. Se usa por ejemplo en la televisión digital, pues con una sola antena se podrá subir todo Quito o Guayaquil. Espín lo explica así: “Con esta tecnología, lo que se logra es asignar un solo canal y se dispone de mayor capacidad en el espectro”.

Sin embargo, los técnicos consultados por Fundamedios aseguran que lo que se está haciendo con el canal 11 en Quito y Guayaquil no es isofrecuencia, sino un canal adyacente, que es otra tecnología. Tampoco se podría probar isofrecuencia en digital en el canal 11 VHF, pues la televisión digital está en la banda de UHF, desde el 19.

El Ministro también dijo que se está investigando si el emporio González tiene 17 medios de comunicación, como la investigación revela. Pero añadió que 14 de estos tienen sus frecuencias caducadas y estas saldrán al concurso público que está previsto que se convoque en los próximos días. Esta versión no ha podido ser verificada documentalmente.

De su lado, el Cordicom analiza un pronunciamiento. Esa entidad debía ser notificada por la Arcotel con la rejilla de programación para la autorización de Televicentro. Al respecto, la vocal Erika Torres señaló que no es competencia del Cordicom pronunciarse sino de Arcotel. “Ellos serán los encargados de explicar técnicamente qué pasó con esa frecuencia, sin embargo el conocimiento que nosotros tenemos es que no es una nueva designación de frecuencia”.

La Consejera no aclaró si el Cordicom conoció la programación del nuevo canal como ordenan las mismas resoluciones con las cuales se autorizó la operación de las nuevas frecuencias.

Además Torres aseguró que se debe investigar si de verdad existe “un señor al que se le denomina El Fantasma” y que el presidente del Consejo, Patricio Zambrano, se va a pronunciar sobre el caso.

180

El 1 de febrero de 2016, el empresario mexicano Ángel González, mejor conocido como ‘El Fantasma’, sumó un medio más a su emporio en Ecuador. Se trata de Televicentro que, apalancado en la marca del centenario diario El Comercio, que compró en 2015, trasmite desde ese día por canal 5 en Quito y 11 en Guayaquil. Al canal apenas le tomó seis meses para salir al aire. Nació de las empresas de RTS, otro medio de ‘El Fantasma’, que gestionaron cuatro nuevas frecuencias ante la Arcotel, la entidad reguladora del espectro.

Esas frecuencias transmiten programación regular aunque fueron solicitadas para la investigación de nuevas tecnologías, específicamente de TV digital. Fueron otorgadas temporalmente, sin concurso, en contra de lo que la Constitución y la Ley de Comunicación establecen. Justamente después de la aparición de Televicentro, el Gobierno ha anunciado que la convocatoria para la licitación de 1.069 frecuencias se hará en febrero de este año. El objetivo es «democratizar» estos espacios. Así centenares de radios y canales tramitarán sus frecuencias en plena época preelectoral. Mientras tanto, la presencia de ‘El Fantasma’ crece: con 87 frecuencias y 17 medios, es el primer oligopolio mediático privado del país.

Investigación completa.

958

¿Por qué Fundamedios participa y coordina un trabajo periodístico que convoca a cinco medios digitales y dos ONGs? ¿Por qué el interés en investigar el conglomerado mediático del empresario Ángel González? ¿Vamos a salir de nuestras tareas como una organización de la sociedad civil y nos vamos a convertir en un nuevo medio?

Descartemos lo último. Porque sucede que una de las tendencias mundiales es justamente el periodismo sin fines de lucro o impulsado por organizaciones sin fines de lucro. Dado que muchos medios están en crisis y no pueden o no quieren seguir apostando por el periodismo de largo aliento o por investigaciones que pueden durar meses sin resultados visibles, en muchos lugares, organizaciones como Fundamedios han asumido esa misión llevándolo al entorno digital y pensando siempre en el público que se merece y necesita más que nunca información de calidad.

De allí, se desprenden las otras respuestas a las preguntas que planteamos inicialmente. No solo que está en nuestra misión institucional impulsar el periodismo de calidad, sino que es nuestro deber ciudadano hacerlo. En ese camino, nos hemos encontrado con la generosidad y la mirada visionaria de los periodistas que dirigen varios de los principales medios digitales del país, que saben que el entorno para el desarrollo de los medios digitales exige dos valores centrales: innovación y cooperación. Nuestro reconocimiento explícito a 4 Pelagatos, Fundación Mil Hojas, Focus, Plan V, Rayuela Radio y Wambra Radio.

Todos, debemos congratularnos del alcance de esta confluencia de medios digitales y organizaciones para investigar y poner en escena un tema tan importante, como el que presentamos hoy: “El Fantasma se alza con el espectro”.  Con él queremos contar, de la forma más accesible posible, cómo el empresario mexicano Ángel Remigio González, conocido como “El Fantasma”, ha logrado acumular, en los últimos años, 87 frecuencias de radio y TV y 17 medios de comunicación.

Haga clic sobre la imagen para ir al especial

fantasmafdm

Al hacerlo, hemos querido ‘hincar el diente’ sobre uno de los problemas más graves que afecta a la libertad de expresión en el Ecuador: la concentración de medios. Más allá del vacío discurso oficialista sobre la “democratización” y la “repartición equitativa de frecuencias”, estamos ante un caso, en el cual claramente se ha favorecido a un grupo empresarial que opera a lo largo y ancho de todo el continente. Al punto que en algunos países se lo reconoce como el verdadero poder ante el cual se inclinan, reverentes, candidatos y presidentes.

Hay que reconocer que el tramado de empresas, funcionarios, abogados, familiares que conforman el imperio mediático de Ángel González cuenta en el Ecuador con una buena estrella que lo ha llevado a seguir acumulando medios, mientras gran parte de las empresas privadas de comunicación han sufrido los efectos de una política gubernamental de acoso y derribo. Y, en tanto, muchos de los más talentosos periodistas independientes han visto rodar sus cabezas y silenciar sus plumas en los medios tradicionales.

Ningún hecho retrata mejor esa “suerte” de ‘El Fantasma’ que las recientes concesiones de cuatro frecuencias con las cuales pudo completar un acto de magia mayor: convertir una estación televisiva en dos, pues lo que inicialmente era RTS ahora además es Televicentro. La transmutación sucedió en semanas, sin pasar por engorrosos concursos, aburridos proyectos comunicacionales y procesos de calificación que sólo rigen para los mortales que deben esperar años para que les renueven o les otorguen una frecuencia.

En cuestión de días, a veces en horas, los informes favorables pasan por los escritorios de acuciosos funcionarios de Arcotel, la agencia gubernamental creada con la Ley de Telecomunicaciones, para dar salida lo más pronto posible a los deseos de las empresas de Ángel González. ¿Qué no hay frecuencias para completar la operación al sur de Quito y en Los Ceibos de Guayaquil? No hay problema, GamaTV, canal bajo administración estatal, devuelve las frecuencias sombra que hacen falta y se atienden las exigencias. Todo esto sucede mientras la mismísima Arcotel inicia el proceso de reversión de la frecuencia de Telecuatro, RTS Guayaquil y 23 repetidoras más que estaban a su nombre. ¿Cómo no hablar de una increíble suerte cuando en pocas semanas no solo se archiva el proceso de reversión de la frecuencia de sino que además son premiados con cuatro frecuencias “temporales” más?

En el colmo de la paradoja, casi al mismo tiempo que en los televisores de los habitantes de Quito y Guayaquil aparecía el nuevo canal Televicentro, se anunciaba que en los próximos días se va a convocar a un concurso para renovar u otorgar cerca de mil frecuencias de radio y televisión en todo el país. Se trata de la operación más grande de este tipo en toda la historia de la radio y TV ecuatoriana. Pero ante lo que está sucediendo es legítimo preguntarse si, en realidad, estamos ante una nueva “feria de las frecuencias” como la que se denunció a finales del siglo pasado y fue registrada en el informe de la Comisión auditora de frecuencias.

El caso que presentamos hoy está lleno de estas pequeñas paradojas y golpes de suerte para el empresario mexicano. Esta investigación conjunta cuenta esa historia. Lo hacemos, además, con el mayor respeto por los periodistas que día a día tratan de hacer buen periodismo en los medios involucrados. Sabemos que esto, no tiene nada que ver con ellos.

Creemos desde Fundamedios que en este punto, las autoridades nos deben muchas explicaciones y una dosis mayor de transparencia para cumplir sus responsabilidades sin seguir arrojándose la pelota, como si esto se tratara de un juego escolar.