fbpx

Fundamedios

Fundamedios rechaza la aplicación de censura previa por parte de la dirigencia de la CONAIE

por | Jun 28, 2022

Durante el segundo día de Diálogo entre las autoridades de varias funciones del Estado ecuatoriano y la dirigencia de varias organizaciones indígenas y campesinas que llevan adelante las jornadas de protesta que por 17 días consecutivos ha afectado al Ecuador, se aplicó una política de marcaje, control y censura previa por parte de los manifestantes hacia medios de comunicación y periodistas de varios medios del país, tal como se describe en este mismo balance.

Fundamedios rechaza y denuncia estás prácticas que constituyen graves violaciones a los tratados internacionales de Derechos Humanos que expresamente prohíben la práctica de la censura previa. Al mismo tiempo, exigimos que las autoridades tomen el control de la situación y garanticen el trabajo de la censura sin censuras, presiones y controles incompatibles con la existencia de una sociedad democrática.

Balance de la jornada

Hasta el 28 de junio (20:00), FUNDAMEDIOS ha registrado un total de 142 agresiones, que han dejado un saldo de 159 agredidos: periodistas (86); camarógrafos (27); fotoperiodistas (9); periodistas que fueron agredidos dos veces (8); medios de comunicación (8) comunicadores (5); asistentes (4); periodistas y medios agredidos de manera general (4); páginas web (4); defensores de Derechos Humanos (4). 

Los agresores: 117 casos por manifestantes; 14 por la Fuerza Pública; 13 por desconocidos; 6 por funcionarios públicos; 4 agresores no estatales; cuatro agresiones por políticos y otra un líder indígena.

Los ataques más recurrentes han sido las Agresiones Físicas, que suman 65; 49 Amenazas;  17 casos de Discurso Estigmatizante; 10 casos de Acceso a la Información; 6 casos de Restricción en el Espacio Digital; 5 casos de Robos de Equipos; 4 Detenciones; 2 Destrucciones de Equipos; y un Marco Jurídico Contrario a Estándares. 

Estos ataques se registraron en: Pichincha, Guayas, Cotopaxi, Bolívar, Pastaza, Imbabura, Morona Santiago, Napo, Chimborazo y Zamora Chinchipe.

Los casos 

Los periodistas que estuvieron presentes en las afueras del Colegio Matovelle, centro de Quito, se quejaron de falta de acceso a la información y de discriminación por parte de los dirigentes indígenas, en el momento de seleccionar los medios de comunicación que podrían ingresar o no a cubrir este evento.

La periodista de El Universo Sugey Hajjar comentó en Twitter que el movimiento indígena “condiciona que sólo la prensa internacional puede entrar al diálogo que mantiene en estos momentos el movimiento indígena y los poderes del Estado. Luego, que unos pocos para ver si dicen la verdad”.

Del mismo modo la periodista de Primicias, Adriana Noboa dijo en su Twitter que la Conaie se queja de falta de cobertura, pero limita el acceso a la cita con el gobierno y quita los equipos de quienes están adentro: “Todo a dedo, obviamente. Al final hacen lo mismo de lo que se quejan y su discurso incita a que nos sigan agrediendo en las calles…” Otros periodistas como Carlos Rojas de Ecuavisa también alertaron el impedimento del ingreso de los equipos de prensa del canal. 

En el sector de La Basílica el ambiente fue adverso para la prensa. El portal Ecuador Chequea informó que los indígenas amazónicos gritaban: «Fuera, prensa corrupta», y que  incluso mencionan a algunos medios de comunicación en particular.

En ese mismo sitio recibieron agresiones verbales la periodista del canal RTU Lucía Clavijo y el camarógrafo Xavier Bravo. La periodista contó a Fundamedios que recibieron insultos pues pretendieron ingresar al diálogo: “nos cerraron las puertas, no nos dejaron ingresar y nos empezaron a lanzar cosas”, relató.

Si durante el primer día hubo alertas por la exclusión en el ingreso de ciertos medios y por cánticos contra la prensa, este día no fue la excepción y llegaron al punto de intentar borrar el material periodístico grabado. 

Danilo Castro, periodista La Posta y el community manager Luis Miguel Chávez fueron abordados en dos ocasiones por miembros de comunicación de la Conaie, que estaban pendientes de los contenidos que publicaba el portal. En la primera ocasión, les pidieron que se diera de baja unos mensajes que mencionaban que un grupo de dirigentes se reunió sin la presencia del presidente de la Conaie, Leonidas Iza. 

Felipe Vargas, periodista de UDLA Channel, también fue agredido durante la jornada en el Colegio Matovelle. Contó que hubo un momento en el que quería ingresar y la gente reaccionó de una manera violenta. 

El equipo periodístico de Diario Expreso también fue expulsado. El fotógrafo y un redactor (nombres protegidos) habían pasado todo el día ahí cubriendo la reunión de la Basílica, pero fueron expulsados por miembros de las organizaciones indígenas. 

El periodista Alexander del Hierro, el camarógrafo Gonzalo Ruiz y el asistente Eduardo Mendoza fueron agredidos en los exteriores de la Universidad Central, en Quito, por un grupo de manifestantes, mientras realizaban una cobertura para un medio de comunicación chileno (el periodista solicitó no poner el nombre del medio).

En Ambato, Ramiro Vela, periodista de Radio Alegría y Radio Caracol, recibió una amenaza a través de una llamada en la cual le advertían que no se “meta donde no debe”, a propósito de comentarios realizados por las manifestaciones. También alertó que su cuenta de Facebook fue hackeada y que ha recibido amenazas de agresiones de comuneros que lo tienen identificado. 

En Tungurahua, un equipo periodístico de La Hora Tungurahua (periodista y camarógrafo con nombre protegido) que cubría la apertura de vías en la Panamericana Norte, en Ambato, fue agredido. En el sector del Parque Industrial se registró un enfrentamiento entre manifestantes y la Policía Nacional, momento en el que un sujeto desconocido agredió al camarógrafo del Diario, empujándolo por la espalda, mientras otro ciudadano le dio un golpe al equipo para bajar la cámara, obligándolos, bajo amenazas, a parar la transmisión en vivo que realizaban en ese momento. Mientras, en Guaranda, el periodista de TV 7 Guaranda, Hugo Urbina, fue amenazado mientras realizaba una cobertura en el Parque Guanujo. 

En la Amazonía fue agredido el periodista Marlon Torres, de la página Marlon Digital, de  Shushufindi. Contó a Fundamedios que en horas de la mañana reporteaba sobre el cobro de USD 2 para que las motos pudieran transitar. A la salida de Shushufindi, rumbo a la Refinería Amazonas, un dirigente barrial se acercó de manera violenta y le empujó. El cubo del micrófono le partió el labio y ha recibido la amenaza de que no vaya al sitio porque le “van a masacrar”. Torres contó que el agresor, Luis Hernán Muepaz Chamba, le ha llamado a pedirle disculpas.  

Cristhian Bahamonde, exfuncionario de la Defensoría del Pueblo, publicó un video del periodista Alfonso Espinosa de los Monteros: en un primer episodio, hablando a favor de las protestas ciudadanas durante la denominada ‘Revolución de los Forajidos’, en abril del 2005, cuando fue destituido Luicio Gutiérrez; y en otro, habla de convulsión y violencia en las protestas actuales.  

Mientras la periodista del canal Ecuavisa Karla Delgado realizaba un informe en vivo sobre el paro nacional, en la Plaza Grande, en el centro histórico de Quito, un grupo de personas empezó a gritar: “Fuera la prensa corrupta”, “Fuera, Lasso, fuera”, “queremos que digan la verdad”, “di la verdad”, entre otras frases.

La Prefectura de Chimborazo emitió un boletín de prensa en el que calificó de «irresponsable (…) Con información imprecisa y sin contrastar» la publicación de “un medio digital” sobre el corredor humanitario para Cotopaxi, Chimborazo, Tungurahua, Bolívar y los Ríos, los medIos que se hicieron eco de esa información fueron El Diario de Riobamba’ y ‘Diario La Prensa de Riobamba.

El expresidente Rafael Correa, sentenciado por corrupción y prófugo de la justicia, ​​arremetió desde su cuenta de Twitter contra la periodista Sara España, editora general de diario Expreso. A través del mensaje, el ex presidente señaló que la «corresponsal» de El País en Ecuador, es directora de Expreso: “uno de los diarios ecuatorianos más corruptos y «anticorreísta».

La periodista del medio digital Primicias, Estefania Celi contó en Twitter que al salir de la zona de conflicto de la cobertura: “nuestro carro se encontró con un alambre templado entre dos árboles en Bogotá y América. Por suerte, segundos antes, un motociclista lo vio y paró. Nuestro carro lo golpeó y no pasó nada más grave”. 

El periodista de Ecuavisa y Fm Mundo Hernán Higuera y sus camarógrafos, Antonio Narváez y Fernando Tixi, fueron agredidos mientras realizaban la cobertura de las manifestaciones en los exteriores de la Casa de la Cultura en Quito.  Un video publicado por FM Mundo revela cómo el equipo periodístico fue rodeado por una grupo de manifestantes que empezaron a gritarles:  “prensa corrupta”, “prensa mentirosa”, “sinverguenzas”, “anda a estudiar cojudo”, “vendidos al gobierno”, “cuánto te pagaron para que mientas”. Los manifestantes los rodearon e intimidaron al periodista quien tuvo que retirarse del sitio entre gritos e insultos.

El periodista Eduardo Verdezoto, del medio digital Box FM Patate, fue agredido por parte del concejal Medardo Chiliquinga, quien le intimidó y le obligó a cortar la transmisión en vivo que en ese momento realizaba de la protesta en la localidad de Sucre. 

En otro caso, se conoció de la agresión por parte de la fuerza pública en contra de las comunicadoras comunitarias Rocío Gómez y Patricia Yallico, ocurridas el 23 y el 24 de junio, respectivamente. En un video difundido por Yallico, la comunicadora informa que estaba transmitiendo la acción policial a la altura de las avenidas 12 de Octubre y Patria, en los alrededores del Ágora de la Casa de la Cultura, cuando elementos de la Policía se le acercaron de manera violenta y, a pesar de identificarse como comunicadora, le arrebataron el teléfono, por lo que no pudo seguir con la transmisión.

La periodista Verónica Rivadeneira, comunicó que el 21 de junio, a la altura de las avenidas Patria y 6 de Diciembre, zona de concentración de la protesta, mientras grababa un informe para un medio internacional, se le acercaron varios manifestantes, les insultaron y uno de ellos les dijo que no podían grabar. 

Además, Apawki Castro, relacionador público de la Conaie y parte del círculo cercano a Leonidas Iza, aseguró que su cuenta de Twitter y su correo electrónico fueron hackeados. Mensajes incluidos en esas plataformas detallan el presupuesto presuntamente pedido a la prefecta de Pichincha, Paola Pabón, por varios líderes comuneros, para poder movilizarse a Quito. “Bien como cuida a Quito la prefecta @PaolaPabonC con la plata de Pichincha.

Tras la publicación, la cuenta oficial de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) aseguró que los medios: La Posta, El Universo, La Hora difundieron información falsa y que los periodistas Luis Eduardo Vivanco y Andersson Boscán han replicado este mensaje y los tildaron como “personajes que ya han protagonizado penosos escándalos de racismo y difamación”.  Luego, desde la cuenta de Twitter etiquetaron a cada uno de los medios y periodistas y nuevamente señalaron que mienten.

gracias @LeonidasIzaSal1 y @ApawkiCastro”, consta en el tuit que Castro ha afirmado que fue hackeado. El activista indígena aseguró que los hackeos se dieron desde las 02:40 de hoy y que lo que se subió a la red desde esa hora no es de su autoría. Agregó que en algunos casos son montajes, información falsa. 

Mediante la red social Twitter, el parlamentario andino correísta Virgilio Hernández atacó al periodista fundador del medio digital La Posta, Luis Eduardo Vivanco. «Aparte te dices periodista y no contrastas, miserable! Todas son infamias, te invito a ti y ven con el perito informático que quieras para revisar el correo y comprobar tus mentiras!». Esto luego de la difusión, por parte de Vivanco de mensajes de correo electrónico sobre el financiamiento para las movilizaciones. El propietario del mail aseguró  que su cuenta fue hackeada.

Hasta el momento en que se emite esta alerta, Fundamedios registra 122 agresiones contra la prensa en el contexto de la movilización indígena nacional convocada por la Conaie. Han sido afectados 70 periodistas, 20 camarógrafos, 6 fotoperiodistas, 8 comunicadores, 4 defensores de Derechos Humanos,4 páginas web, 3 asistentes, 3 medios en general, entre otros. 

La periodista Isabela Ponce y la camarógrafa Nicole Moscoso, fueron agredidas en dos ocasiones: Dos hombres se les acorralaron para exigirles no grabar y borrar las fotos y videos que hacían. 

En los exteriores de la Casa de la Cultura la periodista de Ecuavisa Andrea Báez y el camarógrafo Antonio Narváez fueron amenazados por dos sujetos, uno con un palo en las manos se acercó para reclamarles y exigirles que transmitan en vivo que no tenían comida que transmitan.

La periodista de diario La Hora, Arahí Vega fue agredida mientras realizaba la cobertura de la marcha en la avenida 12 de Octubre, frente a la Universidad Católica, en Quito: un sujeto la tomó por la cintura y la detuvo, junto con dos hombres más le preguntaron por qué estaba grabando con el celular, que si es prensa nacional le quitaban el teléfono, Vega tuvo que negar que es periodista.

En días pasados, en Guayaquil también se registraron agresiones contra una periodista y fotoreportero de diario Expreso, que nos pidieron reserva de identidad. Los reporteros fueron amenazados por una turba de manifestantes durante la cobertura de una marcha.

El periodista de la Revista Rupturas, Lenin Salas, fue agredido en medio de una transmisión en vivo que realizaba en el sector de El Arbolito, a la altura de la Av. 10 de Agosto.  

La periodista de Teleamazonas Karen Haro y el camarógrafo Xavier Arguello fueron  agredidos verbalmente y amenazados por un grupo de manifestantes en la afueras de la Contraloría. Al camarógrafo le pegaron con un cabresto. Ante la violencia de los manifestantes, el equipo periodístico tuvo que huir del lugar.

Valeria Rosales, de RTU. Ella se encontraba transmitiendo en vivo desde los exteriores de la Casa de la Cultura, cuando manifestantes le empezaron a gritar que no grabara. En esa cobertura también fueron agredidos los camarógrafos Esteban Ruiz y Steven Chisag

Otra de las agresiones contra mujeres periodistas se produjo en el espacio digital. La cuenta de Twitter de la periodista Janet Hinostroza fue suspendida. 

Varios equipos completos de prensa han sufrido agresiones durante la cobertura en distintos puntos de la capital. En el caso de Diario Expreso Quito, los cinco redactores y tres fotógrafos que comprenden el equipo total del trabajo, han sido increpados por los manifestantes: no les han permitido el paso, les han pedido dinero para dejar pasar los vehículos y han amedrentado a los periodistas, principalmente en las noches.

Marieta Campaña, periodista del diario Expreso, se quedó atrapada en medio de los manifestantes, quienes llevaban gran cantidad de voladores y drones para seguir los pasos de la Policía: “Unos dos empezaron a romper algo en una casa. Yo les grababa. Uno se dio cuenta y llamó a los otros, que vinieron agresivos, con amenazas, a decirme infiltrada, sapa. Me querían quitar el teléfono”, al final pudo retirarse del sitio.

La periodista Adriana Bermeo y los camarógrafos Manuel Villagómez y Santiago Gil de UCSG Televisión fueron acorralados por unas 30 personas durante una cobertura en los exteriores de la Casa de la Cultura, en Quito, informó el periodista José Daniel Acosta. Los manifestantes empezaron a gritar y agredir verbalmente al equipo periodístico. Ante los ataques, se alejaron del sitio mientras les lanzaban cosas y les insultaban. Posteriormente, a la periodista le robaron el celular y los camarógrafos fueron golpeados con palos.

En Quito, el periodista de Plan V, Manuel Novik, fue censurado durante una cobertura en el Centro de la ciudad, uno de los integrantes del anillo de seguridad del presidente de la Conaie, Leonidas Iza, impidió que el periodista realice la cobertura y le bajó de un manotazo el celular.

Otras agresiones se registraron en el redondel de la parroquia San Antonio de Pichincha, al norte. En este sitio, los manifestantes no quisieron dar declaraciones a los medios de comunicación y amenazaron con agredir con golpes, palos o piedras a los equipos de prensa que intentan hacer tomas en el sitio, esto les sucedió al periodista del portal de verificación Ecuador Chequea, Pablo Terán y a Belén Merizalde de la cadena televisa Teleamazonas.

En otro punto de la ciudad, en el Parque El Arbolito, la periodista de El Universo Vanessa Silva y el fotoperiodista Carlos Granja fueron amenazados por un manifestante y Granja recibió un golpe en la pierna con un cabresto.

En la provincia de Zamora Chinchipe, el periodista Nelson Cajas del medio digital Masharos News fue agredido por uno de los manifestantes cuando hacía una cobertura desde la vía a Yantzaza, en el sector de La Saquea.

El periodista Paúl Coello, del canal Teleamazonas, junto con el camarógrafo David de la Torre recibieron amenazas mientras realizaban tomas sobre las manifestaciones que se estaban desarrollando en Calderón, en el norte de Quito. 

El equipo de Comunicación de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), fue agredido durante la detención de su líder, Leonidas Iza, en Cotopaxi. Horas después, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae), filial de la Conaie en la Región Oriental, denunció a través de Twitter intentos de hackeo a las páginas oficiales de Comunicación de la Confeniae.

El periodista de Ecuavisa Patricio Viera y el camarógrafo Carlos Córdoba fueron agredidos con golpes por un grupo de comuneros, en las afueras del Complejo Judicial en Latacunga, quienes le preguntaron: ¿Dónde está Leonidas Iza?

Los periodistas Danilo Villarroel (Diario de Riobamba), Bladimir Guarnizo y Javier Lumbi —de la provincia ecuatoriana de Bolívar— fueron atacados por un grupo de comuneros. Cuando se dirigían hacia Guaranda, la capital provincial, fueron emboscados por un grupo de manifestantes en el ingreso a Santa Fe.

Los periodistas Luis Chiluisa y Vinicio Chiluisa, del medio digital Cordillera, de Latacunga, fueron agredidos por un grupo de militares y policías mientras intentaban realizar una cobertura sobre los enfrentamientos frente a la cárcel regional de esa ciudad. 

Los periodistas Juan Carlos Sola y Brayan Borja, del medio digital La Voz Ciudadana EC, fueron agredidos por un grupo de manifestantes en Guaranda. Ellos les propinaron golpes y palazos mientras les reclamaban por estar grabando.

Desde la cuenta de Twitter del secretario de Inteligencia, Fausto Cobo, se lanzó un trino con un mensaje xenofóbico en contra del periodista Andersson Boscán, cofundador de La Posta.  El periodista había lanzado un tuit con el mensaje: “Háganle prueba de Covid al Gobierno entero. No huele el golpe”. Minutos más tarde, desde la cuenta del Secretario de Inteligencia se respondió con la frase: “Venezolano HP”.

Tres comunicadores comunitarios fueron detenidos por la Policía Nacional, en diferentes circunstancias. Luis David Toctaguano Pilatuña, comunicador del programa Frecuencia Subversa, y colaborador de Indymedia fue apresado por la Policía Nacional en Quito, luego de realizar una cobertura de la marcha. Los otros casos fueron en Latacunga: el comunicador comunitario del Movimiento Indígena de Cotopaxi, José Julián Ayala Cocha —del pueblo panzaleo— fue detenido mientras cubría las protestas. En ese mismo sitio fue detenido Efraín Alajo, del grupo de relaciones públicas de esa organización. 

La periodista de Wambra y becaria de Fundamedios en el Tech Camp 2022, Mishell Mantuano, fue una de las víctimas colaterales de los enfrentamientos producidos en la Plaza de Santo Domingo, centro de Quito. 

El estudiante de periodismo de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil y reportero del portal Rostros Ec, Gianny Gallardo, fue intimidado por un grupo de agentes del metropolitanos de Guayaquil, mientras intentaba registrar la llegada de volquetas en Acuarela del Río, sitio donde se concentró maquinaria del Municipio, como estrategia de la Alcaldía para impedir el ingreso de manifestantes a esa ciudad.

El corresponsal de Ecuavisa en Imbabura, Christian Tinajero, recibió amenazas por parte de un grupo de comuneros, descontentos con la información publicada por el reportero, durante un reportaje en el que informó sobre la llegada de los indígenas a Ibarra.

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, firmó un decreto que declara el Estado de Excepción en tres provincias del país: Pichincha, Imbabura y Cotopaxi. El artículo 9 de este decreto restringe la libertad de información. Textualmente, se lee: “Esta limitación consistirá en el establecimiento de restricciones y/o suspensiones; o, en su defecto, el establecimiento de restricciones de calidad, de los servicios de telecomunicaciones fijas, móviles y de internet”. Horas después el artículo completo fue borrado. 

En Quito hubo tres ataques contra periodistas que intentaban dar cobertura a las manifestaciones por el paro nacional. Las dos primeras agresiones ocurrieron en el valle de Tumbaco. Los periodistas Ángel Mediavilla y Andrea Mediavilla, del medio digital Tumbaco Informado, fueron desalojados del puente Juan Larrea, en la Ruta Viva, desde donde estaban realizando un Informe en vivo sobre la denominada ‘Marcha por la paz’. La otra agresión ocurrió en la Autopista General Rumiñahui. En ese punto el periodista Josué Mendoza, de Oromar TV, fue víctima, por dos ocasiones, de ataques. Los manifestantes empezaron a lanzar piedras.

En la provincia amazónica de Pastaza se registraron tres amenazas y agresiones en contra de periodistas por parte de manifestantes, con un denominador común: el uso de lanzas.  Washington Chamorro, de Amazonía Activa, fue atacado con una lanza por dos ocasiones. El del corresponsal de RTS y TVC Edwin Fernández fue amenazado: “Nada de fotos, nada de filmaciones y lárgate; si no, vas a ver lo que te pasa». Carlos Padilla, de Radio Puyo fue perseguido por un grupo de ciudadanos que portaban lanzas y le pidieron la memoria de la cámara, para que no haya registro. 

El comunicador comunitario de la Red Kapari y reportero gráfico del pueblo Saraguro, Carlos Sarango, fue impactado por un perdigón mientras realizaba una cobertura en la Plaza de Sto. Domingo, anoche en Quito.

Las plataformas de opinión e información política identificadas con el correísmo Hoja de Ruta, Radio La Calle y Hablando Claro han sufrido problemas técnicos  en sus redes sociales y páginas web. Los administradores denuncian que sucedieron en el contexto del paro nacional.

En el marco del paro nacional, figuras fuertes del correísmo han empezado a atacar a medios de comunicación y periodistas. El expresidente Rafael Correa,  citó un tuit con un fragmento de una entrevista realizada por Lenin Artieda en Ecuavisa al presidente de la Conaie, Leonidas Iza. En el fragmento, Artieda cuestiona a Iza sobre la denuncia de la Confederación de Nacionalidades del incremento del precio de los productos.

La comunicadora de Radio Armónica y de ADN Noticias Elena Rodríquez asegura que sufrió asfixia por gases lacrimógenos lanzados por la Policía; según su testimonio, esto se dio durante la cobertura de las manifestaciones de la semana pasada, en la Plaza de Santo Domingo, en Quito.

En San Miguel del Común, en la Panamericana Norte, en Quito, un ciudadano amenazó a la periodista Andrea Báez, de Ecuavisa, y agredió con piedrazos a un equipo periodístico de Teleamazonas, compuesto por la periodista Nathalie Jménez, el camarógrafo Marco Paspuel y el asistente Eduardo Paredes. 

En los alrededores de la Universidad Salesiana, la periodista de La Hora Arahí Vega fue amenazada por un grupo de manifestantes con “darle con un palo si grababa”. 

El periodista de Ecuavisa Diego Cuenca fue amenazado con látigos y obligado a retirarse de una cobertura mientras que el camarógrafo Javier Ruiz  y el asistente Jorge Peñafiel fueron atacados a latigazos en los hombros, espalda y brazos por parte de los manifestantes. Ocurrió en el cantón El Triunfo (Guayas), mientras se dirigían a cubrir la movilización indígena en el redondel de Huigra.

La periodista Evelyn Cuenca, de Diario La Prensa de Chimborazo, recibió varios latigazos mientras realizaba una cobertura en el centro de Riobamba; mientras, en Ibarra, el periodista Santiago Ponce, de Diario El Norte, fue intimidado y agredido.

En Guayaquil —el puerto principal de Ecuador— la mayor cantidad de agresiones se concentraron en el mercado de transferencia de víveres de Montebello, al costado de la Vía Perimetral. En ese sitio el camarógrafo de TC Televisión Christian Estacio fue retenido esta madrugada durante 40 minutos.

La periodista de Teleamazonas Vanessa Robles y el camarógrafo Rodolfo Soto fueron agredidos por un grupo de manifestantes que les lanzaron legumbres, piedras y todo lo que tenían a la mano. Incluso, al camarógrafo le lanzaron morocho caliente. En ese mismo punto, el periodista Jorge Salazar, de RTS, estaba informando sobre el ingreso de los comerciantes minoristas; de repente llegó un grupo de personas corriendo y empezaron a gritar “prensa corrupta” y a decirles que se fueran. “De retorno, se acercó un ciudadano, me lanzó un puñetazo, pero logré esquivar e incluso otro amenazó con una piedra”.  La periodista Karla Santana y el camarógrafo William Contreras, de TC televisión, también fueron sacados del sitio a empujones y amenazas por realizar la cobertura. Asimismo, a un fotógrafo de El Universo le amenazaron con un cuchillo y le obligaron a borrar las fotos que había registrado a las afueras del Mercado. Otro de los periodistas agredidos fue Walter Gomez de Radio Sucre quien fue agredido física y verbalmente durante su cobertura.

En otro punto de Guayaquil, el periodista Charlie Piza y el camarógrafo Hilario VeraPfueron agredidos a empujones y botellazos.

 Los periodistas Xavier Lizano, Mónica Zamora y Guido Briccio, del informativo Al Día, fueron flagelados por una de las manifestantes que llegó con un látigo y les golpeó la cabeza.

En Quito los periodistas de Primicias Adriana Noboa, Mario Alexis González, Jhonatan Machado y el fotoperiodista Israel Mora fueron interceptados por un grupo de delincuentes que se llevaron una cámara, cuatro teléfonos celulares, un micrófono y dos mochilas con cosas personales, como billeteras. El periodista Hugo Constante de Ecuador Chequea también fue asaltado luego de una cobertura. 

Un equipo periodístico de Teleamazonas fue agredido en El Ejido: el periodista Carlos Socoto; el camarógrafo Édison Chocó  y el asistente Daniel Llerena fueron abordados por una turba de manifestantes. Empezaron a recibir insultos, amenazas con armas blancas: “Nos empezaron a pegar y golpear con palos, a lanzarnos piedras; una de las piedras me llegó en la cabeza, al camarógrafo le pegaron patadas y al asistente le lanzaron piedras y palos, hasta se quedó cojeando”.

Byron Castillo, reportero de Diario Extra, sufrió una agresión y un intento de robo mientras cubría las manifestaciones cerca del puente de El Guambra.

Por la tarde, el medio comunitario @wambraEc informó que el fotógrafo y reportero Andrés León fue impactado por una bomba lacrimógena en el pie y que, al momento, recibe asistencia.

Los trabajadores del Departamento de Comunicación del Municipio de Morona,  Danny Peñaranda y Ramiro Lemaico fueron fuertemente agredidos por un grupo de ciudadanos que les pegaron con la lanza y les lanzaron agua y empujaron.

La periodista Mishell Garzón y el camarógrafo Víctor Criollo de AllyTV, canal 34, de Napo fueron agredidos, empujados e impedidos de realizar la cobertura en vivo.

Finalmente la Radio Excelencia, 94.7 de La Maná sufrió un atentado y su torre repetidora sufrió daños.

Te puede interesar:

· Parte de la Sierra ecuatoriana se quedó sin señal de radio y televisión por la toma de antenas repetidoras

 

LO MÁS RECIENTE

Funcionario designado en polémico proceso amenaza a columnista

Ecuador, 14 de agosto de 2022· Raúl González Carrión recién posesionado como Superintendente de Bancos dentro de un polémico proceso amenazó pidiendo que “Fiscalía actúe” ante la opinión vertida en redes sociales por el economista Alberto Acosta Burneo, editor del...

SUSCRÍBETE AHORA

Manténgase actualizado con nuestro boletín semanal.

EN TIEMPO REAL